Categorías: Noticias

No podemos decir que Lego esté estancada en ningún sentido y menos si nos fijamos en las películas de animación, los muchos juegos para las consolas actuales, los de smartphone – con más de 20 aplicaciones disponibles- o incluso en los originales juegos de piezas con los que más de uno de los presentes ha crecido.

Pero a pesar de ello no están quietos y siguen trabajando para conquistar a más y nuevos usuarios, por ello no cierran puertas a nada y ahora presentan una nueva aplicación para dar vida a los juguetes físicos que venden en las tiendas con la aplicación de AR llamada Lego AR-Studio.

iOS se está volviendo un sistema operativo cada vez más capaz y cada vez más inteligente, esto obviamente está afectando de forma bastante negativa a aquellos usuarios que cuentan con dispositivos de menor capacidad, como los de 16 GB, todavía muy presentes en el mercado. Es por ello que Apple ha optimizado el sistema de limpieza de caché y ha dado oportunidades alternativas para ir ahorrando espacio en el teléfono.

La funcionalidad de borrar automáticamente las aplicaciones que no utilizamos ha llegado con iOS 11, sin embargo muchos usuarios todavía desconocen estas capacidades de automatización que pueden ahorrarnos más de un disgusto con el espacio. Vamos a aprender cómo podemos activar la eliminación automática de aplicaciones con este sencillo tutoría para iOS 11.

No hay semana en la que no hablemos de que Facebook ha copiado algo a Snapchat para añadirlo a alguna de las muchas aplicaciones que tiene el gigante de las redes sociales. Sin ir más lejos, hace unos días, Facebook lanzaba en las stories de Instagram nuevos filtros de cara muy similares a los más populares de Snapchat.

Facebook sigue a la carga, sigue empeñado en copiar todo lo que provenga de Snapchat  para conseguir hundir al máximo al precursor de los microvídeos. Ahora nos presentan los nuevos World Effects, unos nuevos efectos para Facebook Messenger que utilizarán la realidad aumentada. Tras el salto os damos todos los detalles de esta nueva copia de los chicos de La Red Social.

Las actualizaciones a veces pueden causarnos pérdidas de rendimiento por muchos motivos, tanto a nivel de batería como por ejemplo de cara a la optimización de aplicaciones que consideramos imprescindibles. Por eso el downgrade es en muchas ocasiones la única vía que tenemos de hacer perdurar nuestro dispositivo. 

Tanto el iPhone como el iPad se pueden bajar a una versión más antigua de iOS, con un pero, únicamente mientras Apple siga firmando la versión anterior de iOS. Así os vamos a enseñar cómo podéis bajar la versión de iOS desde iOS 11.2 a 11.1.2 sin perder datos.

Categorías: Accesorios iPhone, Varios

La supresión del jack de auriculares en el iPhone ha tenido una consecuencia inmediata: los auriculares Bluetooth se han convertido en los reyes de la pista. Con una popularidad cada vez mayor debido a la mejora del audio, autonomía y a unos precios cada vez menores, los usuarios optan cada vez más por la libertad que conceden estos auriculares inalámbricos.

El último paso tecnológico ha sido la aparición de los auriculares “True Wireless”, 100% sin cables, donde dispositivos como The Dash o los propios Airpods de Apple están arrasando, aunque con un precio elevado. Aquí es donde aparecen los auriculares Vantablack de Dotts, una marca española que ha querido entrar en este complicado mercado sin ningún tipo de miedo y nos ofrece un producto equilibrado, con buenas prestaciones y a un precio muy ajustado. Los hemos probado y os contamos nuestras impresiones.

Características y especificaciones

Los Dotts Vantablack son unos auriculares de los que ahora se llaman “True Wireless”, es decir, son inalámbricos (Bluetooth 4.2) pero además carecen de todo tipo de cable, ni siquiera el que conecta un auricular con el otro. Uno de los auriculares se configura como auricular “principal” y se conectará al iPhone, y el otro será un “satélite” que se conectará al auricular principal. Cualquiera de los dos auriculares puede realizar cualquiera de los papeles, aunque la propia marca te indica que si has configurado la primera vez uno como principal, mantengas tu elección para evitar problemas.

Se presentan en una caja de transporte que a la vez hace el papel de cargador y batería externa. La autonomía de los Vantablack es de 2 horas y media según las especificaciones de la marca, y en mis pruebas podemos decir que se acerca bastante a esta cifra. Para los auténticos melómanos que pasen horas escuchando música puede resultar una autonomía escasa, pero cuenta con hasta 5 cargas más acumuladas en su estuche, y la carga completa se consigue en tan solo 30 minutos. Unos leds rojos te indicarán que se están cargando mientras que cuando estén completos serán verdes. La caja cuenta con cuatro leds blancos que señalan el nivel de carga restante en la misma con sólo pulsar un botón.

El alcance de los Vantablack es de hasta 10 metros, esto en la práctica significa que no tendrás ningún problema de conectividad cuando llevas tu iPhone encima, ni siquiera en lugares concurridos con muchas intereferencias. Otra cosa muy diferente es el moverte por tu casa con ellos dejando el iPhone en el salón. En mi caso ni siquiera en una habitación contigua conseguía una conexión 100% estable.

Aunque hablaremos después de su diseño y comodidad, dentro de las especificaicones tenemos que señalar que son resistentes al agua y al sudor con una certificación IP55, lo que los hace perfectos para practicar deporte, a lo que ayuda su sistema de fijación en la oreja que hace prácticamente imposible que se te puedan caer incluso en deportes de mayor movimiento. No podemos olvidar que cuentan con micrófono para realizar llamadas y un botón en cada auricular para controlarlos como más adelante os contaremos.

Configuración y funcionamiento

El proceso de configuración de los auriculares Vantablack no es automático, ni mucho menos, y es quizás uno de sus puntos a mejorar más importante. No es complicado, y con las intrucciones que vienen en el manual rápido incluido en la caja no tendrás el más mínimo problema. Pero es cierto que son quizás demasiados pasos para enlazar un auricular Bluetooth a tu iPhone. Por suerte es algo que sólo tienes que realizar la primera vez que los sacas de la caja.

Lo que sí tendrás que hacer cada vez que los enciendas es el procedimiento de enlace: enciende el Vantablack principal pulsando y manteniendo durante dos segundos el único botón que tiene, espera a que se te indique que está encendido y espera a que se te indique que ya está conectado al iPhone. Ahora ya podrás encender el otro auricular y esperar a que se te indique que se ha conectado al principal, para después ya poder empezar a disfrutar de la música. Todo esto con indicaciones vocales en inglés. Como decimos es un punto a mejorar para próximos lanzamientos y que no es un gran inconveniente en el funcionamiento general del dispositivo.

Respecto al funcionamiento de los auriculares es bastante simple, ya que únicamente tienen un botón en cada auricular. Para comenzar a escuchar música o pausarla deberás pulsar una vez cualquiera de los dos auriculares, da igual izquierdo que derecho. Cuando hablamos de llamadas telefónicas deberemos siempre recurrir al auricular derecho: una pulsación para aceptarla, otra para colgar una vez terminada. Para silenciarla hay que pulsar dos veces, y para desviarla mantener pulsado durante dos segundos.

Se echan de menos algunas opciones más de control, como el poder pasar una canción, controlar el volumen o invocar a Siri. Ninguna de estas opciones es posible con los Vantablack. Para los que tenemos Apple Watch no es mayor problema, ya que estoy acostumbrado a controlar la reproducción desde mi  reloj, pero para el resto no tendrán otro remedio que sacar su iPhone del bolsillo si desean hacer cualquiera de estas cosas. Poder usar Siri para esta tarea habría sido una opción interesante, como podemos hacer con los AirPods, por ejemplo.

Vantablack VS Airpods

Calidad de sonido y reducción de ruido

Siempre empiezo esta sección disculpándome por no tener unos oídos educados que permitan discriminar los diferentes matices musicales más ocultos, pero sí que he probado muchos auriculares y me gusta la música, así que hablaré desde el conocimiento de un usuario medio que creo que además es lo que la mayoría buscáis. Las pruebas las he realizado con Apple Music, como siempre, nada de música sin compresión ni cosas así que dejo para los usuarios más avanzados. Si buscas este tipo de información, ni este es tu artículo ni estos tus auriculares.

Los Vantablack suenan bien, diría que aceptablemente bien, pero están algo por detrás de los AirPods, por poner un ejemplo, pero al mismo nivel que otros muchos auriculares inalámbricos de gama media. Tienen unos bajos potentes, como suele ocurrir, y un volumen alto, bastante alto. Es imposible que nadie pueda usarlos al máximo de volumen sin que resulte más que molesto, o desde luego nadie debería hacerlo. Con volúmenes muy elevados distorsionan más que los AirPods, pero con un volumen medio no hay problema alguno.

Donde cuentan con una gran ventaja es en el exterior, ya que gracias a ser unos auriculares “in ear” aislan muy bien del ruido exterior y te permiten disfrutar bastante bien de tu música, mejor que los AirPods que no realizan ese sello en el conducto auditivo. Las diferentes almohadillas que incluyen en la caja hacen que puedas ajustarlos sin problemas sea cual sea tu oreja. Las llamadas telefónicas se escuchan altas y claras, aunque en exteriores ruidosos el otro interlocutor tendrá algún problema para escucharte con claridad, algo común a todos los auriculares de este tipo con un micrófono que está en tu oreja.

Cómodos y seguros

Los Vantablack no se te van a caer de tu oreja haciendo deporte, me arriesgaría a decir que casi cualquier tipo de deporte. La aleta que ayuda a fijarse en tu oreja y la almohadilla que se adapta al tu conducto auditivo hacen que el auricular esté fijado a la perfección y que no tengas la sensación de que se pueden caer en cualquier momento. Además son muy cómodos aunque los lleves durante mucho tiempo. No soy muy de auriculares in-ear, pero tengo que decir que estos no me resultan incómodos en absoluto.

La caja de transporte también es muy cómoda para llevar en cualquier bolsillo, incluso los vaqueros. Aunque es algo más voluminosa que la de los AirPods, tiene un tamaño que aún permite transportarla sin problemas en cualquier lugar sin que abulte demasiado. Porque es recomendable que siempre la lleves contigo, no sólo para guardarlos y evitar perder un auricular, sino para recargarlos cuando se queden sin batería y así poder seguir usándolos. Está fabricada plástico con la tapa transparente, bastante discreta, pero da la sensación de no ser muy resistente. Aún así la he llevado conmigo todos estos días sin ningún tipo de incidencia, incluyendo alguna caída accidental.

Opinión del editor

Los Dotts Vantablack cumplen su cometido con una buena puntuación, sin estridencias. Su calidad de audio es más que aceptable para la mayoría de los usuarios, sobre todo si tenemos en cuenta que están pensados para practicar deporte cómodamente, y cuentan con resistencia al agua y sudor. La caja con batería para recarga junto la comodidad y cancelación de ruido que ofrecen unos auriculares in-ear completan unas buenas especificaciones para unos auriculares que compiten sobre todo por su precio, muy por debajo al de la competencia: 70€ directamente en la web de la marca (enlace).

Galería de imágenes