Análisis del iPhone 11 Pro Max: Apple nos da lo que pedíamos

Existía la sensación de que últimamente el iPhone se estaba quedando atrás en algunos aspectos fundamentales. Para muchos era el teléfono con mejor nota global, pero no terminaba de sobresalir en puntos claves como la fotografía o la autonomía, con los rivales marcando diferencias allí donde antes el iPhone dominaba sin problemas.

A la potencia de su procesador, el software hecho a medida y su excelente pantalla, elementos donde Apple nunca ha fallado, los usuarios querían añadir una cámara que pudiera rivalizar con las mejores del mercado, y una autonomía que por fin nos permitiera dejar los cargadores en casa sin preocupaciones. Este año Apple nos ha escuchado, y el resultado es el iPhone 11 Pro Max.

Presumiendo de cámara

Apple ha optado este año por ofrecernos un diseño continuista. Este año era el turno de los modelos sin “S” lo cual suele significar un cambio de diseño, y así ha sido… al menos a medias. Si nos fijamos en el frontal, es idéntico al del XS Max, su predecesor, pero la trasera es diferente. Ninguno de los modelos que hemos visto todas estas semanas previas a la presentación del iPhone han acertado. Parecía difícil conseguir que ese módulo con tres objetivos quedara bien en un smartphone que siempre presumió de su diseño, pero lo han logrado.

Ese cristal trasero tiene un nuevo acabado mate, como si fuera un cristal traslúcido, con un color más gris que negro, y con el logo de Apple justo en la mitad del dispositivo. Apple ha eliminado esas horribles serigrafías de la parte inferior, y en esa trasera sólo vemos la manzana mordida, porque no hace falta decir que es un iPhone, eso se ve a simple vista. El acabado mate además tiene una textura especial que según algunos da mejor agarre, pero que yo no termino de tener claro. Lo que sí se nota es que esa superficie mate no es tan sensible a las huellas de nuestros dedos. Apple dice que sus cristales traseros y delanteros son los más resistentes del mercado, muy buena noticia.

Como decíamos antes, los modelos que nos llegaban antes de la presentación de los nuevos iPhone no acertaron, y fue simplemente porque partían de una premisa errónea: disimular el módulo de la cámara. Apple no sólo no trata de disimularlo, es que lo realza en su diseño. El cristal trasero deja de ser mate para ser brillante, y además tiene una suave curvatura que consigue un efecto óptico que te hace dudar si realmente sobresale o pude ser al contrario. Los tres objetivos sobresalen también, rodeados de tres aros metálicos del mismo color que el iPhone.

Más pesado, más grueso, más batería, más potente

El nuevo iPhone 11 Pro Max es más grueso y más pesado. El cambio de grosor es inapreciable, sólo 0,4mm más que su predecesor, pero el peso sí que se nota cuando tienes un iPhone XS Max en una mano y un iPhone 11 Pro Max en la otra (18 gramos de diferencia). Después de un año con mi XS Max, la sensación de llevar el nuevo 11 Pro Max en el bolsillo es exactamente la misma, pero si vienes de un dispositivo más pequeño, como un XS, X, o más aún si vienes de otros modelos, lo notarás. Es el precio que tenemos que pagar para poder disfrutar de una de las grandes mejoras de este modelo de 2019: mayor batería.

La capacidad de la batería de este nuevo iPhone se ha visto incrementada en un 25%, llegando hasta los 3.969mAh. Si a esto sumamos una pantalla y procesador mucho más eficientes a pesar de las mejoras recibidas, en total Apple asegura que el iPhone 11 Pro Max tiene para 5 horas más de uso que su predecesor. En mis primeras 24 horas completas de prueba, y teniendo en cuanta que el uso ha sido más alto de lo habitual, llegar con un 20% al final de un día muy intensivo es todo un éxito. Veremos si con este modelo termino necesitando la Smart Battery Case, de momento creo que no. Por cierto, ya incluye el cargador rápido de 18W y el cable USB-C a lightning.

Pantalla XDR: una de cal, una de arena

La pantalla de este nuevo iPhone es mejor, indudablemente mejor, y así lo certificará casi con total seguridad el informe de DisplayMate que pronto tendremos publicado. Esta nueva pantalla “Super Retina XDR” (no necesita soporte) mantiene su tamaño (6,5”), resolución y densidad de píxeles (458ppp). Pero aumenta el contraste al doble (2.000.000:1) y tiene una luminosidad máxima de 1200 nits, aunque sólo se usa en este máximo cuando disfrutamos de contenido HDR.

Sin embargo Apple ha optado por eliminar un componente de la pantalla al que muchos nos habíamos acostumbrado, y que te da una sensación agridulce cuando empiezas a usar tu nuevo iPhone. Quitar el 3D Touch significa reducir el grosor de la pantalla y así tener más espacio para la batería (el segundo pago que hemos tenido que hacer), y Apple lo ha cambiado por el Haptic Touch, que no necesita de hardware adicional, funciona sólo por software. Lo que antes era “apretar más fuerte” ahora es “pulsar más largo”, y eso requiere de un tiempo de adaptación. Llevar iOS 13 desde junio me ha ayudado a ir adaptándome al cambio, pero la sensación es diferente a la de mi XS Max, y es algo que ahora mismo me molesta, aunque tengo la certeza de que en unas semanas se me habrá olvidado.

Aprovechando que estamos hablando de la pantalla vamos a decir unas palabras sobre el FaceID, responsable del famoso “notch” tan criticado como imitado. El sistema de reconocimiento facial de Apple es algo más rápido, pero más rápido que algo que ya de por sí es rápido, así que no lo notarás salvo que lo compares frente a otro modelo. Lo que no he notado es un mayor campo de acción, y sigue sin funcionar en horizontal. A pesar de estos pequeños inconvenientes, sigo prefiriéndolo frente al Touch ID, sin la más mínima duda.

La cámara marca la diferencia

El elemento que marca mayor diferencia frente a los modelos previos es, sin ninguna duda, la cámara. El triple objetivo incluye un gran angular y un teleobjetivo, como los años anteriores, y además añade un ultra gran angular:

  • Gran angular – ƒ/1,8 – 100% Focus Pixels – 12Mpx
  • Teleobjetivo – ƒ/2 – 100% Focus Pixels – 12Mpx
  • Ultra Gran Angular – ƒ/2,4 – 120º – 12Mpx

Además de las mejoras de hardware, Apple ha mejorado su sistema Smart HDR, el mismo que el año pasado fue el centro de la polémica por el “efecto belleza” debido a la tendencia a suavizar las imágenes. Este año el cuento ha cambiado, y el detalle que se puede apreciar en las fotografías, incluso con el modo Smart HDR activado, es mucho mayor. El modo retrato da un paso más, y aunque siguen notándose las imperfecciones del efecto borroso del fondo cuando el primer plano y el fondo no están bien diferenciados, la mejora del teleobjetivo y el poder hacer ahora retratos con el gran angular (el mejor objetivo de los tres) hace que la calidad de las fotografías sea mayor.

Pero la estrella de la nueva cámara es el nuevo Modo Noche. Apple ha incluido esta función, ya presente en los principales smartphones de la competencia, pero lo ha hecho siendo fiel a su estilo. Las fotos no son tan llamativas como las que puedes conseguir con un Pixel o Samsung, simplemente porque son reales. Apple no quiere darnos una fotografía coloreada, quiere mostrarnos la realidad de la forma más fiel posible, y teniendo en cuenta que el Modo Noche en sí ya truca la realidad, al menos lo hace de la forma más respetuosa posible. Es sorprendente el nivel de detalle de las fotografías que puedes conseguir con esta función.

Y lo mejor de todo es que no tienes que ser un profesional de la fotografía para poder utilizarlo, ya que se activa automáticamente cuando nota que las condiciones de luz no son buenas, y si quieres, puedes modificar el tiempo de exposición (hasta 3 segundos) o dejarlo en automático para que el iPhone decida la mejor opción. Si detecta que estás en un trípode, gracias al acelerómetro, te permitirá aumentar el tiempo de exposición hasta los ¡30 segundos!. Incluso puedes usarlo para conseguir efectos de movimiento en tus fotografías, como los profesionales.

La incorporación del ultra gran angular, además de ofrecerte la posibilidad de fotografiar mejor paisajes y espacios abiertos, o de capturar escenas con perspectivas imposibles, habilita una función muy interesante para los que tengan la manía de cortar a personas en las fotos. Al hacer una fotografía tienes la opción de que el ultra gran angular capture otra automáticamente, con mayor campo de visión, y así puedes re-encuadrar posteriormente la foto si algo quedó fuera. Esa opción viene deshabilitada por defecto. Pero en situaciones de mala iluminación, mejor olvídate de él porque se nota que es el peor objetivo de los tres.

Incluso comparando las fotos de un iPohne XS Max, con una gran cámara y con el modo Smart HDR, las diferencias son más que evidentes. Y no sólo hablo de la iluminación, sino también del detalle de las capturas. Las texturas se mantienen, las hojas de los árboles se notan, al igual que los bloques de los muros de la catedral, algo que en las fotos del XS Max no ocurre. Todas estas fotos están hechas sin trípode, sujetando mi iPhone con dos manos, y por supuesto sin retocar nada. Y aún nos queda por saber qué pasará cuando llegue la función Deep Fusion, que supuestamente hará que las fotos sean mucho mejores, pero que no veremos hasta este otoño en los nuevos iPhone.

En cuanto al vídeo, este nuevo iPhone aumenta la diferencia con la competencia, que ya era grande. Mejora la estabilización, y todas sus lentes son capaces de grabar vídeo 4K 60fps. Puedes incluso cambiar de objetivo, aumentando o disminuyendo el zoom, eso sí, siempre con calidad 4K 30fps e inferior. El iPhone elegirá automáticamente el objetivo más adecuado para el zoom que vayas eligiendo, y aunque se notan algunos pequeños “saltos” al cambiar de objetivo, el resultado es francamente bueno.

No nos podemos olvidar de la cámara frontal, que sube hasta los 12Mpx (ƒ/2,2) y capaz de grabar vídeo en formato 4K a 24/30/60 fps, con Smart HDR y los nuevos “Slofies”, selfies en vídeo a cámara lenta que pronto inundarán las stories de Instagram y similares. Mención especial merece la nueva aplicación Cámara de los tres modelos de iPhone 11, con más herramientas y una interfaz renovada, y que analizaremos más adelante en otro vídeo.

Candidato al número 1

El nuevo iPhone 11 Pro Max aspira a conseguir el número 1 en casi todas las categorías, como nunca debió de dejar de ser. Una cámara que no necesita de fuegos artificiales ni trucos para conseguir unos resultados sorprendentes, una batería que te dará para muchas horas de uso, la potencia sin igual de siempre y un diseño realmente bonito. Siempre habrá quien diga que no tiene 5G o que el conector no es USB-C, dos detalles que probablemente terminen llegando en el futuro cercano, pero que no sirven para emborronar un dispositivo de diez. Lo que sí es imperdonable es que un dispositivo “Pro” que cuesta 1259€ comience en los 64GB de capacidad.

IPhone 11 Pro Max
  • Valoración del editor
  • Puntuación 5 estrellas
1259
  • 100%

  • IPhone 11 Pro Max
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 22 de septiembre de 2019
  • Diseño
    Editor: 100%
  • Cámara
    Editor: 90%
  • Autonomía
    Editor: 90%
  • Pantalla
    Editor: 100%

Pros

  • Cámara sobresaliente, realista y con vídeo excelente
  • Diseño impecable
  • Autonomía para todo el día
  • Pantalla excelente
  • Incluye cargador rápido 18W
  • Cristales más resistentes

Contras

  • Capacidad de inicio 64GB
  • Pesado (226gr)

4 comentarios, deja el tuyo

  1.   Asier dijo

    Solo hace falta ver las review de Youtubers como Marquees Brownlee o Everythingapplepro y te das cuenta cómo describen como “imperceptible” la mejora en la pantalla o el supuesto mejor FaceID. Tras hacer pruebas en muchos casos lo definen incluso como peor. Puedes ver incluso los drop test en donde se rompen antes los iPhone de este año. Pero oye tanto vosotros como el otro blog de apple conocido de España me vais a convencer de que es un gran salto con respecto al año pasado. Si Apple no necesita innovar. ¿Para qué?

    1.    Luis Padilla dijo

      No sé que review de Marques has visto… pero califica la pantalla como impresionante, de hecho es la mejor pantalla del mercado ahora mismo: https://www.actualidadiphone.com/el-iphone-11-pro-max-tiene-la-mejor-pantalla-del-mercado/

      En cuanto al drop test, tampoco sé el que has visto, porque en esta prueba aguantan pero que muy bien:
      https://www.actualidadiphone.com/phone-11-confirman-resistencia-caidas/

      Pero bueno, tu sigue creyendo a quien quieras, yo no pretendo convencer a nadie.

  2.   Lacacito dijo

    Al ver el título “Apple nos da lo que pedíamos” he dejado de leer, porque está claro que este nuevo iphone no tiene 5G, que es lo que pedíamos.

    1.    Luis Padilla dijo

      Sí, es súper útil esa característica en países como España donde la cobertura actual es del 0%.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:
Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch