El Apple Watch y el agua: guía para un uso óptimo

Apple Watch Series 2

Tanto la primera generación del Apple Watch, como el Apple Watch Series 1, son capaces de resistir salpicaduras de agua. Esto quiere decir que podrás fregar los platos con él sin ningún miedo, e incluso darte una ducha, y el reloj no sufrirá daño alguno. Por el contrario, el nuevo Apple Watch Series 2 es capaz de sumergirse hasta 50 metros de profundidad, lo que lo convierte en un accesorio ideal para quien practica natación, surf o simplemente no quiere quitárselo cuando va a darse un chapuzón en la piscina.

Pero aunque el Apple Watch Series 2 sea completamente resistente al agua, es necesario considerar algunos aspectos y hábitos de uso para que tu experiencia con él resulte óptima. Veamos cómo sacar el máximo partido a la resistencia al agua de nuestro reloj favorito.

Antes de comenzar, es obligado advertir que en este artículo nos referimos única y exclusivamente al Apple Watch Series 2, no al Series 1 ni al de primera generación. No lo olvides por favor.

En realidad, ¿qué resistencia al agua ofrece el Apple Watch Series 2?

También antes de comenzar, es necesario aclarar qué tipo de resistencia al agua ofrece en concreto el Apple Watch Series 2, algo sobre lo que existe cierta confusión cuyo origen se encuentra en las propias explicaciones de Apple.

Apple señala con toda claridad que el Apple Watch Series 2  tiene un grado de resistencia al agua de 50 metros amparado por la norma ISO 22810: 2010. Sin embargo, inmediatamente después la compañía aclara (punto 1 de las aclaraciones a pie de página), en lo que a todas luces parece una dejadez de responsabilidad, que el Apple Watch Series 2 “puede ser utilizado para actividades de aguas poco profundas como nadar en una piscina o el mar. Sin embargo, el Apple Watch Series 2 no se debe utilizar para el buceo, esquí acuático, u otras actividades relacionadas con el impacto de agua a alta velocidad o inmersiones profundas”. Pero, ¿a qué se refiere con “inmersiones profundas”? ¿Qué significa “profundo” para Apple?

El Apple Watch y el agua: guía para un uso óptimo

Según podemos leer en Foro-Industrial, la norma “ISO 22810 cubre los relojes destinados únicamente para el uso diario y para la natación”. En caso de querer efectuar actividades acuáticas a una profundidad considerable, el Apple Watch Series 2 debería incluir la norma ISO 6425.

Por otro lado, según podemos leer en la Wikipedia al respecto de la norma ISO 22810: 2010, : “un reloj que marca 30 metros no se puede esperar resistente al agua para soportar la actividad durante periodos de tiempo más largos en una piscina, y menos aún que siga funcionando a 30 metros bajo el agua. Esto es porque la prueba se lleva a cabo sólo una vez usando la presión estática en una muestra de relojes de nueva fabricación”.

En resumen, Esto es un auténtico jaleo. A pesar de la calificación de 50 metros, es probable que el reloj no sea capaz de resistir la presión. Por tanto, mejor limítate a actividades acuáticas de poca inmersión como nada en una piscina.

Me voy a chapotear a la piscina, ¿qué debo hacer con mi Apple Watch?

Bueno, pues técnicamente no sería necesario que hagas nada en absoluto. Puedes irte a la piscina, darte una ducha o fregar los cacharros de cocina sin necesidad de prestar atención alguna a tu Apple Watch Series 2, más que para admirar lo bien que te queda😂. El reloj no tiene por qué sufrir ningún tipo de daño vinculado al agua en estos casos.

A pesar de ello, existe una nueva característica en este Watch 2 denominada “Bloqueo de agua” que permite al altavoz expulsar el agua que de otra manera quedara atrapada dentro. Una función que, sin duda, resultará muy útil, y que se activa manualmente de las siguientes dos formas:

1. Inicia sesión de ejercicios de Natación y la pantalla quedará bloqueada para evitar la entrada de agua. Cuando finalices, gira la corona digital en sentido contrario a las agujas del reloj y el altavoz emitirá unos sonidos expulsando el agua.

2. Desliza la pantalla hacia arriba para mostrar el Centro de Control y pulsa el icono de una gota de agua. Cuando acabes, deberás girar la corona digital como hemos dicho antes.

Limpieza

Aunque el Apple Watch Series 2 resista el agua, tanto la sal de mar como los químicos de las piscinas pueden acelerar su corrosión. Por este motivo, procura enjuagar tu reloj en agua dulce una vez hayas finalizado tus actividades acuáticas. Puedes aprovechar la ducha posterior prestándole atención a enjuagar bien tu preciado tesoro. Pero ¡ojo!, no lo expongas en exceso a geles y similares, la propia Apple recomienda “no exponer el Apple Watch a jabones, champús, acondicionadores, lociones y perfumes, ya que pueden afectar negativamente a los protecciones de agua y membranas acústicas”.

 

Un último consejo: si no estás seguro de que tu Apple Watch vaya a salir indemne de lo que vas a hacer, mejor, guárdalo.

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:
Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch

Categorías

Apple Watch

Jose Alfocea

Siempre con ganas de aprender, me encanta todo lo relacionado con la Historia, el Arte o el Periodismo y especialmente, las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Watcher dijo

    Yo tengo la primera versión, llevo usándolo desde que lo compré con total tranquilidad en el agua y no me ha dado nunca ningún problema. No me lo he quitado en todo el verano, lo he metido en las piscina con total tranquilidad y aunque las primeras veces dudas un poco, ya tenía una certificación que teóricamente te permitía meterlo en el agua (aunque Apple no lo recomendara). Si que es verdad que le cuesta hasta que el agua se “evapora” del altavoz y suena más bajo, pero nada que me quite el sueño la verdad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *