Comparativa absurda del día: iPhone 11 Pro vs Canon  1DX Mark II

iPhone 11 Pro vs Canon 1DX Mark II

Siempre que se lanza un nuevo dispositivo al mercado, especialmente si se trata de un smartphone, nos encontramos con comparativas de todo tipo. Algunas tienen todo el sentido del mundo, si hablamos de comparativas de cámaras, pero otras no, como cuando se trata de comparativas de rendimiento entre diferentes sistemas operativos.

Hoy toca hablar de una de las comparativas absurdas que de vez en cuando encontramos por internet y que normalmente están relacionadas con algún dispositivo de Apple. En este artículo os mostramos un vídeo donde nos muestran los resultados obtenidos en diferentes fotografías entre el iPhone 11 Pro y una Canon  1DX Mark II cuyo precio ronda los 4000 euros sin objetivo.

Uno de los aspectos más llamativos de la nueva generación de la gama iPhone la encontramos en el apartado fotográfico, un apartado donde Apple había dejado de ser el rey en los últimos años y donde tanto Samsung como Huawei le habían pasado por la derecha.

Para comprobar la calidad de que nos ofrece el nuevo iPhone 11 Pro, el YouTuber Matti Haapoja ha colgado un vídeo en YouTube, en la que se compara el nuevo iPhone 11 Pro con una Canon 1DX Mark II.

El vídeo nos muestra diferentes capturas tanto del iPhone 11 Pro como de la Canon 1DX Mark II, situándolas una junto a la otra para que podamos comprobar la calidad que nos ofrece cada dispositivo, mostrando especial énfasis en el desenfoque de fondo (efecto bokeh) y preguntándonos que captura creemos que se ha realizado con cada dispositivo.

Comparativa absurda

Cómo funciona el efecto bokeh

Si has llegado hasta aquí, es probable que estés de acuerdo o en desacuerdo con mi criterio al calificar este vídeo de absurdo. Todos los smartphones configuran el funcionamiento de la cámara para que sea completamente automático y no tengamos la necesidad de ajustar ningún valor. Las cámaras réflex también tienen esa opción, pero si queremos sacarle el máximo partido no la vamos a utilizar, ya que para eso podemos hacer uso de un smartphone, ya que nos ofrece una mayor versatilidad y lo llevamos siempre con nosotros.

La principal virtud de este tipo de cámaras es que nos permiten establecer manualmente los valores para capturar las fotografías, tanto la velocidad de obturación como la apertura del diafragma. El diafragma (f/) nos indica la cantidad de luz que entra en el sensor. A mayor luz debemos establecer menor tiempo de apertura (velocidad de obturación).

Si queremos desenfocar el fondo de las imágenes que hacemos con una cámara réflex, debemos tener en cuenta la apertura del objetivo, a mayor apertura, más desenfoque vamos a poder conseguir en la captura, por lo que esta comparativa se podía realizar perfectamente con una cámara réflex de 300 euros.

En la fotografía, es tan o más importante el objetivo utilizado que la cámara. Los objetivos que nos ofrece un mayor apertura, f/2.8 hacia abajo, son mucho más caros que los nos ofrecen aperturas mayores. Estos objetivos, podemos utilizarlos tanto en cámaras réflex baratas como caras. Si sois amantes de la fotografía, seguro que cuando habéis buscado precios de cámaras réflex, habéis visto como en muchas ocasiones estas se venden sin objetivo, únicamente el cuerpo.

Desenfoque por óptica o vía software

Cómo funciona el efecto bokeh

Las cámaras réflex utilizan ópticas para realizar el desenfoque de fondo, un desenfoque podemos ajustar dependiendo de la apertura que utilicemos, para que el fondo esté más o menos desenfocado. Con un smartphone, no hablo exclusivamente del iPhone 11 Pro, una gran parte del proceso de desenfoque se realiza a través de software (el efecto desenfoque de los Pixel de Google siempre han funcionado vía software ya que hasta el Pixel 4 solo incluían una lente), de ahí que en ocasiones algunas partes de la imagen, en especial zonas del pelo cuando hablamos de retratos, no se muestren enfocados a pesar de estar en el plano frontal.

iPhone 11 Pro vs Canon 1DX Mark II

Por muy avanzado que esté el software que procesa las imágenes de un smartphone, nunca conseguirá reemplazar el resultado que podemos obtener haciendo uso de ópticas, nunca, al menos en los próximos años.

Un profesional de la fotografía es capaz de hacer espectaculares fotografías con una cámara de 300 euros que nosotros con una cámara de 400o euros, como es el caso de la Canon 1DX Mark II. Si a eso le sumas una buena lente, no esas que incluyen en los packs de cámaras réflex económicas, los resultados pueden llevar a ser realmente insultantes.

El iPhone 11 Pro es ideal para el día a día

Camara iPhone 11 Pro

La portabilidad que nos ofrece un iPhone 11 Pro no la vamos a encontrar ni de lejos en lo pesado y en ocasiones molesto que es llevar una cámara réflex con los diferentes objetivos que podemos tener a nuestra disposición. Con el iPhone 11 Pro, la cámara ha recibido importantes mejoras en todos los aspectos, incluyendo el modo noche, por lo que es ideal para cualquier situación.

El iPhone 11 Pro es el primer smartphone de Apple con tres cámaras:

  • Ultra gran angular que nos ofrece una distancia focal de 13 mm y una apertura de f/2.4 con un campo de visión de 120º.
  • Gran angular con una distancia focal de 26 mm y una apertura de f/1.8 con estabilización óptica.
  • Teleobjetivo con una distancia focal de 52 mm, apertura de f/2 y un estabilizador óptico.

Con las tres cámaras que nos ofrece el iPhone 11 Pro, podemos capturar desde paisajes hasta cualquier tipo de evento social. Apple ha hecho bien en no seguir el camino de Huawei para añadir un zoom de 50x (sin comentarios), un zoom que realmente no sirve para nada, ya que al ser digital, no es óptico, y lo que único que hace es ampliar el tamaño de la imagen, imagen  que aunque sea una captura de 40 mpx siempre perderá calidad por el camino. Si buscamos zoom óptico, la mejor es una cámara réflex o sin espejo, un tipo de cámaras que se ha vuelto muy populares en los últimos años.

Si nos gusta la fotografía, una cámara réflex nos dará todo lo que vamos a poder pedir, siempre  y cuando tengamos los conocimientos necesarios en fotografía, unos conocimientos que requieren de muchísima experiencia, ya que la teoría está muy bien, pero cuando la llevas a la práctica, en la mayoría de ocasiones siempre hay algo que falla y no acabamos de dar con el motivo.


3 comentarios, deja el tuyo

  1.   Federico dijo

    Interesante artículo. Tengo el nuevo iPhone 11Pro Max y también una Canon EOS 5D Mark III.
    Sinceramente el nuevo iPhone es espectacular en cómo han mejorado la calidad de imagen y de vídeo. El salto es evidente y con gran mejoría respecto a cualquier modelo anterior incluido el X Pro Max (que sigo conservando).
    Ahora la diferencia que todavía se nota al usar la Canon contra el iPhone Pro es el rango dinámico y sobretodo la resolución. Está claro para mi que el fallo todavía está en los megapixel insuficientes del iPhone respecto a una cámara profesional. El nuevo iOs con “deep fusion” ha mejorado la resolución pero sigo echando en falta la calidad de imagen de la Canon.
    Pero al ser prácticos y realistas al día de hoy, tenemos que entender para que exactamente necesitamos una cámara de fotos.
    Un smartphone como el iPhone, con una calidad ahora tan alta en fotografía y vídeo (consigo realizar proyectos espectaculares donde muchos ya dudan de que estén grabados con iPhone), posibilidades infinitas de ajustes y retoques sea con el software nativo que con las variedades de Apps en el mercado, resulta ser una herramienta demasiado eficiente en cualquier situación y seguramente dará un cambio drástico en el mercado sobretodo para lo que hoy se ha estandarizado en la mayoría de los usuarios como Instagram.
    Llevar contigo en una bolsa el peso de una DSLR como la 5D, con sus accesorios, lentes, cargador y tener que transferir luego el trabajo desde la tarjeta al Mac (aunque hoy hay opción wifi) sigue siendo un proceso ya demasiado lento y tedioso respecto a un smartphone en el bolsillo ya listo al instante en cualquier situación incluida la post-produccion.
    Un cordial saludo.

    1.    Ignacio Sala dijo

      Completamente de acuerdo con tus comentarios. La guerra por los megapíxeles acabó hace unos años, quedándose en los 12 mpx, aunque viendo el camino que llevan los fabricantes chinos, es probable que sea hora de seguir mejorando la cámara del iPhone incrementando la resolución.
      Lo que está claro es que cada dispositivo tiene un uso podríamos denominarlo específico, aunque el iPhone destaca por la versatilidad pero nunca llegará a sustituir a una cámara réflex y mucho menos a una 5D Mark.

      Saludos.

  2.   Davcamu dijo

    Estoy de acuerdo con los comentarios. Una fullframe da mas resolucion y tiene mas potencial, pero se queda solo en eso, en potencial. En manos no profesionales y sin postproduccion da en muchos casos imagenes de peor calidad q un iphone 11 pro. Condiciones para hacer una buena foto con una canon 5d? Ser un buen fotografo, tener buenos hombros para cargar con el equipo, y echarle horas con el pc. Condiciones para hacer una buena foto con un iphone 11 pro? Apuntar y disparar, asi de sencillo. La gente lo sabe y por eso la venta de camaras va en picado, y esto acaba de empezar…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.