Análisis de los altavoces SYMFONISK de IKEA y Sonos

IKEA y Sonos se han dado la mano para crear dos nuevos altavoces. La calidad de sonido y prestaciones de Sonos, y el diseño moderno y funcional de IKEA en dos altavoces que se camuflan entre tu mobiliario y decoración de casa ofreciéndote un sonido de calidad por un precio muy ajustado.

Los altavoces SYMFONISK comparten todas las prestaciones de los equipos Sonos, como la modularidad, multiroom y la compatibilidad con AirPlay 2, que te permite controlarlos mediante Siri. En un momento en el que los altavoces inteligentes de baja calidad sonora nos invaden, la apuesta de Sonos e IKEA son los altavoces «tontos» pero de calidad y a precio asequible. Los hemos probado y os contamos nuestras impresiones.

Una lámpara y una estantería

La idea está clara: crear dos altavoces que sean dos elementos decorativos más, pero que además sean funcionales, no meros adornos. Y qué mejor que hacerlo con una lámpara y una estantería, tan prácticos como sencillos. IKEA se ha encargado de la parte de diseño, donde tiene amplia experiencia, y para la parte de sonido ha confiado nada más y nada menos que en Sonos.

El modelo más sencillo es este SYMFONISK estantería, con un diseño que puede parecerse a un altavoz convencional pero con la peculiaridad de que está preparado para poder colgarse de una pared o de una barra para utensilios de cocina, mediante los accesorios que IKEA vende por separado. Podrías usarlo como mesilla de noche a ambos lados de la cama, o como mesita auxiliar en el salón, y tendrías que explicarle a la gente que en realidad es un altavoz. Un diseño completamente limpio y un frontal de tela que sólo se interrumpe en los tres pequeños botones para controlar el volumen y la reproducción.

En la zona posterior encontramos la conexión para un cable Ethernet, pero realmente no la necesitarás porque cuenta con conectividad WiFi para darle acceso a nuestra red. Estos cables quedarán perfectamente ocultos tras el altavoz si lo colocamos en una pared gracias a las hendiduras que hay en su carcasa para alojarlos, ya sea en posición horizontal o vertical. Si no tienes planteado usarlo como estantería siempre podrás colocarla en cualquier lugar de tu mobiliario. Como no podía ser de otra forma queda perfecta en las estanterías de IKEA y pasa completamente desapercibida, todo un acierto por parte de IKEA.

Si necesitamos iluminar nuestra habitación entonces mirar hacia el otro modelo SYMFONISK, un altavoz  que comparte las mismas características de del modelo anterior, pero metido dentro de una lámpara. Aunque no conocemos las especificaciones exactas de cada altavoz, IKEA asegura que son muy similares en ambos, y a su vez muy similares a un Sonos Play:1, sin embargo el diseño cilíndrico de esta lámpara hace que su sonido sea ligeramente diferente al de la estantería, en mi opinión a favor de la lámpara.

Las conexiones son las mismas que antes comentábamos, al igual que los controles presentes en la base de la lámpara. Sólo hay que añadir el interruptor para encender la lámpara, situado en uno de los laterales. Aquí se encuentra el primero de los dos pequeños «defectos» que le encuentro a la lámpara: si la sitúas a tu derecha es perfecta para encenderla y apagarla, pero si la sitúas a tu izquierda el interruptor queda en el lado opuesto, algo poco práctico. ¿El segundo defecto? Es algo muy personal, pero creo que deberían haber incorporado la opción de ser compatible con HomeKit, hubiera quedado un producto redondo con una lámpara controlable

El cuerpo de la lámpara está recubierto de un material textil en toda su extensión, lo que junto a su diseño le da un aspecto parecido al HomePod,  aunque este más refinado (y bastante más caro). En cuanto a su función de lámpara, sólo admite una bombilla E14 de hasta 7W de intensidad, por lo que lo más recomendable es usar bombillas LED con más lúmenes por vatio que las tradicionales.

Sonos de pleno derecho

El hecho de que sean altavoces vendidos por IKEA y que su precio sea inferior a los Sonos convencionales no les resta ni un ápice de las prestaciones que Sonos nos ofrece. Por lo tanto la configuración se realiza a través de la aplicación Sonos, disponible en la App Store (enlace). El proceso de configuración es muy simple, siguiendo las instrucciones que la aplicación nos ofrece de forma detallada. Hecho eso ya podremos usar nuestro altavoz (o altavoces) con todas las opciones que nos ofrece Sonos.

La estética de la aplicación Sonos no es la más moderna, pero a cambio nos ofrece muchas posibilidades, sobre todo a los que usen varios servicios musicales. En esta app podemos reunir todas las cuentas que tengas (Spotify, Amazon Music, Apple Music, Deezer, Google Play Music, SoundCloud…). Si realizas una búsqueda en la app te ofrecerá los resultados de todos los servicios de música que tengas añadidos. Ahí también podemos agrupar los altavoces para que reproduzcan de forma simultánea, o controlar diferentes reproducciones en cada uno de ellos. Incluso podemos usar dos estanterías o dos lámparas para crear un sistema «Surround» junto a una Sonos Beam, PlayBar o PlayBase.

Estos altavoces SYMFONISK no son inteligentes, no se les puede añadir ningún asistente de voz, pero al ser Sonos podemos usar otros altavoces inteligentes para controlarlos. Si tienes un Amazon Echo puedes añadirlo a la app Alexa y desde un Echo iniciar la reproducción en tu sonos favorito. Y gracias a AirPlay 2 podemos usar Siri, desde tu iPhone, iPad o HomePod puedes elegir un altavoz Sonos para que la reproducción vaya directamente a él.  Si no quieres usar la app Sonos y quieres controlar la reproducción usando tu app preferida puedes hacerlo, gracias a AirPlay. Empiezas las reproducción en tu iPhone, iPad o HomePod y la envías a cualquier altavoz que quieras, ya sean Sonos o de cualquier otra marca, gracias al protocolo de Apple.

Calidad de sonido

Según Sonos ambos altavoces comparten las mismas especificaciones, equiparables a las de un Sonos Play:1. Sin embargo el diseño de cada uno de ellos hace que el sonido se comporte de forma diferente en ambos. Personalmente me gusta más el sonido que emite la lámpara, más equilibrado, con unos bajos que se comportan bastante bien, y que aunque recién sacados de la caja pueden resultar algo llamativos, las posibilidades de ecualización que tenemos dentro de la app Sonos nos permitirán ajustarlos a nuestro gusto. El volumen del sonido es más que suficiente para una habitación mediana, si bien para un salón de unos 25 metros cuadrados, como el mío, veo necesario colocar dos lámparas.

Las estanterías se comportan también muy bien en cuanto a calidad de sonido, si bien su sonido no me parece que se comporte tan bien a volúmenes altos, sobre todo si nos fijamos en los bajos. Igual que antes, unos minutos con la ecualización te permitirán paliar este problema. Su diseño y la posibilidad de colocarlo como estantería hace que sea muy sencillo encontrar una ubicación perfecta para llenar una habitación grande con un par de estanterías, y los hace ideales para construir tu sistema «Surround» en combinación con una barra de sonido Sonos.

Opinión del editor

Para cualquiera que esté buscando un altavoz de calidad a un precio excepcional, cualquiera de estos dos altavoces SYMFONISK de IKEA le irá como anillo al dedo. La calidad de sonido sorprende en cualquiera de los dos modelos, tanto con la estantería de 99€ como en la lámpara de 179€, siendo esta última algo superior, sobre todo en volúmenes altos. La idea de camuflarse con el mobiliario y la decoración de tu casa se ejecuta muy bien en ambos modelos, y el prescindir de micrófonos que te «escuchan» permanentemente seguro que le atrae a mucha gente que no quiere asistentes virtuales por casa. Disponibles en blanco y en negro, se puede adquirir sólo a través de IKEA. (enlace).

Altavoces SYMFONISK de IKEA
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
99 a 179
  • 80%

  • Diseño
    Editor: 90%
  • Sonido
    Editor: 80%
  • Acabados
    Editor: 80%
  • Calidad-Precio
    Editor: 90%

Pros

  • Diseño que se camufla con tu mobiliario
  • Buena calidad de sonido
  • Sonos 100%: modularidad, multirom, surround
  • Gran precio

Contras

  • Sin asistente virtual (¿o eso es un Pro?)
  • Lámpara no controlable con HomeKit

3 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   fjranger dijo

    ¿El modelo de estantería se podría conectar al Mac a modo de altavoz para el equipo?
    no estaría mal para un escritorio.

  2.   ciglistoteles dijo

    Como se hace para que cualquiera NO use tu altavoz, solo con instalarse la app y te despierte a la 3 am poniendolo en marcha???

    1.    Luis Padilla dijo

      Cualquiera NO puede usar tu altavoz, debe tener acceso a tu WiFi para poder hacerlo.