Apple Watch y Actividad, las claves para entenderlo

El Apple Watch fue el rey de las compras Navideñas según hemos podido leer en los informes de algunos analistas con más de 5 millones de unidades vendidas. Los nuevos modelos, la bajada de precios respecto al lanzamiento del modelo original, la amplia gama de acabados, colores y correas… Se ha convertido sin lugar a duda en la referencia de los smartwatches y muchos usuarios que antes usaban una simple pulsera cuantificadora ahora se han decidido a usar un Apple Watch, que además de todo lo que hacía su pulsera ofrece muchas más opciones. Pero hay algo que desconcierta a muchos usuarios y es la forma en la que el Apple Watch mide tu actividad física. Os explicamos las claves para entenderlo.

En pie

Empezamos por una de las notificaciones que más irritan a muchos: Ponerse de pie. Se trata realmente de una recomendación que ya tiene varios años y que está avalada por multitud de estudios científicos. Caminar durante unos 5 minutos cada hora es saludable y previene enfermedades metabólicas como la diabetes. Pero quizás el problema radica en la propia notificación de Apple: no se trata de ponerse de pie sino de hacer algo de actividad cada hora, eso sí, mínima. La notificación además llega antes de que termine la hora, para así conseguir el punto de esa hora. Si consigues los 12 puntos del día habrás rellenado el anillo.

Ejercicio

Es quizás el punto que más incertidumbre crea. ¿Qué considera Apple ejercicio? La compañía lo define como cualquier actividad que supone un pequeño esfuerzo a tu cuerpo, como un paseo a ritmo rápido. El Apple Watch monitoriza además de tus movimientos, la frecuencia cardiaca y la actividad que realizas debe tener cierta repercusión en la frecuencia de tu corazón para que Apple lo considere ejercicio de lo contrario no lo cuantificará. De modo que realizando la misma actividad dos personas pueden conseguir resultados diferentes en el Apple Watch, dependiendo del esfuerzo que suponga para cada una.

Movimiento

Por último llegamos al anillo que cualifica las calorías que hemos gastado. Al igual que con el anterior, el Apple Watch usa los sensores de movimiento y de frecuencia cardiaca para cuantificar las calorías que consumes, pero sólo las “Calorías Activas”. Apple habla de “Energía en actividad” para referirse a las calorías activas que son aquellas que se consumen cuando realizamos una actividad física. Además están las “Calorías basales” o “Energía en reposo” que son las que consumimos por el simple hecho de estar vivo mediante procesos vitales como la respiración. Las calorías totales que consumimos son el resultado de la suma de estas dos, pero el anillo de movimiento sólo se refiere a las activas.

Este objetivo de movimiento es el único que podemos modificar a nuestro gusto, bien durante la configuración inicial del Apple Watch o en cualquier momento haciendo uso del Force Touch desde dentro de la app Actividad del reloj. Además de definir nuestro objetivo de calorías para consumir (recordad que son sólo las “activas”) podemos ver un resumen semanal de nuestra actividad realizada.

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:
Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *