WhatsApp podría ser el próximo objetivo del FBI

WhatsApp Espíado

Desde noviembre de 2014, WhatsApp incluyó cifrado de extremo-a-extremo en su aplicación de mensajería. Esto significa que, en teoría, sólo el remitente y el destinatario del mensaje podrán leerlo, convirtiéndose así en inaccesible para todos los demás, incluida la compañía ahora propiedad de Facebook. Esto obstaculiza el trabajo de las fuerzas de la ley y, por esa razón, WhatsApp podría ser el próximo objetivo del Departamento de Justicia estadounidense. Recordamos que el Gobierno de los Estados Unidos ha llevado a Apple a los tribunales para que les ayude a acceder al iPhone 5c del francotirador de San Bernardino.

A diferencia del caso de Apple, el Departamento de Justicia aún tiene que decidir si inicia con WhatsApp el mismo procedimiento legal que han iniciado con la compañía de Cupertino. La información nos llega desde The New York Times y en ella se asegura que, como en versiones anteriores de iOS, los investigadores tenían acceso a todo el tráfico de WhatsApp hasta que añadieron el cifrado de extremo-a-extremo y también pedirían que se relajara la seguridad de este cifrado para que las fuerzas de la ley tuvieran acceso a todo cuanto ocurre en la aplicación de mensajería que ya usamos más de 1.000 millones de usuarios.

Las fuerzas de la ley ya tienen acceso a las llamadas de voz de WhatsApp

Como en cualquier otro tipo de llamadas telefónicas, las fuerzas de la ley tienen permiso de pinchar las llamadas de voz de WhatsApp, pero no pueden hacer lo mismo con los mensajes si éstos están cifrados. Se supone que cuando una aplicación de mensajería incluye cifrado de extremo-a-extremo, las compañías que ofrecen el servicio no tienen acceso a la llave que descifra los mensajes, por lo que no podrían ofrecer ayuda al Departamento de Justicia ni aunque quisieran.

La fundación Electronic Frontier Foundation (EFF) quiere saber, siempre y cuando el Departamento de Justicia inicie el proceso legal contra la aplicación de mensajería propiedad de Facebook, si este caso tendrá el mismo resultado que el de Apple vs. FBI, lo que significa que WhatsApp podría usar todos los argumentos que use la compañía que dirige Tim Cook.

Hay funcionarios que aseguran que el Departamento de Justicia ha estado hablando sobre cómo podrían continuar con sus investigaciones, unas investigaciones que no tienen nada que ver con los terroristas. Si hacemos caso a lo que dicen estos funcionarios, quedaría demostrado, una vez más, que lo que quieren las fuerzas de la ley estadounidenses es tener acceso a todos los datos de todo el software del mundo, lo que es demasiado peligroso para los usuarios de todo el planeta. Si tenemos que mirar la parte positiva, que llevaran a WhatsApp a los tribunales haría que Apple tuviera un aliado en su batalla contra el FBI, algo más importante si tenemos en cuenta que el aliado podría ser Facebook. Veremos en qué acaba todo esto.


Categorías

Varios
Etiquetas

Pablo Aparicio

Me encantan los dispositivos electrónicos. Mi gran adicción es escuchar toda clase de música y tocar con la guitarra y el bajo la que mis límites... Ver perfil ›

3 comentarios

  1. Ya de paso nos bajamos los pantalones y que el FBI nos de por donde imagináis todos no se los demás pero yo quiero un poco de intimidad en mis mensajes y llamadas que pasaría si por culpa de estos alguien saca a la luz cosas ya no mías sino de mucha gente que tiene sus cosas privadas estoy encontrar del lo que pide el FBI y cualquiera que pretenda algo así o jala piratas informáticos le dieran una buena reprimenda al FBI para que de una vez vieran lo que puede suceder cuando se juega con la intimidad de las personas.

  2. Una de las pocas alternativas a WhatsApp es Telegram. Tiene la sede en Berlín y supongo que no entra dentro de la jurisdicción del FBI al estar fuera de EEUU. El tema FBI servirá para darle un empujón a Telegram y ver si es tan seguro como dicen su encriptado.

    1.    Pablo Aparicio dijo

      Estás en lo cierto. Creo que Telegram es rusa, lo que sería mejor para evitar el FBI. Pero como bien apuntas, lo importante no es de dónde son, si no dónde tienen su sede.

      Veremos que pasa, pero yo me estoy planteando volver a usar Telegram (algo que dejé por los pocos contactos que tenía yo en esa aplicación).

      Un saludo.

Escribe un comentario