La app de McDonalds es el mejor ejemplo de cuidar mal a los usuarios

App de McDonalds para iPhone

Cuando uno piensa en McDonalds todo lo que se pueda imaginar se queda pequeño: tiene más de 35000 restaurantes, se acerca a los 500.000 empleados y tiene más de 68 millones de clientes al día. Por lo tanto uno no se explica como con miles de millones de beneficio se puede invertir tan poco -o tan mal- en su aplicación para iPhone.

Mal empezamos

Al abrirla en el iPhone 5 nos llevamos la fantástica sorpresa de que no está optimizada para este terminal, por lo que además de una hamburguesa nos tendremos que comer las dos barras negras que delimitan el espacio del formato antiguo del iPhone. Si la aplicación estuviera bien podríamos pasarlo, aunque sigue resultando incomprensible que suceda máxime cuando la aplicación está actualizada en este mismo año 2013.

Además de vez en cuando nos deleita con algún que otro cierre inesperado, algo que saca de quicio a muchos usuarios y por lo que lógicamente dejarán de utilizarla al instante. No acaban ahí las cosas malas, ya que los servidores que usa la aplicación son una verdadera bazofia y en varias ocasiones me he tenido que quedar esperando varios minutos para poder ver el contenido.

Los cupones, lo mejor

Sin duda alguna lo mejor que ofrece la aplicación y por lo que quizás puede quedarse en un rinconcito del iPhone es que la aplicación contiene cupones descuento que podemos usar en nuestras visitas a McDonalds. Tampoco esperéis ofertas mareantes, aunque supongo que de vez en cuando pondrán alguna oferta realmente llamativa para fomentar el uso de la aplicación en el iPhone a la hora de ir a los McDonalds.

Geolocalización de McDonalds

La otra función útil de la aplicación es la posibilidad de ver todos los McDonalds que tenemos alrededor en un mapa, lo cual es a mi modo de ver lo mejor de la aplicación sobre todo si buscamos un McAuto cuando estamos de viaje o si estamos de visita en una ciudad que no conocemos.

Pero como en el resto de la aplicación, aquí también hay parte negativa. Según reportan algunos usuarios en la App Store con sus reseñas, hay determinados McDonalds que se niegan a aceptar estos cupones y que hacen por lo tanto que las ofertas oficiales de McDonalds sean rechazadas en los propios centros. Vale que sean franquiciados, pero al fin y al cabo son de la misma cadena y debería ser posible utilizarlos. Es otro de esos detalles que denota que la aplicación está mal planificada.

Conclusión

Estamos ante una aplicación mala para tratarse de una compañía tan grande como McDonalds. Está claro que pueden mejorarla, es más, deben hacerlo por el bien de su imagen ante los usuarios de Apple.

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:
Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch

5 comentarios

  1.   Luis R dijo

    Para el que escribio este post, solo le recuerdo que el negocio real de Mcdonalds no son las hamburguesas, sino los bienes raices, si investigas algo te daras cuenta que eso es lo que realmente es Mcdonalds, una empresa que compra los mejores locales en ubicacion y plusvalia para invertie en ellos, y las hamburguesas es segundario al igual que la app

    1.    Lolo dijo

      ¿Segundario? Se dice secundario.

      1.    Xavi seguidor de Lolo dijo

        Jajajaja! Bien visto!

  2.   Arrasparus dijo

    El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti.

    ¡Qué crítica más voraz! Parece que hay intereses de por medio.

  3.   Mario G. dijo

    Pues soy de la misma opinión que Carlos, es incomprensible que una compañía como Mc Donald’s invierta tan poco en una aplicación que, a fin de cuentas, vende imagen de marca.

    Da igual que sean vendedores de hamburguesas o una inmobiliaria encubierta, si hacen una app para sus clientes qué menos que hacerla con esmero. Una chapucilla no es lo que uno espera de una de las mayores multinacionales existentes, y si os sirve de ejemplo nosotros estuvimos buscando un establecimiento que aparecía en el mapa, pero que llevaba años cerrado y se había reubicado en la estación de Sants de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *