Experiencias y recomendaciones tras tres meses usando un Pebble

Hace bastante más de un año que puse mi granito de arena para que el Pebble fuera una realidad, y hace más de tres meses que acostumbro a llevarlo en mi muñeca, tiempo que considero suficiente para emitir un juicio de valor totalmente imparcial sobre el que a día de hoy es el mejor smartwatch que se puede comprar en este planeta.

Lo mejor en tres partes

Sin duda alguna lo mejor del Pebble es que una vez lo tienes dejas de llevarte la mano al bolsillo. La mayoría de notificaciones que recibimos en el iPhone no requieren de una acción inmediata (favoritos en Twitter, likes en Instagram, emails recibidos…) y por tanto hacer un simple giro de muñeca es más cómodo que sacar y volver a guardar el móvil. Se que suena a comodón extremo, pero es una de esas cosas que en cuanto las pruebas no quieres volver atrás por nada del mundo. Los que tengáis uno sabréis de lo que hablo.

Otro punto altamente positivo es la gran comunidad que hay detrás. Existen una gran cantidad de watchfaces disponibles y cada día hay nuevos trabajos para dotar de funcionalidades extra al Pebble, por lo que parece que el futuro a nivel de aplicaciones es realmente prometedor, ya que un invento de este tipo no es nada sin una comunidad de desarrolladores detrás, al igual que el iPhone no sería nada sin la App Store.

A destacar también el buen funcionamiento del reloj en general. Las actualizaciones son habituales, su prometida resistencia al agua ha quedado más que probada (yo he ido a la playa y a la piscina con él puesto sin ningún problema) y todo parece funcionar a la perfección. Lógicamente algún usuario hay con problemas, pero todo producto nuevo siempre tiene un porcentaje más alto de que fallen algunas pequeñas cosas, así que creo que se puede calificar de éxito a nivel de funcionamiento y fiabilidad desde la primera unidad.

Lo peor en cuatro partes

En iOS las notificaciones no funcionan como deberían por la limitación actual del sistema. Tanto iOS 6 como iOS 7 funcionan de la misma manera: si realizamos el famoso finger dance hacemos que las notificaciones lleguen al reloj, pero si no lo hacemos en muchas ocasiones no llegan o llegan tarde. Esto es un fallo de iOS 6 que está subsanado en iOS 7 pero que no podremos aprovechar hasta que los chicos de Pebble actualicen el firmware y la app para ser compatibles con el sistema operativo de Apple en beta, algo que no sucederá hasta finales de año con la salida de la versión final. Por cierto, el famoso finger dance (nombre dado en los foros oficiales) no es más que deshabilitar y habilitar “Ver en pantalla bloqueada” en las notificaciones de la app que queramos que nos avise al reloj. Funciona. Pero es un poco pesado hacerlo cada vez que nos conectamos al iPhone.

En segundo lugar elijo la aplicación de Runkeeper. El funcionamiento es patéticamente malo, más propio de una versión alpha recién salida de ser compilada en sus primeros días que de una versión final. Ni es precisa, ni es fiable, ni tiene soporte para mostrar las pulsaciones ni permite configuración alguna.

El tercero punto en contra es la duración de la batería. Si bien no es insultantemente corta, recibiendo notificaciones frecuentemente es raro que pase de los 3-4 días, lejos de la semana que en un inicio prometieron. Supongo que con cada firmware lo irán mejorando, pero de momento me parece un dato bastante mejorable. Y el hecho de no tener un indicador de batería permanente (solo aparece cuando queda poca o cuando está cargando) tampoco me parece un buen detalle.

Para finalizar con lo negativo me quedo con que todavía seguimos esperando la prometida implementación del Bluetooth 4.0 de bajo consumo. Ellos aseguran que el chip del Pebble es compatible y que lo actualizarán en una actualización, pero de momento seguimos con Bluetooth 2.1 y sin las grandes ventajas del nuevo estándar, algo que cuesta comprender cuando muchísimos dispositivos funcionan a la perfección con BT 4.0.

Conclusión

Los puntos en contra están ahí, pero son normales en un producto nuevo creado por una empresa pequeña, y quizás eso es lo mejor del Pebble: estás llevando algo realmente útil en tu muñeca que encima ha sido creado por una empresa indie financiada con el dinero su comunidad. El futuro es brillante para Pebble, pero van a tener que trabajar muy duro porque la competencia ya huele un mercado muy interesante en los relojes inteligentes.

 

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:

Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch


5 comentarios

  1.   peblero dijo

    seguramente no te dura una semana porque usas un watchface que cambia cada segundo o algo así… Yo uso una variante del “fuzzy”, que como cambia cada 5 minutos, extiende la duración de la batería hasta la semana (saliendo incluso 2 veces a la semana a correr con el runkeeper conectado 1 hora)

    1.    Carlos Sánchez dijo

      Uso una Revolution modificada para mostrar el año en lugar de los segundos, yo creo que más bien viene porque recibo bastantes notificaciones… seguiremos investigando 😉

      1.    Juan Fco Carretero dijo

        Socio me lo aconsejarias pillarlo ?

  2.   JOSE CASANOVA FERNANDEZ dijo

    Pues yo sigo esperando por el mio….lo pedi en blanco, y mirando la pagina, ni listo para enviar lo tienen. Y lo mas bonito, es que les pregunto por el, y ni me responden…Kizas me tenga que joder, y decirles q me lo manden en negro, que de esos aparentemente si que tienen. Alguien de vosotros lo tiene ya en blanco? No creo q sea tan complicado de fabricar el blanco….

  3.   Roberto Arias dijo

    Yo usa la watchface de Mario Bros y la batería me dura hasta 9 días. creo que es de probar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *