La Unión Europea podría utilizar la API de Google y Apple frente al COVID-19

Hace unos días se hizo público el acuerdo al que llegaron Apple y Google, dos de las más grandes multinacionales tecnológicas de todo el mundo. El objetivo común estaba claro: intentar frenar el contagio entre individuos del conocido ‘Coronavirus’ COVID-19 haciendo uso de la potencia informática y el despliegue de dispositivos con los que cantan sus sistemas operativos: Android e iOS. El desarrollo de la API avanza, así como también lo hacen las diversas opiniones de los países de todo el mundo en torno a la utilización de la misma. Según las últimas informaciones, la Unión Europea podría utilizar la API para controlar los contagios por COVID-19 en todo su territorio.

Haciendo uso de la tecnología para frenar al COVID-19

La Unión Europea anunció hace unas semanas el comienzo del conocido proyecto PEPP-PT (Plataforma Tecnológica Panaeuropea de Preservación de la Privacidad). Una herramienta que tenía como objetivo el mismo que lo tiene la API desarrollada por Google y Apple: utilizar la tecnología para determinar los contactos entre los individuos y avisar en caso de que cualquiera de los contactos estuviera infectado por COVID-19.

Sin embargo, las últimas informaciones aportadas por Reuters, altos cargos de la Unión Europea y del propio proyecto PEPP-PT podrían estar de acuerdo en hacer uso de la API de Google y Apple. Ya que «podría ayudar a acortar el camino hacia la implementación». Ya que el objetivo es lograr una herramienta rápida, segura y eficaz lo antes posible.

Más allá de la tecnología empleada por estas supuestas aplicaciones están sobre la mesa otras dos cuestiones. En primer lugar, el dilema sobre si la aplicación debería de ser única o si por el contrario debería de haber tantas aplicaciones como países hay. En segundo lugar, la problemática relacionada con la privacidad y la defensa de los datos del usuario frente a este tipo de tecnología. Hay que recordar que esta API permite la detección de contactos mediante la conexión Bluetooth de los terminales.

Incluso estando de acuerdo en que la privacidad ha de ser el elemento principal de esta herramienta aún siguen surgiendo divergencias. Lo que preocupa ahora es dónde se almacenarían los datos de estos usuarios. Algunos países son partidarios de centralizar toda la información en servidores comunes. Mientras que otros, como los fundadores de la API, optan por la descentralización para proteger la privacidad del usuario.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.