El nuevo Qualcomm Snapdragon 820 no supera en puntuación al Apple A9 (detallando y desmintiendo)

Apple A9

Apple A9

Se ha filtrado un gráfico mostrando los resultados en el conocido benchmark GFXBench de un dispositivo misterioso montando el chip de nueva generación de Qualcomm, el Snapdragon 820, la última generación de la popular compañía de procesadores móviles y la sucesión del calentado 810.

En dicho gráfico el misterioso dispositivo cuenta con unas especificaciones muy interesantes, sin embargo pese a ello es incapaz de superar la puntuación del Apple A9 (chip que montan los últimos iPhone 6s y 6s Plus), algo que ha decepcionado bastante a los fans de la compañía que esperaban al nuevo chip en lo alto del ranking, pero hay mucho más…

Y es que los dispositivos comparados son los siguientes; por un lado tenemos al misterioso dispositivo con el Snapdragon 820 montando 4GB de RAM, Android 6 Marshmallow y una pantalla de 6’2 pulgadas con resolución 2560 x 1600 (2K), por otro lado tenemos al iPhone 6s Plus con el chip A9, 2GB de RAM y una pantalla de 5’5 pulgadas con resolución 1920 x 1080 FullHD.

GFXBench

GFXBench

Para quienes no lo sepan, GFXBench es una aplicación de benchmarking que se centra en el rendimiento gráfico, y es en este detalle donde reside la controversia del asunto, el chip A9 y el Snapdragon 820 son chips de última generación con un rendimiento muy parecido y una tecnología tras ellos asombrosa, pero el problema viene cuando queremos puntuar a estos chips, ¿como debemos hacerlo? ¿En hipotética igualdad de condiciones o basándose en su rendimiento en la vida real?

Este gráfico pues viene a interpretarse de dos formas, y os la explicaremos a continuación, llamaremos a los dispositivos “Dispositivo X” con el Snapdragon 820 y “iPhone 6s Plus” al iPhone 6s Plus con el chip A9.

En igualdad de condiciones

Para empezar miraremos el caso de que ambos dispositivos jugaran en el mismo partido, y es que “no se puede” comparar el rendimiento gráfico de dos chips si a uno le haces renderizar a una resolución de 2560 x 1600 y a otro a 1920 x 1080, obviamente el segundo (en este caso el A9) va a rendir mejor ya que debe mover menos pixeles y esto requiere menos esfuerzo, aquí pues es donde hay que fijarse en los llamados tests “Offscreen”, como podéis ver en el gráfico en estos tests el rendimiento del Snapdragon 820 supera ligeramente al rendimiento del chip A9, esto es porque este tipo de tests son realizados directamente sobre el procesador, omiten la pantalla, no muestran al usuario el resultado en tiempo real, y son hechos en una resolución base FullHD (1080p), algo que libera bastante la carga sobre el procesador.

Aquí es cuando os mareo con otro dato, y es que hay un pequeño truco con el iPhone 6s Plus, un pequeño truco que explica porque la resolución del test normal y el Offscreen no obtienen la misma puntuación, y es que como algunos ya sabréis el iPhone 6 Plus y 6s Plus no renderizan la interfaz a FullHD, sino que lo hacen a 2208 x 1920, es decir, se acerca (pero no llega) a la resolución del Dispositivo X, esto hace que el test Offscreen (que sí es realizado a FullHD en ambos dispositivos) sea más fiel y posea una puntuación mayor, ¿como quedan las cosas pues?

Muy sencillo, basándonos en el resultado Offscreen podemos comprobar que efectivamente el chip de Qualcomm, el 820 (y su GPU Adreno 530) es ligeramente más potente que el A9 (con su PowerVR GT7600) cuando la resolución es la misma, en esta situación FullHD.

Rendimiento en la vida real

Está muy bien equiparar condiciones y valorar entonces, pero ¿que culpa tiene el chip de que las condiciones a las que es sometido no sean iguales que las de otro? Si bien es cierto que en igualdad de condiciones el chip Snapdragon 820 saca una puntuación mejor que el Apple A9, esto no es lo que sucede en la vida real, y es que para la vida real hay que comprobar los test normales (Onscreen), tests que tienen en cuenta la resolución de la pantalla o la que dicta la GPU y renderizan en tiempo real mostrando un resultado, ya que al fin y al cabo es lo que va a hacer el usuario, abrir videojuegos e interactuar con ellos en tiempo real, y ahí es donde el iPhone 6s Plus saca músculo, renderizando a una resolución sobreescalada de 2208 x 1920 y mostrando el resultado en una pantalla FullHD consigue un rendimiento ligeramente mejor que el Snapdragon 820 consumiendo menos energía (al requerir menos esfuerzo) y proporcionando un rendimiento más beneficioso para el usuario.

Por lo tanto, la culpa de que la puntuación del Snapdragon 820 sea inferior a la del Apple A9 no es de Qualcomm, que ha hecho un maravilloso trabajo este año, sino de los fabricantes que deciden montar paneles con más y más resolución exigiendo más trabajo al procesador y empeorando en algunos casos la experiencia de usuario, ya que los que posean un iPhone 6s Plus podrán corroborar que no tienen queja alguna de su pantalla, ya que se ve a las mil maravillas y además el dispositivo rinde a la par con ella.

Conclusiones

Snapdragon 820

Snapdragon 810 vs 820

Ahora que hemos detallado como interpretar estos gráficos y que conclusiones sacar de ellos quiero hacer especial mención al espléndido trabajo de Qualcomm con su nuevo chip 820, el cual a día de hoy solo monta el Dispositivo X (desconocido), sin embargo se espera que Xiaomi lo incluya en su próximo buque insignia, el Mi5, que será presentado en el MWC de este año (al que asistiremos y vosotros asistiréis con nosotros :P) el día 24, también se habla acerca de si Samsung hará uso de este en su Galaxy S7 o apostará por chips propios como hizo el año pasado para evitar vérselas con el caluroso Snapdragon 810.

El nuevo Snapdragon 820 posee una nueva arquitectura Kryo propia de la casa, una GPU de la nueva serie 500 con muchas mejoras internas y nuevas compatibilidades (capaz de mover resoluciones 4K sin problema), tecnologías nuevas como el LTE-U (que permite hacer uso de las bandas LTE no licenciadas obteniendo mejor rendimiento de ellas y evitando saturaciones) e incluso compatibilidad con el nuevo estándar Wi-Fi apenas implementado 802.11ad de 60GHz.

Por si todo lo anteriormente mencionado fuera poco, Qualcomm ha hecho algo que personalmente aplaudo, y es que se ha repensado su estrategia y ha preferido seguir un poco el camino de Apple, pero sin abandonar su personalidad propia, ya no disponemos de un dispositivo Octa-Core, esta nueva moda de poner núcleos de procesamiento por doquier, sino que disponemos de un Quad-Core, OJO, con 2 núcleos de bajo consumo y 2 núcleos de alto rendimiento que se irán turnando según las necesidades del dispositivo, es decir, que en la vida real tendremos un Dual-Core que utilizará un grupo u otro según así lo necesite, ahorrando batería en momentos de poca o nula actividad y proporcionando un rendimiento sobresaliente cuando se requiera.

Esto es importante ya que Qualcomm ha conseguido mejorar el rendimiento frente a su anterior chip 810 reduciendo el consumo energético y aumentando la eficiencia de este, también ha aumentado el rendimiento y conseguido reducir el efecto Joule (menos energía es desperdiciada en forma de calor).

Por nuestra parte solo podemos esperar a que este chip salga a la luz en las entrañas de dispositivos Android tope de gama en este 2016, que según parece viene a marcar historia en la tecnología móvil, la realidad virtual y el internet de las cosas.



Juan Colilla

Soy un chico de 20 años, me encanta el mundo Apple, la ciencia, el espacio y los videojuegos, ocasionalmente veo animes y tengo cierta atracción por la cultura japonesa. Me encanta aprender siempre y cuando sea sobre temas que me gusten o importen. Soy un aficionado a los drones y me encantan los temas de automatización y/o domótica y inteligencia artificial.

7 comentarios

  1.   anonimous dijo

    Es cuanto menos interesante leer tu artículo, nose donde se podria encontrar un artículo que datalle tanto esta comparación que no fuera aqui en AI con Juan, joder el otro dia te vi en un podcast hablando de algo similar, me hace pensar que has estudiado o trabajado sobre algo similar a procesadores porque yo no podria recordar tantos datos, nombres tecnicos y resoluciones solo porque me guste Apple, o eso o tienes fuentes muy buenas y técnicas, que no nos quieres desvelar ¬¬.

    Buen artículo!

    1.    Juan Colilla dijo

      jajaja muchísimas gracias por tu comentario, lo cierto (por desgracia) es que aún no he estudiado nada sobre esto, AÚN ;), es todo afición y amor por la ciencia y la tecnología, y es un placer para mi compartirlo con vosotros y ver que os gusta.

      De verdad, muchas gracias por el comentario ^^

  2.   Eximorph dijo

    Para comenzar y como has dicho gfxbench es una benchmark de graficos por lo tanto lo que esta en funcion en ese momento es la gpu y no el cpu. Si hay que admitir que la gpu en iphone hace un buen trabajo. Pero como tu has dicho la adreno 530 tiene q mover mas pixeles lo cual en efecto afecta la potencia de la gpu ejemplo claro es la nvidia tv shield a full hd y la pixel de google a 2k. Ahora si hablamos de chip a9 y el snapdragon 820 tendrias q utilizar geekbech 3 para poder medir la potencia del a9 y el snapdragon 820.

    1.    Juan Colilla dijo

      Hablamos de SoC (System on Chip), estos incluyen CPU y GPU, y el SoC recibe el nombre de A9 o Snapdragon 820, sin embargo es cierto lo que dices acerca de GFXBench y el test sobre la GPU (donde la CPU también influye, pero no en la medida que desearíamos), por desgracia la información con la que contamos es información filtrada, y actualmente (a día de hoy, 18 de febrero de 2016) no hay ningún dispositivo en el mercado que monte el Snapdragon 820, por lo tanto no podemos realizar ningún test por nuestra propia cuenta.

      ¡Un saludo!

  3.   Benito Camelas dijo

    Puff revisa este artículo que está lleno de insensateces. Empezamos por eso del truco del iphone que supongo que te refieres a la diferencia de fps entre el offscreen y la real,también a 1080p pero ya no sé si sobrescalada o qué. pese a ser ambas 1080p es debida a que la velocidad de refresco de la pantalla del iphone es 60Hz(que limita 60fps) por eso no llega a los 80,3 teóricos(offscreen) y ese 0,7 de hasta los 60 es normal porque habrá en los tests algún pico que baje de la velocidad máxima de actualización de pantalla y no cuenta cuando podría renderizar más.
    Luego te has liado con las resoluciones, el sobrescalado, etc. Ya eso lo miras bien, que supongo que verás los errores.
    No hay manera de analizar esos datos concluyendo que el iphone es más rápido en esos test y que conste que me da igual cual sea mejor. Me encanta el rendimiento mononucleo del iphone ya que para la emulación, que es lo que me interesa, suele ser lo más importante.
    Y ya no he leído más porque está demasiado mal. Que vaya bien

    1.    Juan Colilla dijo

      Hola Benito, he revisado por si acaso y “lamento” comunicarte que todas las resoluciones que he escrito están correctamente, también debo decir que la frecuencia de refresco de la pantalla del iPhone no está especificada, y aunque así fuera esta no limita los fps a los que la GPU puede ejecutar una tarea, por lo tanto la pantalla y su frecuencia de refresco son absolutamente irrelevantes en un benchmark, únicamente la resolución a la que la GPU ejecuta las tareas es relevante, y en esta situación el iPhone (en su versión Plus) renderiza a 2208 x 1920 pese a luego mostrar un subescalado a 1080p.

      Siento que el artículo no te haya gustado, pero la información que este contiene es 100% correcta, investigada al momento de escribirlo y verificada antes y después de ser publicado 😀

      1.    Benito Camelas dijo

        Ahora ves lo de subescalada (has puesto sobrescalada en el “artículo”). ¡Felicidades!
        No tienes ni puta idea de benchmarks t todo lo demás lo tienes con alfileres. Lo que debes comparar siempre son los datos offscreen, que no dependen del refresco de pantalla. Para dar lecciones aprende y corrige esa cosa que aún te quedan unos cuantos errores.
        Adios genio de Apple.

Escribe un comentario