Análisis del iPhone 13 Pro Max: qué ha cambiado en el nuevo teléfono de Apple

El iPhone 13 ya está aquí, y a pesar de que estéticamente todos los modelos son muy parecidos a sus predecesores, casi idénticos, los cambios que traen estos nuevos teléfonos son importantes y os los contamos aquí.

El nuevo smartphone de Apple ya está aquí, y este año es del que los cambios ocurren en el interior. Estéticamente puede llevar a pensar de que estamos ante el mismo smartphone, aunque también hay pequeñas variaciones que debemos tener en cuenta, pero los cambios están sobre todo en el “interior”. No te confundas con el aspecto externo, porque las novedades afectan a partes tan importantes del teléfono como la pantalla, la batería y la cámara, sobre todo la cámara. Este año nuestro análisis del iPhone 13 Pro Max se centra en estas mejoras para que sepas exactamente qué te ofrece este nuevo terminal.

iPhone 13 Pro Max

Diseño y especificaciones

Apple ha mantenido el mismo diseño del iPhone 12 para el iPhone 13, hasta el punto de que muchos hablan de un iPhone 12s. Debates absurdos aparte, es cierto que el nuevo teléfono es difícil de diferenciar a simple vista el lanzado hace un año, con sus bordes rectos, su pantalla completamente plana y el módulo de cámara con los tres objetivos colocados en esa disposición triangular tan característica. Hay un nuevo color, Azul Sierra, y se mantienen los tres colores clásicos: dorado, plata y grafito, este último es el que mostramos en este artículo.

La disposición de botones, el interruptor de silencio y el conector lightning entre altavoz y micrófono es la misma. El grosor del terminal se ha visto mínimamente aumentado (0,02cm más que el iPhone 12 Pro Max) y su peso también (12 gramos más para un total de 238 gramos). Son cambios inapreciables cuando lo tienes en la mano. También permanece invariable la resistencia al agua (IP68).

IPohne 12 Pro Max y iPhone 13 Pro Max juntos

Por supuesto ha habido una mejora en el procesador que lleva, el nuevo A15 Bionic, más potente y eficiente que el A14 Bionic del iPhone 12. Tampoco va a ser algo que vayas a notar, porque el “viejo” procesador aún funciona con mucha soltura y va más que sobrado para el uso de aplicaciones o juegos, incluso las más exigentes. La memoria RAM, que Apple nunca especifica, se mantiene invariable con sus 6GB. Las opciones de almacenamiento comienzan en 128GB, igual que el año pasado, pero este año tenemos un nuevo modelo “Top” que llega hasta 1TB de capacidad, algo que interesará a pocos por su precio y porque realmente no es necesario para la inmensa mayoría de usuarios.

Pantalla de 120Hz

Apple la ha bautizado como Súper Retina XDR Display Pro Motion. Detrás de este nombre tan sonoro tenemos una excelente pantalla OLED que mantiene el mismo tamaño de 6,7”, con la misma resolución pero que incluye una mejora que llevábamos ya tiempo esperando: tasa de refresco de 120Hz. Esto se traduce como que las animaciones y transiciones serán mucho más fluidas. El problema al que se enfrenta esta nueva pantalla es que las animaciones en iOS ya de por sí son muy fluidas, por lo que a simple vista puede que mucho no lo lleguen a notar, pero se nota, sobre todo al desbloquear el dispositivo y todos los iconos “vuelan” hasta el escritorio de tu teléfono.

Notch del iPhone 13 Pro Max junto al del iPhone 12 Pro Max

Apple ha llevado su pantalla Pro Motion (es como llama ella a los 120Hz) al iPhone, alguno pensará que ya iba siendo hora, pero es que lo ha hecho de una forma simplemente genial que repercute no sólo en cómo ves la pantalla sino que además incluye muy positivamente en la batería. La tasa de refresco de esta pantalla varía desde los 10Hz cuando no se necesita más (por ejemplo al ver una fotografía estática) hasta los 120Hz cuando es preciso (al hacer scroll en una web, en animaciones, etc.). Si el iPhone siempre estuviera con 120Hz, además de innecesario, la autonomía del terminal se vería muy mermada, así que Apple ha optado por este control dinámico que varía en función de las necesidades del momento, y es todo un acierto.

También ha habido un cambio que muchos esperábamos: el tamaño del notch se ha visto reducido. Para ello el auricular ha sido desplazado hacia arriba, justo al borde de la pantalla, y se ha reducido el tamaño del módulo de reconocimiento facial. La diferencia no es enorme, pero se nota, aunque sirve para poco (al menos de momento). Apple podría (debería) haber optado por añadir algún elemento más en la barra de estado, pero la realidad es que seguís o viendo los mismos iconos de batería, WiFi, cobertura hora y como mucho servicios de localización. No podemos añadir el porcentaje de batería, por poner un ejemplo. Un espacio desperdiciado que veremos si futuras actualizaciones solucionan.

El último cambio en la pantalla se nota menos: un brillo típico de 1000 nits, frente a los 800 nits de los otros modelos previos, manteniendo un brillo máximo de 1200 nits cuando visualizamos contenido HDR. No noto cambios a la hora de ver la pantalla a plena luz del día en la calle, se sigue viendo muy bien, como la del iPhone 12 Pro Max.

Pantalla de bienvenida del iPhone 13 Pro Max

Una batería imbatible

Apple ha conseguido lo que parecía difícil de conseguir, que la excelente batería del iPhone 12 Pro Max se vea ampliamente mejorada por la del iPhone 13 Pro Max. Gran parte de culpa la tiene la pantalla, con esa tasa de refresco dinámico que antes os contaba, también influye el nuevo procesador A15, más eficiente como todos los años, pero sin duda el principal elemento diferenciado es la batería de mayor tamaño. El nuevo iPhone 13 Pro Max tiene una batería con capacidad de 4.352mAh, frente a los 3.687mAh del iPhone 12 Pro Max. Todos los modelos de este año ven incrementada la batería, pero el que más incremento ha conseguido es precisamente el grande de la familia.

Si el iPhone 12 Pro Max estaba en el Top de autonomía, superando a terminales de la competencia con baterías mayores, este iPhone 13 Pro Max va a poner el listón muy alto. Llevo muy poco tiempo con el nuevo iPhone en mis manos, el suficiente para comprobar que llego al final del día con mucha más batería que antes. Me falta ponerlo a prueba en esos días exigentes en los que el 12 Pro Max no llegaba al final del día por un uso muy intensivo, pero tiene pinta de que este 13 Pro Max va a aguantar perfectamente.

Fotografías mejores, sobre todo con poca luz

Lo decía al principio, donde Apple ha echado el resto ha sido en la cámara. Este módulo de mayor tamaño que impide que las fundas del año pasado nos sirvan este año nos compensa con creces este inconveniente. Apple ha mejorado cada uno de los tres objetivos de la cámara, telefoto, gran angular y ultra gran angular. Sensores de mayor tamaño, píxeles también mayores y mayor apertura en los dos últimos, con un zoom que pasa de los 2,5x a 3x. ¿En qué se traduce esto? En que conseguimos mejores fotografías, que se notan sobre todo cuando hay poca luz. La cámara del iPhone 13 Pro Max ha mejorado tanto cuando hay poca luz que hay veces que el modo noche salta en el iPhone 12 Pro Max y no en el iPhone 13 Pro Max, porque no lo necesita. Por cierto, ahora los tres objetivos permiten modo noche.

Apple además incluye una nueva función llamada “Estilos fotográficos”. ¿Cansado de que el iPhone capture fotografías “planas”? Pues ahora puedes cambiar cómo se comporta la cámara de tu teléfono, para que capte instantáneas con mayor contraste, más brillo, más cálidas o más frías. Los estilos vienen predefinidos, pero puedes modificarlos a tu gusto, y una vez fijes un estilo permanecerá seleccionado hasta que lo vuelvas a cambiar. Estos perfiles no se pueden utilizar si capturas las fotografías en formato RAW. Y por último el modo Macro, del que se encarga el ultra gran angular, que te permite capturar imágenes de objetos situados a 2 centímetros de la cámara. Es algo que ocurre automáticamente cuando te acercas, y aunque en un principio pensaba que no iba a dar para mucho, la verdad es que te deja instantáneas muy curiosas.

Sólo hay algo que no me ha gustado de este cambio en la cámara: el mayor zoom del telefoto. Es el objetivo que se usa habitualmente para el modo retrato, y me gustaba más tener un zoom 2,5x que el nuevo 3x porque me tengo que alejar más para conseguir algunas fotos, y en ocasiones no es posible. Será cuestión de acostumbrarse.

Foto en modo Macro del iPhone 13 Pro Max

Icono de aplicación Fotos con modo Macro

Vídeo ProRes y Modo Cine

El iPhone siempre ha sido el Top cuando se habla de la grabación de vídeo. Todos los cambios en la cámara que he mencionado para las fotos se ven reflejados en la grabación de vídeo, como es obvio, pero además Apple ha añadido dos nuevas características, una que afectará poco a la mayoría de usuarios, y otra que va a dar mucho de sí, seguro. La primera es la grabación ProRes, un códec que se asemeja a un formato “RAW” en el que los profesionales podrán editar el vídeo con toda la información que incluye, pero que al usuario normal no debería afectarle en nada. De hecho en lo que afecta es en que 1 minuto ProRes 4K ocupa 6GB de espacio, así que si no lo necesitas, mejor dejarlo desactivado.

iPhone 13 Pro MAx y 12 Pro Max juntos

El modo Cine (“Cinematic Mode”) es bastante divertido, y con un poco de preparación y entrenamiento, te dará buenos resultados. Es como el Modo Retrato pero en vídeo, aunque su funcionamiento es distinto. Cuando usas este modo, la grabación de vídeo se limita a 1080p 30fps, y a cambio lo que consigues es que el vídeo enfoque el objeto principal y desenfoque el resto. El iPhon esto lo hace de forma automática, enfocando a quien mira, y cambiando en función de si entran nuevos objetos al plano. También lo puedes hacer de forma manual mientras grabas, o después editando el vídeo en tu iPhone. Tiene sus fallos, y deberá ir mejorando, pero hay que reconocer que es divertido y ofrece resultados muy llamativos.

Un cambio muy importante

El nuevo iPhone 13 Pro Max supone un cambio muy importante respecto a la generación anterior en aspectos tan relevantes en un smartphone como son la batería, la pantalla y la cámara. A esto hay que añadir los cambios habituales de todos los años, con el nuevo procesador A15 Bionic que batirá de nuevo todos los benchmarks habidos y por haber. Parecerá que llevas el mismo iPhone en la mano, pero la realidad es que este iPhone 13 Pro Max es muy diferente, aunque los demás no lo noten. Si eso para ti es un problema, deberás esperar a un cambio de diseño el año próximo, pero si lo que quieres es tener un iPhone mucho mejor que el anterior, el cambio está justificado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   David dijo

    Haciendo las fotos así con los dos iPhone lado a lado has conseguido sin saberlo unas EXCELENTES fotografías 3D estereoscópicas. Llevo años haciendo todas mis fotos en 3D, y una de las formas es usar dos cámaras, otra es con el mismo móvil o cámara hacer dos fotos separadas unos centímetros como si hubieras puesto otro móvil al lado -solo válido para paisajes en los que no haya movimiento, o también otra forma es usando i3DMovieCam, que usa las dos lentes del iPhone que estén alineadas (en los pro la normal y la de zoom, en los 12 y 11 que no son pro la normal y la ultra gran angular, etc.), por cierto esta última App también te permite grabar vídeo en 3D… Y con más calidad que cualquier otra cámara 3D incluyendo la 3D1 o el reciente Lume Pad.