Apple se equivoca, y debe solucionarlo rápidamente

Las recientes noticias sobre cómo Apple no permite a las plataformas de videojuegos en streaming están generando una gran polémica entre los usuarios, y la postura de Apple debe cambiar de inmediato, o sus usuarios serán los grandes perjudicados.

Stadia o xCloud no llegarán a los dispositivos iOS, al menos eso es lo que Apple mantiene de momento, porque incumplen las normas de la App Store. Según la compañía de Cupertino este tipo de aplicaciones no tienen cabida en la App Store, por lo que los usuarios de iPhone o iPad se quedan sin poder disfrutar de lo que muchos califican como el futuro de los videojuegos: el streaming.

Un nuevo concepto de videojuegos

Es algo que muchos aún no conocen, a pesar de que algunos servicios de este tipo ya llevan un tiempo funcionando. Stadia de Google o xCloud se podrían calificar como “el Netflix de los videojuegos”. Tú contratas un servicio mediante una cuota mensual y eso te da acceso a un catálogo limitado de videojuegos a los que puedes jugar, sin tener que descargártelos en tu dispositivo, porque todo se realiza mediante streaming. Esto significa que tu máquina importa “poco”, sólo necesitas una buena conexión a internet para poder jugar, y un mando compatible.

Google Stadia

La comparación con Netflix, HBO o Disney+, a pesar de que algunos mantienen que no es lo mismo, es inevitable. Una cuota mensual, un catálogo limitado que puede ir variando a lo largo del tiempo, una conexión a internet… y nada más. Apple no tiene acceso al catálogo que ofrecen las plataformas de vídeo en streaming, tampoco lo tienen los usuarios. Tú pagas por Netflix, y las películas o series más vistas en Netflix no aparecen en los rankings de películas o series más vistas de iTunes. Tampoco sabes el catálogo que te ofrece cuando descargas la aplicación. Puede haber contenido en 4K, o sólo en FHD, con sonido Dolby Atmos o simplemente en estéreo. Apple no puede garantizar la satisfacción de los usuarios con Netflix, porque no controla su contenido. Es el usuario el que decide si el servicio le merece la pena o no.

Todo esto es válido también los servicios de música en streaming, y Apple lo acepta así sin el más mínimo problema. Sin embargo no es válido, según Apple, para los videojuegos en streaming. Apple se escuda en unas normas de su tienda de aplicaciones en las que los desarrolladores deben enviar cada videojuego a su tienda de aplicaciones para revisión de forma individualizada. Si lo comparamos con Netflix, sería como si Apple exigiera a la plataforma que debe mandarle cada película y serie para que Apple la revise y le de el visto bueno. Hay quienes mantienen que no es equiparable, no veo motivo alguno por el que no se puedan comparar.

Project xCloud

Hay que cambiar las normas

Esas normas están ahí, y yo soy el primero que en muchas ocasiones ha asegurado que las normas están para cumplirlas, pero también llegan momentos en el que las normas hay que cambiarlas para adaptarlas a los nuevos tiempos. Seguramente cuando se crearon esas normas no existían aún este tipo de plataformas de videojuegos, ni estaban en la cabeza de sus creadores. La generalización del internet de alta velocidad y el despliegue de las redes 5G con una baja latencia han hecho posible esta idea de juego en streaming, y Apple no puede quedarse atrás, o mejor dicho, Apple no puede dejar a sus usuarios atrás.

Pedir a las compañías que envíen sus juegos individualmente para poder revisarlos es un completo sinsentido, como lo es el agarrarse a que los usuarios no pueden ver esos juegos en las listas de éxitos de la App Store. ¿Acaso ves la serie más vista de Netflix cuando buscas la app en su tienda de aplicaciones? El usuario paga por un servicio, y lo que descarga es la app de ese servicio. Apple debe exigir que esa app cumpla con las exigencias en cuanto a calidad y privacidad, que esté perfectamente adaptada a los diferentes dispositivos y pantallas, y que haga uso de los recursos de forma correcta. Si la experiencia no es buena o el catálogo es insuficiente, será el usuario el que lo valore y decida si continúa pagando por ello o no.

Project xCloud

Una muestra de cómo estas normas son absurdas la tenemos en la existencia de aplicaciones como PS4 Remote o Steam Link. Son apps que te permiten acceder a tu PS4 o PC y jugar en tu dispositivo iOS. PS4 Remote incluso te permite jugar en remoto, fuera de tu red local. ¿Están esos juegos en el App Store? ¿Aparecen en el listado de éxitos? ¿Ha revisado Apple estos videojuegos antes de aprobar las aplicaciones? La respuesta es “no” para todas las preguntas. ¿Cuál es la diferencia con Stadia o xCloud? Hay diferencias, como es obvio, pero al final el concepto es similar, y la ausencia de control por parte de Apple es la misma en todos los casos.

Los usuarios, los grandes perjudicados

Apple nos ofrece los mejores dispositivos, las mejores pantallas y la compatibilidad con los mejores mandos de control. Sin embargo nos limita el acceso a los mejores servicios de videojuegos. Apple Arcade es un buen servicio para aquellos que gusten videojuegos de calidad diseñados específicamente para dispositivos móviles, pero está muy lejos de satisfacer a los usuarios más jugones que lo que quieren es la experiencia de las videoconsolas en su iPhone o iPad para poder jugar en cualquier lugar. No me cabe la menor duda de que Apple tendrá que rectificar y cambiar esas normas tan restrictivas, porque en esta ocasión no son quejas de desarrolladores, estamos antes muchos usuarios muy descontentos y se está generando mucho ruido.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.