La Keynote de Apple fue decepcionante, y eso es bueno

El pasado día 14, como bien sabéis porque seguramente la habéis seguido con nosotros en directo, tuvo en lugar la nueva Keynote de Apple en la que se lanzaron diversos producto como una nueva gama iPad, un ligeramente renovado Apple Watch y por supuesto la gama completa del iPhone 13, sin embargo, por muchas razones esta Keynote fue una auténtica decepción.

Es popular el descontento generado por la Keynote del 14 de septiembre, pero podemos hacer una lectura positiva de lo sucedido. El evento de presentación del iPhone 13 fue una auténtica decepción para muchos usuarios, entonces… ¿por qué puede ser esto bueno?

No siempre que suena el río lleva agua

En esta ocasión no llevaba prácticamente de nada. Nos hemos pasado el verano creyendo a pies juntillas los delirios de Jon Prosser y de Mark Gurman, como si de los predicadores de Apple se tratara. Si bien es cierto que debemos concederles el beneficio de la duda porque no son pocas las ocasiones en las que han acertado, si lleváramos una hoja de Excel (Numbers para los fieles de Apple) con los cálculos estadísticos de sus pronósticos, nos habríamos dado de bruces con la realidad mucho antes.

Sus egos han hecho que este año se lancen más a la piscina que nunca y Apple ha sabido tomar parte en ello para ridiculizarlos con una Keynote que poco o nada ha tenido que ver con lo que se esperaba.

¿Qué os parece si hacemos un repaso por todos los rumores que los analistas de cartón-piedra nos colaron este verano?

  • El iPhone 13 Pro contaría con un sistema Always On Display similar al del Apple Watch: Este rumor casi no había por dónde cogerlo, básicamente porque hubiéramos visto retazos de la funcionalidad durante las diversas betas de iOS 15, algo que nunca sucedió.
  • El Apple Watch contará con un rediseño brutal nunca antes visto: Piénsalo, no hay ni un sólo reloj inteligente completamente plano y angular en el mercado, está lejos de toda lógica porque se vería notablemente comprometida su resistencia y ergonomía.
  • Los AirPods de tercera generación, a medio camino entre los AirPods Pro y los AirPods: Quizás uno de los productos que más lógica tenían en la presentación, sin embargo, la realidad es que tanto los AirPods Pro como los AirPods originales se presentaron en una Keynote distinta a la del iPhone, además con reincidencia, llevamos ya al menos dos Keynote esperándolos.

Tim Cook tuvo que aguantarse la risa en la Keynote

Llegaron las 19:00 hora española (las 10:00 en Cupertino) y Tim Cook empezaba la Keynote como con prisas, casi sin saludar mientras dábamos un trago al agua que humedecía la garganta para casi dos horas de directo en YouTube, nos encontramos con un iPad. Sí, precisamente el iPad que tantos analistas prometían que no veríamos durante esta Keynote. Y si fuera el iPad Pro dices: «bueno, vamos allá», pero nada más lejos de la realidad, Apple apostaba por el iPad de 10.2 pulgadas, su producto más básico de la gama iPadOS que recibe una nueva cámara FaceTime de 122º y 12MP junto con mejoras en el software.

Acto seguido, casi sin digerir que «emosido engañado», Apple nos mete por la escuadra un iPad Mini que viene a ser en resumidas cuentas una suerte iPad Air en miniatura de 8,5 pulgadas, con conectividad 5G completa y el Touch ID directamente en el botón de power. Sí, hablamos precisamente de ese iPad Mini que un día antes estos analistas aseguraban que no saldría hasta finales de año y que estaba siendo estudiando por la compañía de Cupertino. Llevábamos a penas quince minutos de Keynote y ya nos estaba estallando la cabeza, nos temíamos lo peor, y así fue.

Lo siguiente fue un Apple Watch, y menudo Apple Watch. Era justo el Apple Watch que los vendehumos llevaban meses asegurándonos que no iba a salir. Ni sensor de temperatura, ni un nuevo y radical diseño que lo equipara a la gama de productos iPhone, ni mucho menos tecnologías avanzadas de medición. El nuevo Apple Watch Series 7 es en esencia una ligera evolución del Apple Watch Series 6 en cuanto al panel frontal, minorando los bordes y doblando la pantalla, algo que Apple ya ha practicado en otros dispositivos y sabe hacer bien.

Seguimos para bingo con el iPhone 13 y su gama, aquí al menos acertaron en algo, pero bueno, teniendo en cuenta que las ligeras mejoras sólo se han visto reflejadas en un notch un 20% más delgado, el módulo de cámaras con mejor captación de luz y una pantalla con tasas de refresco de 120 Hz para el panel de los modelos «Pro», tampoco es que vayamos a ponerles una medalla. Eso sí, se les fue la mano con el Always On Display, otra promesa que cayó en agua de borrajas durante la Keynote. En serio, probablemente Tim Cook tuvo que grabar cientos de tomas porque se le escapaba la risa.

No perdáis la fe, que ahora viene el One More Thing, que me lo ha dicho Steve Jobs. Circulaban los créditos por la pantalla como si de la cortinilla de Star Wars se tratase mientras nos mostrábamos ojipláticos esperando ese fantástico anuncio, los AirPods de tercera generación.

La culpa es nuestra, pero eso es bueno

Sí, y no me pongo colorao para decirlo. La culpa es mía, porque yo también le di un voto de confianza a estos analistas norteamericanos que nos dan tantas visitas, que me ilusionan como a cada uno de vosotros, porque el que suscribe estas líneas no es más que un seguidor de Apple, en mayor o menor medida, pero que come en la misma mesa que ustedes. A mi también me engañaron, con el agravante de que fui parte de su negocio, de forma involuntaria pero consentida, sin intención pero con culpa.

Y así llegó el día 15 de septiembre, la resaca de la Keynote y los comentarios de nuestro grupo de Telegram (únete, ya somos más de 1.100 usuarios) señalaban a la Keynote como una de las más decepcionantes.

Y ahora os voy a convencer de por qué todo esto es bueno. Es una gran noticia que Apple lleve la contraria a los analistas nos guste o no, esto significa que Apple ha vuelto por fin a la senda del secretismo y el trabajo bien hecho, sin importar lo que digan los vendehumos y marcando su propio camino. Esto es, ha sido y será siempre enseña de Apple, y gracias a la Keynote de este año, la próxima Keynote será más especial, será como las de antes, porque no sabemos lo que puede suceder.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   xavi dijo

    El articulo es fantástico.
    Debería de añadir que la culpa no es de quien lo dice. Si no de todas las paginas web que recogieron dichos rumores, que NO son noticia.
    La culpa es de extenderlo.
    También he de decir que esta Keynote ha sido creo que de las más grandes decepciones en años, por no decir la peor de todas.
    Creo que ha sido la única Keynote de Apple en la que en NINGUN dispositivo se ha añadido algo nuevo .
    Ha sido una keynote en la que en todos los dispositivos lo único que han hecho han sido mejoras ya vistas. NADA NUEVO.
    No creo que haya sido casualidad. Honestamente creo que esta Keynote ha sido fruto, ni más ni menos , de una pandemia que ha afectado al flujo de trabajo de Apple. Lo normal.
    Todo ha sido más de lo mismo. Nada nuevo. En ningún dispositivo.

  2.   Dag dijo

    Yo lo veo así, hay años en que la presentación y las mejoras son decepcionantes, tengamos en cuenta que no cada año va a llegar toda una revolución en tecnología. Por desgracia, o por suerte porque acabaríamos saturados, eso solo sucede cada ciertos años.

    A ver si la del año que viene es la buena.