He cambiado mi iPhone X por un teléfono Android de 50€ y este es el resultado

Muchas veces los usuarios de iOS nos desbancamos un poco de la realidad que sucede día a día en el mundo de la telefonía móvil. Nos enclaustramos en iOS, su manera de hacer las cosas, sus métodos y sobre todo sus comodidades, lo que acaba convirtiéndose en una inversión importante en productos de la manzana pero… ¿qué sucede si cambio mi iPhone X por un teléfono chino y Android de tan sólo 50 euros?

Os voy a contar mi experiencia con un teléfono de la más baja gama durante un mes para que tomemos conciencia de la eterna pregunta acerca de si realmente merece la pena o no gastarse más de 1.000€ en el iPhone de turno.

En primer lugar hay que destacar un punto bastante relevante, yo no soy un usuario exclusivo ni acérrimo de Apple, tanto es así que a diario trabajo con Windows 10 y macOS, mientras que gracias a www.actualidadgadget.com tengo acceso a los dispositivos de gama más alta que ejecutan el sistema operativo de Google, Android. Por tanto, puedo hacerme una ligera idea de lo que supone pasarse de iOS a Android, sin embargo, desde el año 2012 jamás sustituí de forma diaria y personal mi dispositivo iOS de turno por uno con Android, cuando metí mi Xperia Arc S en un cajón del que nunca más ha vuelto a salir.

El mantra de comprar el Android más barato posible

Me encontraba ante un reto importante, comprar el teléfono más barato posible con las mejores especificaciones dentro de la lógica, la intención era clara, no acabar tirando el smartphone por la ventana en menos de una hora, a pesar de que a lo largo de esta prueba lo he deseado en muchas ocasiones. Como muchos de nuestros lectores, formo parte de algún que otro grupo de Telegram encaminado a los chollos de Amazon, así que simplemente esperé mi momento y surgió. La “archiconocida” marca HomTom ponía a mi disposición su flamante modelo S7 por tan sólo 47,99€, ¿cómo iba a dejar pasar esta espectacular oportunidad?

Para que os hagáis una idea os voy a reseñar las características más importantes de este terminal que me acompañaría durante todo un mes:

  • Panel de 5,5 pulgadas y proporción 18:9 HD IPS  (1280 x 640)
  • Procesador MediaTek MTK6737 de cuatro núcleos con una velocidad máxima de 1,3 GHz
  • Batería de 2.900 mAh
  • Cámara doble de 8 Mpx y 2 Mpx respectivamente con flash Dual LED.
  • 3 GB de memoria RAM
  • 32 GB  de almacenamiento flash
  • Conectividad: Bluetooth 4.0, Wi-Fi b/g/n y GPS.

Estas son sin duda las características relevantes, ¿no está del todo mal, no? En principio si tenemos en cuenta que ejecuta Android 7.0 debería defenderse sin demasiados problemas. De cualquier modo nos ofrece 29.800 puntos en AnTuTu por lo que no depositaremos demasiadas esperanzas en él.

La tristeza del unboxing

Llegó al día siguiente, que para eso pago religiosamente (y anualmente) el Prime de Amazon. Este tipo de marcas utilizan cajas muy genéricas de cartón fino, plásticos propios de bolsas de supermercado y un nulo sentido estético. Poco más se puede pedir por algo menos de 50€, así que tampoco vamos a poner el grito en el cielo. Obviamos la mala calidad de los accesorios y procedemos a posar los 207 gramos de puro plástico que nos ofrece el HomTom S7. Me llevé una sorpresa que me generó sentimientos encontrados, todavía se fabrican dispositivos a los que se le puede extraer la batería, no sé si eso es bueno o malo.

Primeros pasos con Android, mejor de lo que esperas

He vivido el crecimiento de Android gracias al análisis de un buen número de dispositivos, por lo que realizar el primer arranque y configuración de este HomTom S7 fue el mismo procedimiento de casi todos los meses. Aquí he de romper una lanza a favor de Google, la forma en que compatibiliza las copias de seguridad y hace fácil que cambiemos de terminal sin perder ningún dato ha progresado de forma sumamente adecuada los últimos años, lo que hace poco era un auténtico suplicio, ahora ofrece una experiencia quizás más satisfactoria incluso que la de iOS, eso sí, asegúrate de estar conectado a una buena red, Android tiene la costumbre de saturarse fácilmente cuando hacemos descargas múltiples de actualizaciones en la Google Play Store, si le sumas la descarga de las aplicaciones con sus copias de seguridad, la diversión está servida. Esto quiere decir que el teléfono es prácticamente inútil las dos o tres primeras horas si quieres restaurar una copia de seguridad.

Le hemos configurado todo lo necesario al dispositivo, hemos otorgado los consecuentes permisos a las aplicaciones y al sistema para que nuestra privacidad no sea más que un cuento de hadas y ya podemos proceder a utilizarlo tranquilamente. O todo lo tranquilo que se puede estar utilizando Android de forma diaria claro.

Gratis es un precio que no estoy dispuesto a pagar

En lo primero que piensa un usuario de iOS empedernido como yo es evidente: es el momento de empezar a utilizar esas funcionalidades piratillas que iOS no me permite, vamos alláNada más lejos de la realidad, Android permite casi de todo, eso es cierto, pero cada vez produce más angustia llegar a un resultado eficiente. Entre pasar por páginas cuya publicidad invasiva -contra la que Google no hace nada y que es casi inexistente en Android-, las amenazas de malware y el excasísimo rendimiento que ofrecen las aplicaciones no autorizadas, terminé por mantener en mi cajón de aplicaciones exactamente las mismas que tenía en mi iPhone X, con una salvedad, la calidad de las mismas es muy diferente.

Si bien es cierto que las generalistas como Facebook, Instagram, Telegram…etc funcionan tan bien en iOS como en Android, la cosa cambia cuando optas por alternativas más específicas, y sobre todo enfocados a productos de hardware. Es insufrible la aplicación de Honeywell, las alternativas a Twitter, la variante de Movistar+, incluso algunas aplicaciones de los bancos. Aquí se nota que el usuario de iOS es mucho más exigente con el software -de hecho gasta un 75% más que el usuario de Android- y los desarrolladores lo saben bastante bien.

Los tiempos del cacharreo con Android quedaron muy atrás. Además, dadas las circunstancias del nuevo sistema operativo de Google, o quizás porque me estoy haciendo mayor, la mayoría de mis intentos por hacer cosas interesantes terminaban en un dolor de cabeza y un par de horas perdidas en el limbo. Es algo de lo que me he dado cuenta cada vez que pruebo un teléfono Android, quizás por eso me siento tan identificado con MIUI o la capa de personalización de Huawei.

Nunca podría ser una herramienta de trabajo

Mi iPhone X es una de las herramientas de trabajo principales de mi día a día. La cámara me permite hacer buenos análisis de gadgets y dispositivos. El correcto funcionamiento de su software me permite gestionar mi correo y mis comunicaciones con total eficacia. En estos momentos recordaba por qué me pasé de Windows a macOS para mi trabajo diario, porque estaba cansado de que me dejara tirado en el peor momento.

He podido disfrutar de un Xiaomi Mi Mix 2s, un Samsung Galaxy S9+, un Huawei P20… Pero aquí empieza a perderse el motivo por el que un usuario de iOS compra iPhone. Claro que cambiaría gustosamente un iPhone por un teléfono Android que me ofreciera algo parecido por 400 euros, pero ya te digo que no cambiaría mi iPhone X por un Galaxy S9+, porque el ahorro no me supone un incentivo lo suficientemente interesante como para asumir un cambio de estas características. Esta es la respuesta por la que un usuario veterano de iOS no se pasa a Android, porque un gama alta es demasiado caro para justificar el cambio, y un gama media es un salto cualitativo demasiado grande. Efectivamente hay teléfonos Android que ofrecen mejor cámara, o mejor pantalla que el iPhone X, pero lo que suma en iOS es la combinación perfectamente medida de todo.

Me sirvió para desintoxicarme del smartphone

Dedicar líneas a criticar su escasa autonomía, su paupérrima calidad fotográfica, los numerosos errores de conectividad y cobertura que iba sufriendo a lo largo de los días, y no menos importante, el pobre rendimiento que ofrece, es perder el tiempo. Estamos hablando de un terminal que me costó 47€ y criticar esos aspectos es cuanto menos ser un hipócrita. Sin duda es el teléfono ideal para el usuario que no necesita prácticamente nada en un smartphone más allá de comunicarse mediante RRSS y servicios de mensajería, con algún pasatiempos poco exigente.

Sin embargo, lo insufrible de utilizar este HomTom S7 para labores más complicadas que las mencionadas anteriormente me ha servido para desconectarme. A veces era tan lento que me mostraba reacio a utilizarlo, lo que se traducía en menos horas pegado a la pantalla y una sensación de tranquilidad que había olvidado, una tranquilidad forzada, pues querer hacer algo más me provocaba casi ansiedad.

Por tanto, es más que evidente que se puede vivir hoy en día con un terminal de 50€, y menos mal, democratizar la tecnología es algo que todos deberíamos tener en cuenta. Ahora es el usuario quien tiene que apostar por un terminal u otro.

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:

Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch


Categorías

Noticias

Miguel Hernández

Profesional del derecho, amante de la tecnología, y los videojuegos. Escribo por pasión y para transmitir conocimiento / Síguemen en Twitter:... Ver perfil ›

17 comentarios

  1.   Jesus Manuel dijo

    He estado 26 meses con un iPhone 6 Plus. Lo cambié por el iPhone X cuando salió. A los 4 meses, lo cambié por un Galaxy S9+. A los 3 meses, lo cambié por un OnePlus 6. Si quieres probar un gama alta Android, no te compres un Galaxy S9+, es tirar el dinero. Compra un OnePlus, que no lleva todo el software de Samsung que no vale para nada y el 90% de apps repetidas, y Oxygen OS 5.1.x le da mil vueltas a Samsung Experience 9.0, y te ahorras 400 € para el próximo OnePlus que salga.

  2.   Francisco dijo

    Por qué comparas un motocarro con un clase S? Con este tipo de post, dan ganas de jamás volver a leer este blog

  3.   Adrián dijo

    Francisco con ese comentario se nota que no te has enterado de nada, no compara los móviles en si, habla de experiencias con uno y otro, menos criticas gratuitas y más valorar el trabajo de los demás.
    Felicidades por el artículo Miguel!!!!

  4. Te recomiendo leer lo que te dice el amigo Adrián y mejorar así tu comprensión lectora.

  5.   zepelvis dijo

    Llevo mucho tiempo siendo un lector en la sombra de esta web sin entrar a comentar los artículos que publicais, pero esto ya me hierve la sangre…que ganas de publicar MIERDA con perdón de la expresión y de perder el tiempo cuando uno se vé que no tiene nada que hacer… para poner esta bazofia de artículo comparando lo mejor de una marca con lo peor de otra marca.. que resultado esperas?
    No voy a entrar a analizar todo lo que has mencionado en “el articulo” porque alucino.. no se de donde te sacas los datos esos como lo de 75% y demás cosas que no merecen ni la pena mencionar…en fin creo que desde hoy no voy a meterme mas en esta porqueria de web que se ha degradado dia tras dia y cada vez es peor lo que uno llega a leer.

  6. Me lo saco de estos mismos datos contrastados de hace menos de 4 días: https://www.actualidadiphone.com/la-ios-app-store-sigue-siendo-mucho-mas-rentable/

    Con esto ya ha quedado en evidencia tu comentario, además de que te rogamos que emplees un lenguaje adecuado al foro y por supuesto que mejores tu comprensión lectora, porque si de algo no se trata este post es de una COMPARATIVA, sino de una experiencia con un teléfono “low cost” sin más. De hecho no existe el término comparativa en ninguna parte.

    Es importante leer, pero más importante es saber leer. Denota frustración el hecho de no haber entendido nada, pero es algo que se mejora con la práctica.

    De hecho, el post está ilustrado para quienes tengan problemas de lectura, con muchas fotografías, ninguna la de un iPhone X…

    Un saludo.

  7.   Ricardo dijo

    Me gustaría que hicieras lo mismo con un xiaomi mi a1 con google puro. Hablamos de un dispositivo de menos de 200 euros que te deja hacer todo lo que has comentado.
    Soy desarrollador de apps y las apps en dispositivos gama alta van igual de bien en android que en ios. El problema es que no hay iphone de gama baja para poder comparar que pasaría. Si no fuera así no estariamos haciendo bien nuestro trabajo.
    Dicho esto: para gastarme 1000 euros en un dispositivo de alta gama, que tenga buena camara, soporte salpicaduras, prefiero iOS, esta más optimizado.
    Creo que no ha sido vuestro mejor artículo, pero seguro que mañana digo leyendo lo que publicais, pued me encanta esta pagina.

  8.   Antonio dijo

    Estoy de acuerdo con la mayoría, hubiera sido más gratificante leer una comparativa o “experiencia” entre un IPhone X y un gama media, analizar o compartir la “experiencia” entre la relación calidad – precio, de un dispositivo que probablemente cuente con otras características más interesantes con las que no cuente el iPhone.

    Y no comparar un gama alta con un gama baja, que es más que evidente la experiencia que se tendrá!

  9.   jer dijo

    Y con esto, que pretendes? Ensalzar a IOS y sus virtudes por que un “maravilloso” teléfono de 1000€ funcione como debe? O criticar a ANDROID y sus defectos por que una “mierda” de teléfono de 50€ no funcione maravillosamente bien? Que esperabas?

  10.   Jose dijo

    Básicamente ha hecho usted una review de un Android de 50€. Y el resultado es que se hace insufrible… sobretodo viniendo de un iPhone X… Sinceramente, pocas sorpresas no? Lo sorprendente hubiera sido que al final se decantara por el Android de 50€.

    Ademas dice usted “(…) para que tomemos conciencia de la eterna pregunta acerca de si realmente merece la pena o no gastarse más de 1.000€ en el iPhone de turno”. No hombre no, la pregunta correcta es si merece la pena pagar una pasta por un teléfono de alta gama, pero no necesariamente un iPhone.

    Lo siento pero coincido en el fondo (no en las formas) con algunos de los comentarios expuestos.

  11. Eso ya lo realizamos en su día compañero.

    https://www.actualidadiphone.com/xiaomi-mi-mix-2s-vs-iphone-x-puede-haber-gama-alta-en-barato/

  12.   Jose dijo

    Por favor. Es irrelevante ese otro artículo. Entienda que mi comentario hacía referencia a su frase “para que tomemos conciencia de la eterna pregunta acerca de si realmente merece la pena o no gastarse más de 1.000€ en el iPhone de turno” presente en este artículo en el que prueba usted un Android de 50€. En otras palabras y para evitar confusión: este artículo no da respuesta ni aporta nada a dicha “eterna pregunta”.

  13.   Pedro dijo

    Hola, yo funciono con un ZTE Blade, que me costó 49,95€.
    Tras pasar por un Samsung, Motorola y INE.
    Me da tranquilidad, como expresas, porque tarda, pero me hace reflexionar sobre mi tiempo y lo pondera sobre lo irrelevante, como algunas RRSS. El resto de funciones básicas funciona fenomenal y me permite estar localizable, localizado y accesible a quien quiera hablar conmigo, que es la principal razón de tener dispositivos para comunicarte y hablar.
    El resto es puro consumismo y esnobismo. A mi el artículo me ha gustado.

  14.   toni dijo

    No entiendo nada de este artículo…

  15.   SerraCop dijo

    Con todo mis respetos, no sé qué hace aún este editor en esta página.
    Saludos.

  16.   Altair dijo

    Creo que es la basura mas grande que he leído hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.