Cómo debes limpiar tu iPhone y tus AirPods

Nuestros dispositivos de Apple sufren, como cualquier otro dispositivo electrónico, con la acumulación de suciedad no deseada. Sin embargo, la delicadeza de determinados materiales de construcción así como sus peculiares formas, hacen que surjan numerosas dudas acerca de cómo deberíamos tratar de limpiar nuestros productos.

Así es como debes limpiar tu iPhone para evitar problemas de funcionamiento, y aprovechamos para indicarte cómo mantener limpios también tus AirPods. De este modo, podrás alargar la vida útil de tu iPhone y tus AirPods gracias a su buen mantenimiento, así como lograrás un precio de venta superior en caso de venderlo. No te pierdas estos espectaculares consejos e instrucciones para mantener limpio tu dispositivo.

Como en muchas otras ocasiones, también hemos acompañado este tutorial de limpieza de un vídeo que podrás disfrutar en nuestro canal de YouTube, en el que podrás apreciar paso a paso cada una de las indicaciones que aquí te marcamos, así como ver los resultados en tiempo real. Aprovecha también para unirte a nuestro canal de Telegram, donde el equipo de Actualidad iPhone atenderá todas tus consultas junto con su comunidad.

¿Qué materiales de limpieza necesito?

Esta es sin duda la primera de las cuestiones que se plantean. Los elementos de limpieza y herramientas. Algunas de las que aquí te propondremos estarán ya presentes en tu hogar, puesto que son elementos de limpieza bastante tradicionales, no obstante, te enlazaremos todas nuestras propuestas por si necesitas realizar una compra de última hora.

  • Alcohol isopropílico: Este alcohol está específicamente pensado para realizar este tipo de limpiezas sin dañar los componentes electrónicos. De este modo, nos aseguraremos que durante el proceso de puesta a punto el resultado sea el idóneo, sin comprometer la estructura o la funcionalidad de los elementos que tratamos. Tiene un coste muy bajo y probablemente puedas comprarlo en tu supermercado de confianza.
  • Cepillo de precisión: Como cualquier otro cepillo de los que utilizamos para limpiar zapatos, textiles o superficies, pero en un tamaño notoriamente inferior. Con estos cepillos vamos a poder limpiar correctamente las perforaciones correspondientes al puerto Lightning, los micrófonos y por supuesto también los altavoces.
  • Limpiacristales: Este es el elemento ideal para limpiar sobre todo los marcos, la pantalla y el cristal trasero de nuestro iPhone. De este modo brillará como el primer día sin causar ningún desperfecto.
  • Paños de microfibra: Por último y no por ello menos importante, el que puede ser el elemento más necesario, estos paños nos permitirán limpiar nuestro dispositivo sin causar rayones. Es interesante que elijamos siempre opciones que estén pensadas para limpiar el vidrio o el acero, porque así nos aseguramos que no creamos micro abrasiones en nuestros dispositivos.
  • Un mondadientes o «palillo de dientes».

Como ya tenemos la lista de la compra, ha llegado el momento de ponernos manos a la obra y limpiar.

Cómo limpiar el iPhone

Lo primero que vamos a hacer es coger un recipiente pequeño (vaso de chupito, café o similar) y llenarlo a un 20% de su capacidad con un poco de alcohol isopropílico, ya que lo vamos a necesitar para ir mojando ligeramente el cepillo de limpieza.

Acto seguido vamos a coger uno de los paños de microfibra y lo vamos a poner sobre la mesa. Trabajaremos encima de este paño, que se utilizará exclusivamente para esto. Justo en este momento vamos a quitar la funda y humedeciendo uno de los paños de microfibra con limpiacristales, vamos a proceder a limpiar la funda por el interior, especialmente por los bordes, que es donde se suele introducir suciedad. Cuando hayamos acabado con la funda, la colocaremos fuera del paño, ya hemos terminado con ella.

Lo siguiente es limpiar las rejillas, micrófonos y auriculares. Para ello vamos a mojar el cepillo en el alcohol isopropílico, secamos el exceso de alcohol en el paño que hay sobre la mesa, y realizaremos movimientos horizontales, de lado a lado, nunca presionando, sino «barriendo», sobre el auricular de la pantalla. Acto seguido vamos a repetir también la acción en las rejillas inferiores donde se sitúa tanto el altavoz como el micrófono del iPhone. Es importante, en este punto, que no ejerzamos presión sobre las rejillas, ya que en ese caso, en lugar de limpiar la suciedad la estaríamos introduciendo dentro del iPhone.

Toda vez que hemos terminado con la limpieza, de las rejillas correspondientes, toca echar mano al mondadientes. Lo vamos a introducir sin ejercer fuerza, y con mucho cuidado, por el puerto Lightning, hasta el fondo, pero sin ejercer presión.

Lo introduciremos desde un lado, y barreremos hasta el otro lado, intentando extraer cualquier tipo de pelusa que hubiera en su interior. Es de vital importancia que no ejerzamos ningún tipo de presión, puesto que podríamos estropear el puerto Lightning, que es bastante delicado.

Te sorprenderá la cantidad de pelusa y suciedad que puedes sacar de ahí. Ahora nuestro iPhone ya está casi a punto, llega lo más fácil. Vamos a humedecer muy ligeramente un paño de microfibra en limpiacristales, y vamos a pasar el trapo haciendo movimientos suaves por los biseles del iPhone, la parte trasera y por último la pantalla. En este punto, es importante tener en cuenta que si disponemos de cristal templado, debemos de ejercer un poco de presión por los laterales para que el paño limpie correctamente la suciedad que se queda entre el cristal templado y la pantalla del iPhone. Este sería el último paso y ya tendríamos nuestro iPhone limpio como una patena.

Cómo limpiar los AirPods

Para limpiar nuestros Airpods vamos a utilizar exactamente los mismos productos que hemos utilizado para limpiar el iPhone, y además, nos van a servir los mismos trucos de limpieza:

  1. Retira la funda de tus AirPods y límpiala por dentro con limpiacristales y un paño de microfibra.
  2. Saca los AirPods, y limpia el interior del estuche con un paño de microfibra muy ligeramente humedecido en limpiacristales.
  3. Pasa el cepillo de precisión humedecido en alcohol isopropílico por todas las rejillas de los AirPods situadas en la parte superior, y por la rejilla de la parte inferior, identificadas de color negro o plateado.
  4. Limpia toda zona de color blanco con el paño de microfibra.
  5. Limpia el estuche de carga por fuera con el paño de microfibra.

Así de fácil tendrás a punto también tus AirPods.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.