Notificaciones de Ritmo irregular y ECG, qué son y cómo funcionan

Se está hablando mucho acerca de la nueva funcionalidad del Apple Watch que hace sólo unas semanas llegó a España y otros países europeos y que ya ha sido protagonista en varios titulares de prensa por cómo ha “salvado” varias vidas en personas que desconocían tener un problema cardiaco. Las Notificaciones por Ritmo irregular y el ECG son estas dos nuevas funciones que en ocasiones se confunden y que muchos no conocen aún.

¿Qué son las Notificaciones por Ritmo irregular? ¿Qué es el ECG? ¿Cómo funcionan cada una de estas funciones? ¿Es tu modelo de Apple Watch compatible con alguna de ellas? ¿Cómo se interpretan los resultados? Aquí os intentaremos explicar todo lo que necesitáis saber para comprender bien estas funciones, saber usarlas correctamente y saber interpretar bien los datos que te ofrecen.

Qué es la Fibrilación Auricular

El corazón normalmente late de forma rítmica, pero hay enfermedades que hacen que ese ritmo se pierda, son las que se conocen como “arritmias”. Hay muchos tipos de arritmias, pero la más frecuente es la llamada “Fibrilación auricular”. Es un tipo de arritmia que afecta a una parte muy importante de la población, y uno de sus principales problemas es que en muchas ocasiones no da ningún tipo de síntoma hasta que aparecen las complicaciones, que son potencialmente graves. Es decir, algunas personas tienen Fibrilación auricular y no lo saben, detectándose sólo cuando aparecen las complicaciones.

Para el diagnóstico de una Fibrilación auricular es necesario un estudio por parte de tu médico que debe incluir una exploración completa y un ECG (electrocardiograma). Y aquí es donde aparece otro de los problemas de esta enfermedad que complican su diagnóstico: algunas personas la tienen de forma intermitente, puede que en un momento dado la tengan, pero en otro no. Esto ocasiona que haya retrasos en su diagnóstico y por tanto en su tratamiento.

Qué son las Notificaciones de Ritmo irregular

Esta función es nueva en el Apple Watch desde hace unas semanas, y es compatible con todos los modelos a partir del Series 1, es decir, no necesitas tener el último modelo para poder hacer uso de ella. ¿Cómo la activas? Sólo necesitas un Apple Watch Series 1 o posterior con watchOS 5.2 instalado. Accede a la aplicación Watch de tu iPhone y entra en “Mi Reloj>Corazón”, donde verás la opción “Ritmo irregular” para poder activarla.

Es una función automática, tú no tienes que hacer nada, porque el Apple Watch cada cierto periodo de tiempo captará tu frecuencia cardiaca y verá si es rítmica o no. En el caso de que detecte 5 anomalías del ritmo en un periodo no inferior a 65 minutos, recibirás una notificación informándote de este hecho. Si recibes esta notificación es probable que tengas una arritmia, y dado que la Fibrilación Auricular es la arritmia más frecuente, es probable que ésta sea la causa de ello. Deberás acudir a tu médico para que te haga un estudio que confirme o no el diagnóstico.

Esta función es la que se ha estado evaluando en un estudio realizado de forma conjunta entre la Universidad de Stanford y Apple, con unos resultados que sorprendieron a muchos. Esta monitorización automática del ritmo cardiaco notificó a un 0,5% de los participantes en el estudio, muchos de los cuales acudieron posteriormente a un médico para su estudio llegando al diagnóstico de Fibrilación Auricular. Pero hay unos datos que se extraen de este estudio que merecen la pena destacar.

Cuando el paciente llevaba un Apple Watch y un parche que le hacía un ECG de forma simultánea, si recibía una notificación de ritmo irregular en el 84% de los casos ese ECG mostraba una Fibrilación Auricular. Sin embargo, aquellos que llevaban sólo el Apple Watch y se les hacía el ECG una semana después de recibir la notificación, sólo el 34% mostraba una Fibrilación Auricular. Esto se explica porque como decíamos al principio, la Fibrilación Auricular puede ser intermitente, por lo que cuando recibes la notificación puedes tenerla, pero horas o días después puede haber desaparecido.

Cómo funciona el ECG del Apple Watch

La función ECG del Apple Watch es un complemento a las Notificaciones de Ritmo Irregular. En conjunto se convierten en una herramienta más precisa que puede ser de mucha ayuda para tu médico en el diagnóstico de una posible Fibrilación Auricular, y que además puede también ser muy útil para el seguimiento de la enfermedad, ya que te permite realizarte tú mismo un ECG en casa, guardarlo y enseñárselo a tu médico o incluso enviárselo mediante correo electrónico o mensaje instantáneo.

Esta función no es automática, debes ejecutarla tú, al contrario de lo que ocurre con las Notificaciones de Ritmo Irregular, y como decíamos sólo el nuevo Apple Watch Series 4 es capaz de realizarla a partir de watchOS 5.2. No tenemos aún un estudio tan grande como el que antes os comentábamos, pero sí hay un pequeño ensayo clínico con 600 participantes en el que se comparó la eficacia del ECG del Apple Watch (una sola derivación) y un ECG médico (12 derivaciones) El estudio concluyó que la app ECG del Apple Watch mostraba una sensibilidad del 98,3 % al determinar la fibrilación auricular. Es un tamaño de muestra muy pequeño pero los resultados son prometedores.

Aquí es donde cobran importancia los datos que antes destacábamos del estudio de Stanford: Si se hacía el ECG a la vez que se recibía la notificación, en el 84% de las veces se detectaba una Fibrilación Auricular. Si se demoraba el ECG varios días después de la notificación, sólo el 34% de las veces se detectaba la Fibrilación Auricular. Por lo tanto si tienes un Apple Watch Series 4 y recibes la Notificación de Ritmo Irregular, lo más recomendable es que lances la app ECG de tu Apple Watch, porque la probabilidad de que detecte una Fibrilación Auricular es más alta.

Consulta siempre con tu médico

Ni las Notificaciones de Ritmo irregular ni la función ECG del Apple Watch tienen como objetivo sustituir a tu médico, nada más alejado de la realidad. Si tienes algún síntoma sugerente de enfermedad cardiaca deberás acudir a tu médico aunque tu Apple Watch no detecte nada, y si no notas síntomas pero las notificaciones o el ECG te dicen que algo no es normal, también deberás acudir a tu médico para confirmar si ese problema es real o no.

Valorar negativamente estas funciones del Apple Watch porque necesitan confirmación por parte de un médico es un error, porque no es su finalidad. En Europa cerca de 11 millones de personas tienen Fibrilación Auricular, a las que hay que añadir las que aún no están diagnosticadas porque no han tenido ningún síntoma aún. La finalidad del Apple Watch, las Notificaciones de Ritmo Irregular y la función ECG es disminuir ese número de personas que no tienen aún el diagnóstico y así poder ponerles tratamiento antes de que aparezca una complicación grave, También puede ayudar al seguimiento de las personas que ya tienen el diagnóstico realizado, ofreciendo información muy útil a su médico.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:
Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch