Cómo gana dinero WhatsApp

whatsapp dinero

En el 2014 Mark Zuckerberg compró la aplicación de WhatsApp a su desarrollador por casi 20 mil millones de dólares. Siete años más tarde, sólo él y su equipo de contables saben a ciencia cierta si aquella operación fue rentable o no.

Está claro que el valor de dicha aplicación reside única y exclusivamente en la ingente cartera de usuarios que controlas con ella, y la valiosa información que te ofrece su dominio. Aunque WhastApp esté cifrado de extremo a extremo, yo no me creo que Zuckerberg no obtenga de alguna manera algún tipo de rentabilidad a dicha aplicación, que a día de hoy sigue siendo gratuita y sin anuncios….

WhatsApp se ha convertido sin duda alguna en la aplicación de mensajería que más usuarios tiene repartidos por todo el planeta. Miles de millones de personas que cada día usan dichos chats de manera habitual. Supera con creces a otras aplicaciones como FaceBook Messenger, WeChat o Telegram.

El éxito actual de dicha aplicación se debe a varios factores. El primer motivo es que fue la primera aplicación de mensajería instantánea que salió al mercado, y rápidamente se hizo muy popular. Otra causa, sin duda, es su fácil manejo y su fiabilidad. Excepto en contadas ocasiones de caídas puntuales de sus servidores, es una aplicación que funciona siempre, y muy bien. Y quizás la más importante de todas, es que es gratuita, y no tiene anuncios. Y ahí es cuando surge la pregunta: ¿Zucherberg está perdiendo dinero con WhatsApp?

Un poco de historia

Dicen que quien golpea primero, golpea dos veces. WhatsApp se lanzó en el 2009. En aquella época la única manera de enviar mensajes de móvil a móvil de manera inmediata era a través de los SMS o entre los poseedores de un terminal Blackberry (entre los que me incluyo) que tenía su aplicación propia de mensajería, pero claro, sólo funcionaba entre los móviles de dicha marca.

Durante los primeros años de su existencia, WhatsApp era gratuito el primer año, y al segundo tenías que pagar 89 céntimos por una suscripción anual. Para los usuarios de iOS ya era habitual pagar por una aplicación, pero muchos usuarios de Android hicieron su primer pago a Google Play por culpa de dicha suscripción.

Dicha suscripción no era muy seria. Muchas veces la propia aplicación de renovaba un año más gratuito antes de que llegara la finalización del primer año. WhatsApp quería llegar a cuantos más usuarios mejor, aunque para ello tuviera que regalar millones de suscripciones anuales.

Finalmente, en el 2014, viendo que no acababa de cuajar el tema del cobro anual por la suscripción, y con el miedo a que los usuarios emigrasen a un nuevo competidor en el mundo de la mensajería como Telegram, WhatsApp pasó a ser gratuita para siempre.

El 2014 fue crucial para WhatsApp

Zuckerberg

En 2014 Zuckerberg compró WhatsApp por 20.000 millones de dólares.

El 2014 fue un año donde se marcó un antes y un después de WhatsApp, por dos acontecimientos muy importantes que sin duda han marcado la trayectoria de la aplicación y del porqué sigue siendo gratuita a día de hoy.

Primero, porque WhatsApp fue adquirida por Mark ZuckerBerg (a estas alturas de la película no hace falta explicar quién es dicho individuo) por casi 20.000 millones de dólares. Mucho se especuló entonces con las intenciones que tenía Zuckerberg con aquella compra. Todos pensábamos que WhatsApp quedaría integrado en FaceBook, unificando así todos los usuarios en una sola aplicación. Nos equivocamos, o simplemente ésa era la idea de Mark, pero no pudo llegar a hacerlo.

Y segundo, que en ese mismo año, apareció de la nada una nueva aplicación de mensajería: Telegram. Un duro competidor ruso, como Ivan Drago en la película de Rocky Balboa. Pavel Durov y su equipo de desarrolladores lanzaron una aplicación de mensajería que hizo temblarle el pulso al mismísimo Zuckerberg, que ya tenía su WhatsApp en el bolsillo, con ganas de explotarlo y recuperar esos veinte mil millones de dólares.

Y el dueño de FaceBook e Instagram tuvo que replantearse muy seriamente qué hacer con WhatsApp. El «Ivan Drago» de las aplicaciones de mensajería era más alto y más fuerte que él. Tenía unos puños muy poderosos: Sus mensajes eran mucho más seguros al estar cifrados, era multiplataforma real, pudiéndose usar en varios dispositivos a la vez (como por ejemplo un PC), y era totalmente gratis y sin anuncios. Una amenaza muy poderosa.

Y Zuckerberg entró en pánico. Sabía que cualquier movimiento en falso haría que millones de usuarios se cambiarían a la la nueva y atractiva Telegram, y si la probaban, ya no volverían jamás. Así que ya han pasado varios años, y el CEO de Facebook sigue sin mover ficha.

Telegram sigue siendo gratuita y sin publicidad, y mientras pueda aguantar, WhatsApp seguirá igual. Así que Zuckerberg, al ver que no puede «tocar» al usuario privado, ha decidido empezar a hacer negocio con WhatsApp para empresas.

WhatsApp Business

Business

Con WhatsApp Business la plataforma empieza generar ingresos.

WhatsApp Business, es una una aplicación creada en 2017 y enfocada al negocio de las empresas. Fue creada para que las pequeñas empresas puedan comunicarse con sus clientes, enseñarles sus productos y servicios, y poder chatear con el cliente mientras compra y resolver sus dudas.

Una buena manera de conectar empresa y cliente, permitiendo crear un catálogo virtual para mostrar los productos y servicios, y usar herramientas especiales para automatizar, ordenar y responder mensajes rápidamente. Tiene servicios gratuitos, y otros que son de pago.

Y aparte de cobrar por dichos servicios, con WhatsApp Business Zuckerberg recopila una gran cantidad de información comercial muy valiosa, que puede explotar en otras de sus plataformas como Facebook.

WhatsApp Payments

WhatsApp Payments será el próximo movimiento que hará Zuckerberg para conseguir beneficios con WhatsApp. Un servicio de pago similar al Bizum que todos conocemos. Y nuevamente, con el miedo a «tocar» al usuario final, para éstos los pagos e ingresos serán gratuitos, y serán las empresas las que pagarán el pato.

Comenzó a funcionar en Brasil el año pasado, y es de esperar que en este nuevo 2021 se extienda a más países. Aunque el servicio sea gratuito para los usuarios, debido al gran volumen de transacciones que puede generar dicha plataforma entre particulares y empresas, los beneficios para Zuckerberg pueden ser considerables.

Rocky espera cansar a Ivan Drago

Pavel Durov

Pavel Durov, el Ivan Drago de la mensajería.

Como ocurre en la película de Sylvester Stallone, el americano espera que el ruso se canse, para finalmente ganar el combate. Eso es lo que está haciendo Mark Zuckerberg. Sabe que tarde o temprano, Pavel Durov tendrá que cobrar por su Telegram, o introducir publicidad para generar beneficios. Será cuando el americano moverá ficha, y hará lo mismo, para seguir siendo el Campeón Mundial de la mensajería, en número de usuarios, y por fin, poder rentabilizar WhatsApp.


Te interesa:
Cómo tener dos WhatsApp en el iPhone
Síguenos en Google News

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Enrique dijo

    Whatsapp no fue la primera. Antes hubo, al menos, una que se llamaba Ping. Yo la tuve. Lo que ya no recuerdo es si era sólo para iPhone o también la había para Android.