Estas son las cosas que Apple debería aprender del Samsung Galaxy S8

Samsung nos dejaba recientemente a todos con la boca abierta debido al lanzamiento del Galaxy S8. El último teléfono de la compañía surcoreana está llamado a comandar la liga de los teléfonos inteligentes durante bastantes meses. Y es que ningún dispositivo presentado durante la Mobile World Congress ha podido hacerle ni tan siquiera sobra en muchos aspectos. Es por ello, que no podemos dejar de mirar esa interminable pantalla mientras pensamos en el iPhone especial que Apple lanzará durante este año 2017, pensando cuántas cosas debería anotar Apple para fabricar su dispositivo. Son algunos los aspectos en los que Samsung le lleva la delantera a la compañía de Cupertino, y hoy vamos a hacer hincapié en ellos.

Uno a uno nos vamos a ir fijando en las cosas del Samsung Galaxy S8 que nos gustaría ver en ese iPhone que Apple nos va a regalar de cara al décimo aniversario del lanzamiento de su teléfono inteligente. Pero para que mis Apple Fanboys queridos no se enfaden conmigo, también vamos a dejar al algún que otro azote a Samsung en cuanto a utilidad en el Samsung Galaxy S8, cosas que ni por asomo quisiéramos ver en un iPhone ¡Vamos allá!

Diseño y materiales

Empezamos con lo más obvio. Si tenemos en cuenta que el iPhone 6 y sucesivos no son precisamente los más bonitos que ha lanzado la compañía, y que Samsung se puso las pilas (o las baterías de Litio) con la llegada del Galaxy S6 queriendo darle una vuelta de tuerca total al diseño, las obviedades saltan a la vista. La compañía surcoreana apuesta por un frontal totalmente innovador de cara al frontal de la pantalla, aproximadamente un 85% del frontal del Galaxy S8 es pantalla, vamos, que los marcos son los estrictamente necesarios para incluir las cámaras y sensores frontales, nada más.

Pero es que por atrás también hay mucho que apuntar. Samsung otorga a sus dispositivos de gama alta una trasera de cristal, qué recuerdos del iPhone 4 y su tacto imputo. Pues nada, Apple decidió hacer los dispositivos por entero en aluminio, mientras que sobresalía una cámara y las líneas de plástico para no interrumpir la cobertura llegaban para quedarse, a pesar de que en el iPhone 7 han sabido maquillarlas un poquito. Samsung en cambio, nos presenta un vidrio con los laterales ligeramente curvos que sientan increíblemente bien a la mano, invitan a tocarlo, y lo que es mejor, invitan a mostrárselo a cualquiera de nuestro alrededor, una verdadera joya.

La pantalla y el cristal curvo

Cuesta creerlo, pero a día de hoy Apple sigue usando pantallas LCD. Vale que Apple emplea el mejor LCD con tecnología IPS del mercado, y que quizás es estrictamente necesario si quiere acompañarse de la tecnología 3D Touch, hasta ahora imposible de imitar por ninguna otra compañía o fabricante. Sin embargo, nos cuesta no quedarnos embaucados al mirar el panel Super AMOLED de un Samsung Galaxy S8, colores infinitos, contraste, negros puros y sobre todo, un respeto por la autonomía de la batería que se vería notablemente mejorada con la llegada de este tipo de paneles al iPhone.

El cristal curvo ahora pasa a ser la única opción si quieres hacerte con un Samsung Galaxy de turno. Sin embargo, es casi más una función estética que real. Eso si, no puedes apartar la mirada de esa combinación de pantalla con laterales infinitos con los que Samsung lleva tiempo tentándonos. Por otro lado, Apple pasó a presentar un panel 2.5D que no nos dice prácticamente nada, de hecho, nos atrevemos a decir que a los amantes del cristal templado en tiempos pasados nos ha creado más quebraderos de cabeza y roturas de pantalla que otra cosa (por ahora ninguna pantalla rota, y esperamos que así siga durante mucho más tiempo).

Otro aspecto de la pantalla son las resoluciones, no vamos a quejarnos de la “retina”, pero es que un iPhone 7 nos ofrece 1334 x 750 con 325 PPI en pleno año 2017, algo desconcertante si miramos a la competencia, una resolución 2K, con un rango de 2960 x 1440, lo que resulta en nada menos que 568 PPI, casi el doble de resolución. Que podríamos decir que en un tamaño así casi afecta más a la batería que al propio uso diario, pero quien ha gozado de la pantalla Retina de un MacBook Pro sabe de lo que hablo, la diferencia no la conoces hasta que la palpas, y en realidad si que está ahí.

Eso si, esperamos (y deseamos) que Apple no opte por colocar el lector de huellas en lugar tan poco acertado como inútil, y es que junto a la cámara y tan arriba parece del todo incómodo.

Dejarnos la boca abierta con alguna nueva función

Es cierto que Apple es la reina de la innovación en muchos aspectos, pero la realidad es que iOS y el iPhone en general está dejando que desear en los últimos años, sobre todo si tenemos en cuenta que lo mejor que hemos visto en los últimos años es que la pantalla del iPhone pasó a tener 4,7 pulgadas y que el iPhone 7 traía dos sensores, uno de ellos con un modo retrato espectacular, pero que vamos a usar entre poco y nada el público en general. Piensa que la mayoría de usuarios prefieren la cámara delantera de su iPhone para subir al “Insta” el selfie de turno, con una ínfima calidad de procesado e imagen, no ya por la cámara en si, sino por la compresión de la red social.

En cambio, Samsung va incluyendo progresivamente posibilidades, aunque en algunos casos inútiles e ineficientes como el Reconocimiento Facial, pero en otros interesantes como el Escáner de Iris o DeX. El nuevo sistema que convierte Android en un sistema de escritorio va a convertirse en el único PC en más de un hogar. Mientras antes, Apple sigue queriendo diferenciar claramente entre iOS y macOS. No les culpo, de hecho romperían mi productividad si tuvieran la fantástica idea de unificarlos, pero ofrecer más alternativas a los usuarios no muestra sino un interés y un esfuerzo que se agradece generalmente en forma de compras.

La carga inalámbrica y la posibilidad de conectividad

Si bien es cierto que la suite de Apple ofrece por lo general una comodidad sin igual, una integración que te hará más productivo en general, sobretodo si te dedicas a una profesión en la que estás rodeado de tecnología. Sin embargo, todo se vuelve oscuro cuando cuentas con un iPhone y ninguno o pocos dispositivos de Apple más. La conectividad con un televisor, un PC o cualquier otro tipo de medio se vuelve sumamente difícil. De hecho incluso un dispositivo indispensable como el Chromecast pierde mucho sentido combinado con iOS, por otro lado el USB-C del Galaxy S8 y su colectividad propia de Android lo harán compatible con casi todo.

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:
Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch

Categorías

Noticias

Miguel Hernández

Jurista un tanto peculiar. Siento verdadera pasión por tecnología, la electrónica de consumo y los videojuegos. Pero me gusta más aún... Ver perfil ›

7 comentarios

  1.   Giorat23 dijo

    Pero que barbaridades dices.. pantalla curva apesta! Use un s7 edge y jamás volvería a usar un equipo con pantalla curvada, muy incomodo para el agarre, brillos que molestan la visibilidad, imagenes, videos y textos distorsionados, extra frágil a roturas. En fin espero y creo Apple no incluya una porqueria de pantalla curva que no sirve para nada. Y en cuanto a la carga inalámbrica no existe aún SOLO por inducción que no es lo mismo, necesitas apoyar el equipo en una base conectada a la pared y no puedes moverlo ni usarlo.. y veo que el sensor de huellas biometrico, pantalla 3D Touch con sensores de presión, parlantes stereo (aunque no fue el primero), conector de carga reversible, CPU con potencia de equipo de escritorio, grabación de video en cámara lenta a 240fps, Airplay, etc no han sido inoovaciones.. en cambio Samsung no tiene ninguna innovación más que un par de gimmicks que funcionan mal.

    1.    Agustín dijo

      Amén

    2.    Abeluko dijo

      Completamente de acuerdo contigo, he provado alguna de estas pantallas curbas, y no solo son incomodas, sino que carecen de utilidad, a menos que en samsung, no creen un marco interno para que las fotos, videos y aplicaciones, no salgan de ese marco, dejando la parte curva para accesos y otras utilidades, pero sin distorsionar la imagen…

  2.   Pablo dijo

    Aplausos para Miguel Hernandez! se necesita valor para hacer ese tipo de post (muy interesante por cierto) en un portal en su mayoria enfocado a fanboys de apple, realmente no se porque las demas personas se cierran tanto y mas cuando otra compañia de la competencia presenta algo muy relevante e impresionante, para los que critican lo de samgung, no se trata de decir que el S8+ o el S7 Edge sean mejor que cualquier iPhone, simplemente se trata de tomar lo mejor de otras companias, un ejemplo claro es lo que comentas, videos a 240 fps cuando Sony con su Xperia XZ Premium ya lo hace a unos impresionantes 960fps, las pantallas super amoled son increibles, la carga rapida es un plus que te ayuda muchisimo y es bien aprovechado por la autonomia de los equipos android, usb on the go muy practico para cuando solo quieres eso, transferir un archivo de forma muy rapida y que tardarias mas subiendolo a un servicio en la nube y que por el tamano no lo podrias adjuntar por correo, en fin, muchas funciones que tienen otros smarthphones y no solo exclusivo de Samsung, yo conozco muy bien ambos sistemas operativos y te podria decir que iOS se esta quedando, excelente trabajo Miguel!

  3.   Pablo dijo

    Wawww. Por fin. Un artículo sin miedo a decir que Apple no es perfecto, y que como cualquier compañía, tiene cosas que mejorar. Y más si no quiere que le coman la tostada, como ya está pasando, y encima con los equipos más caros del mercado, que tiene, sin razón.
    Gracias

    1.    Abeluko dijo

      me gustaría saber en que te basas en decir que son los mas caros del mercado… supongo que en lo que se dice a trabes de la ignorancia… un iphone 7 ( normal ) de base cuesta 769€ y el galaxy s8 ( normal ) 809€ ( precios sacados de las propias web de cada uno ) y como se puede comprobar, el samsung es mas caro que el iphone, y si vamos a las versiones plus + , tanto el iPhone 7+ como el galaxy s8+ tienen un coste de 909€ con lo que se puede ver, que en este caso tampoco es el mas caro, ( ni el mas barato ) ya que cuestan igual, ( aqui solo he comparado los dos grandes, pero me consta que HTC, LG, Motorola, Sony… tienen terminales que no son precisamente de los mas baratos, ) con lo que aun que adquirir un iPhone de ultima generación, no es apto para cualquier bolsillo, no lo es mas que cualquier otro de la competencia, siempre que quieras un terminal puntero tecnológicamente hablando claro…

      1.    Pablo dijo

        Que tal Abeluko, yo creo que mi tocayo se referia a lo caro en la relacion costo-beneficio, mismo precio pero por ejemplo pantalla de calidad inferior, materiales de calidad inferior, camara de nivel inferior, etc, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *