Algunas aplicaciones de iOS te espían en segundo plano, ¿cómo evitarlo?

Las actualizaciones en segundo plano son un arma de doble filo, puesto que ayudan a que el rendimiento de las aplicaciones parezca mejor, ya que el teléfono está trabajando incluso cuando no lo usamos. No obstante, algunas aplicaciones han aprovechado la actualización en segundo plano para quebrantar las políticas de privacidad de Apple.

Según los últimos estudios, ciertas aplicaciones de iOS están utilizando la actualización en segundo plano para «espiarnos» y enviar nuestros datos de tracking a las compañías. Este tipo de utilización de los datos no es advertido por las empresas cuando instalamos las aplicaciones y supone un quebrantamiento importante a nuestra privacidad.

iPhone XS Max

Esto pone en jaque el buen hacer de la compañía de Cupertino, así como su sistema de consentimientos (esos pop-ups que aparecen cuando damos permisos en las aplicaciones) que hasta ahora entendíamos inquebrantable. Algunos llevamos «toda la vida» en esto de iOS, y sabemos por tiempos pasados que en la mayoría de casos no compensa tener activada la actualización en segundo plano en términos de autonomía, por lo tanto, solemos tener desactivada esta función, de hecho, yo lo recomiendo. Sin embargo, es una capacidad que no sólo viene activada de forma general para todos los usuarios, sino que cada nueva aplicación que es añadida funcionará así, salvo que le indiquemos que no lo haga.

¿Cómo aprovechan para captar nuestros datos?

Esta información ha sido obtenida por The Washington Post, a través de un experimento en el que han obtenido los siguientes resultados:

La pasada noche del lunes, un buen puñado de empresas de marketing y gestores de datos personales han obtenido información desde mi iPhone. A las 11:43 pm una compañía llamada Amplitud obtuvo mi número telefónico, mi correo electrónico y mi localización exacta. A las 3:58 am, otra empresa llamada Appboy obtuvo una huella digital de mi iPhone. Por último, a las 06:25 am, un tracker llamado Demdex recibió datos para identificar mi teléfono y lo comparó con su base de datos.

Da miedo pensar en todo lo que obtuvieron las empresas dedicadas a usar los datos privados de los usuarios como si fueran carne picadas en una noche cualquiera, de  un usuario cualquiera. Y no son pocas y desconocidas las aplicaciones que utilizaron la actualización en segundo plano para enviar esta información: Microsoft OneDrive, Nike, Spotify, The Weather Channel y curiosamente, la propia aplicación del The Washington Post, medio al que pertenece el periodista que llevó a cabo este trabajo de investigación.

El experimento ha durado alrededor de una semana y el periodista, Geoffrey Fowler, de la mano de los analistas de seguridad y privacidad de la empresa Disconnect, han llegado a la conclusión de que nuestros datos son enviados una media de 5.400 veces, una cantidad de información que representa alrededor de 1,5 GB de datos en el periodo de un mes. Por si fuera poco, no sólo «se pasan por el forro» nuestra privacidad, sino que además contribuyen soberanamente a dilapidar nuestra tarifa de datos móviles con estas prácticas. Utilizan nuestra tarifa móvil para ganar dinero con ella y no obtenemos nada a cambio, para que te hagas una idea, podrías ver alrededor de tres capítulos de Netflix a una calidad decente.

Apple tiene trabajo por delante

Como hemos dicho al principio, la compañía de Cupertino no cuenta con sistemas que monitoricen e informen al usuario acerca de este tipo de prácticas, de hecho podríamos decir que ni se ha dado cuenta de ellas, ya que parece colaborar, permitiendo la actualización en segundo plano casi por defecto. No sería de extrañar que tras este escándalo Apple opté por incluir un nuevo sistema de avisos que nos permita decidir si queremos o no que las aplicaciones usen la actualización en segundo plano para algo más que descargar contenido de las mismas.

Y es que en teoría, esta actualización en segundo plano está destinada por ejemplo a descargar los correos o las conversaciones de mensajería instantánea mientras no estamos dentro de la aplicación para que así cuando entremos en la misma, ya tengamos disponible este contenido. Pero no te eches las manos a la cabeza aún, te explicamos cómo puedes evitar que las aplicaciones te espíen en tu iPhone.

Cómo desactivar la actualización en segundo plano

Para desactivar la actualización en segundo plano lo primero que haremos es dirigirnos a la aplicación Ajustes de iOS, una vez dentro navegamos por la sección General y entramos en el apartado Actualización en segundo plano.

Actualizaciones en segundo plano de iOS

Tenemos un sistema de encendido y apagado total, que nos permitirá las siguientes tres opciones:

  • No: No habrá actualización en segundo plano en ningún caso
  • Wi-Fi: Sólo habrá actualización en segundo plano cuando estemos conectados a una red Wi-Fi.
  • Wi-Fi y datos móviles: Siempre habrá actualización en segundo plano

Además contamos con interruptores individuales para activar y desactivar la actualización en segundo plano de cada aplicación, aunque visto lo visto, lo mejor es pulsar «No».


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.