Apple y Google dan más detalles acerca de su sistema de rastreo contra COVID-19

El anuncio de Apple y Google uniéndose de forma inédita para luchar contra el coronavirus no ha estado libre de controversia, lo cual ha obligado a las dos compañías a dar más detalles y a realizar algunos cambios.

Para los que no hayan estado al tanto de esta noticia, Apple y Google anunciaban hace unos días un acuerdo por el que ambas compañías y sus respectivas plataformas móviles, que acaparan el 99% del mercado mundial estaban desarrollando un sistema que permitiría rastrear con qué personas tenemos contacto a lo largo del día de manera que si alguna de ellas o nosotros mismos resultábamos contagiados por COVID-19 se enviaría una notificación a todos los contactos que hubieran tenido en los últimos días. Ambas compañías insistieron en que la privacidad estaría garantizada en todo momento, pero no consiguieron evitar las dudas de las autoridades europeas y americanas, además de generar alguna que otra noticia falsa de la que incluso algunos medios de gran tirada se hicieron eco.

Este sistema utilizar la conexión Bluetooth de nuestros dispositivos, sin importar si son dispositivos Android o iOS, de ahí la necesidad de que ambas compañías se hayan puesto de acuerdo. Se utilizará la distancia entre dispositivos para conocer la distancia entre las personas que los llevan, y esto se puede saber por la intensidad de la conexión Bluetooth que se establece entre ellos. Además también se tendrá en cuenta el tiempo que permanecemos junto a la otra persona. Otros detalles como si nuestro iPhone está conectado al coche podrá utilizarse para evitar falsas alarmas, ya que podemos coincidir con una persona infectada cada uno en nuestro coche parados en un semáforo, sin riesgo a habernos contagiado.

Ambas compañías han cambiado algunos aspectos de cómo funciona este sistema, como la encriptación que se utiliza. Los datos están encriptados por lo que nadie podrá acceder a ellos aunque se hiciera con nuestro dispositivo, y en lugar de la encriptación HMAC que indicaron en un principio, terminarán utilizando encriptación AES, que según informan tiene un mejor rendimiento en todos los dispositivos. Las claves de esta encriptación serán generadas aleatoriamente y temporales, por lo que la dificultad de conseguir estas claves será máxima incluso utilizando ingeniería inversa.

El sistema guardará todos los datos de nuestros contactos durante 14 días, y en el momento en el que una persona sea registrada como positivo en COVID-19 dejará de recopilar sus datos, ya que esa persona deberá permanecer en aislamiento. Los usuarios podrán eliminar en cualquier momento la información que hay almacenada en sus dispositivos, recordemos que será un sistema cuya participación es voluntaria y el usuario podrá dejar de participar cuando lo desee.

El sistema descargará una vez al día los positivos a COVID-19, información que será administrada por los organismos pertinentes, y los comparará con los contactos que han quedado registrados en nuestro dispositivo. Este chequeo se realizará en nuestro dispositivo, no en ninguna “nube”. Una vez comprobado el listado descargado, si alguno de nuestros contactos se incluye en la lista de positivos, se nos notificará inmediatamente, y se nos darán las instrucciones de cómo actuar.

En una primera fase Apple y Google proveerán las API a los desarrolladores, y necesitaremos instalar las aplicaciones para que el sistema funciones. Esto tendrá lugar a lo largo del mes de Mayo. Está prevista una segunda fase en la que todo el sistema esté instalado en los propios dispositivos, sin necesidad de que se instale ninguna aplicación, pero el usuario deberá se quien active la función, no será algo que funcione por defecto. Apple y Google han querido destacar algunos puntos importantes para dejar claro que la privacidad está garantizada y que será algo completamente voluntario.

  • Los usuarios tendrán que activar la funcionalidad en sus dispositivos
  • Podrán desactivarla en cualquier momento sin tener que dar un motivo
  • No se recopilan datos de ubicaciones
  • La identidad de los usuarios no se comparte
  • La identidad de nuestro Bluetooth se cambia cada 10-20 minutos para que no nos puedan rastrear
  • Las notificaciones de exposición se realizan en nuestros dispositivos, no se suben a ninguna nube ni se comparten
  • Apple y Google podrán desactivar el sistema de forma regional cuando deje de ser necesario
  • Sólo los organismos de Salud Pública podrán tener acceso al sistema

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.