Los problemas de la carga inalámbrica: Ineficiencia y desgaste de la batería

Los cargadores inalámbricos se han convertido en una parte imprescindible para muchos de nosotros. La comodidad que otorgan es irrefutable, sobre todo para largos periodos de carga, por ejemplo en la mesita de noche a diario. Esto los ha convertido en un accesorio especialmente interesante y que no dejamos de recomendar.

Sin embargo, en la carga inalámbrica no es oro todo lo que reluce. Los cargadores inalámbricos siguen teniendo problemas de ineficiencia y ahora en verano son especialmente contraproducentes. Hablemos un poco de la carga inalámbrica, ya sabemos el lado bueno pero… ¿y el malo?

Son altamente ineficientes

Allá por 2017 Apple decidió por fin incluir la carga inalámbrica en el iPhone X y en el iPhone 8, algo que todos agradecimos. Desde entonces se ha mantenido en todos los nuevos lanzamientos de la compañía de Cupertino, incluso a pesar de que la propia Apple no ha sido capaz de lanzar un cargador inalámbrico específicamente desarrollado para los productos del entorno de la manzana. Sin embargo, recientemente en OneZero han llevado a cabo un estudio bastante revelador en cuanto al rendimiento de estos cargadores. Es evidente que a nadie le preocupa demasiado cuánto consume un cargador de pared de nuestro iPhone.

Pero quizás la cosa cambia si te digo que cargar el iPhone con el cable Lightning tiene una tasa de eficiencia del 95%, mientras que un cargador inalámbrico puede caer por debajo del 47% en muchos casos. Esos son los resultados del estudio, y es que mientras que un Google Pixel 4 cargado de 0% a 100% mediante cable consume aproximadamente 14,26 Wh, en las mismas condiciones el consumo eléctrico a través de un cargador inalámbrico se eleva hasta los 21,01 Wh. Con el resto de pruebas se ha llegado a una media estimada de que el cargador inalámbrico consume 0,25 Wh más de media que su rival cableado.

El calor, un mal compañero del cargador inalámbrico

Los cargadores inalámbricos, como hemos dicho anteriormente, sufren la pérdida de gran parte de la energía a través del calor que producen. Quizás al no tenerlo en la mano mientras se carga, no te has percatado, pero la realidad es que cargar el iPhone a través de un cargador inalámbrico suele elevar el dispositivo a unas temperaturas similares a las que alcanza cuando lo estamos utilizando de forma intensiva a la vez que lo cargamos con cable. Esto en verano llega a provocar que muchos usuarios se encuentren que sus dispositivos han dejado de cargar al 80% después de haber estado toda la noche cargando.

Esto se debe a que el iPhone con sus sensores de temperatura toma la determinación de pausar la carga con la intención de mantener los niveles de temperatura de la batería por debajo de los límites. En resumidas cuentas, es común, especialmente en verano, que tu iPhone haya dejado de cargar de forma inalámbrica debido a los riesgos que entraña tener el dispositivo a altas temperaturas durante un tiempo prolongado.

Perjudicial para la batería

Decir que la carga inalámbrica es perjudicial para la batería de forma genérica sería practicar demagogia. La realidad es que tanto por cable como a través de carga inalámbrica debes tomar una serie de precauciones y responsabilidades a la hora de cargar tu dispositivo, así evitarás un desgaste notable de la batería y por tanto incrementarás la vida útil del dispositivo. Sin embargo, si es cierto que la carga inalámbrica, acompañada del desconocimiento de los usuarios, puede provocar el envejecimiento prematuro de la batería e incluso circunstancias peligrosas para la estabilidad del dispositivo.

Someter de forma sistemática al dispositivo a altas temperaturas es uno de los factores más determinantes en el desgaste de la batería. Por ello, es importante que siempre elijamos un cargador inalámbrico de marcas reconocidas, y en el caso del iPhone al menos apostar por tecnologías de cargas de potencia inferior. Quiero decir, es absurdo apostar por un cargador inalámbrico «rápido», cuando la finalidad de estos cargadores siempre es mantener un sistema de carga prolongado. Por tanto, desde mi opinión estrictamente personal tras años de reviews y pruebas, no puedo recomendar ningún cargador inalámbrico de más de 5W salvo que este cuente con un sistema de refrigeración activa.

Recomendaciones para usar la carga inalámbrica

Lejos de desaconsejar el uso de la carga inalámbrica, yo cuento con cargadores Qi tanto en mi mesita de noche como en mis puestos de trabajo, y es que conociendo sus limitaciones y con unas pautas de uso bien marcadas, el cargador inalámbrico se convierte en un fiel compañero de batallas. Estos son algunos de los consejos que te puedo dar al respecto de los cargadores inalámbricos.

Carga optimizada

  • Usa siempre un cargador con certificación «Qi».
  • Compra siempre cargadores de marcas reconocidas como Samsung, Moshi, Xtorm o Belkin (por ejemplo).
  • Evita la carga inalámbrica si el puesto de carga recibe incidencia directa de luz solar.
  • Evita la carga inalámbrica en habitaciones donde se alcancen temperaturas superiores a los 26 grados.
  • Intenta evitar los cargadores inalámbricos «rápidos».

Otra nota interesante a tener en cuenta cuando utilizamos de forma habitual la carga inalámbrica es tener activado el sistema de «carga optimizada» que todos los dispositivos iOS tienen integrado. Se puede activar así:

Artículo relacionado:
Qué es y para qué sirve la carga optimizada del iPhone

Si por cualquier razón deseas activar o desactivar la carga optimizada sigue la siguiente ruta: Ajustes > Batería > Salud de la batería y desactivar Carga optimizada de la batería. Es importante saber que la carga optimizada viene activada por defecto en iOS 13 y que entra en acción cuando el iPhone lleva un período prolongado de tiempo conectado a una fuente de alimentación.

Si sigues al pie de la letra estas recomendaciones y tienes claro cuáles son las limitaciones de los cargadores inalámbricos vas a poder mantener en buen estado el salud de la batería de tu iPhone durante más tiempo. De este modo te evitarás una degradación prematura y mejorarás el rendimiento del mismo. Lo cierto es que estos son aspectos de los que se habla poco por lo general, pero que son sumamente interesantes a tener en cuenta.

Si bien la carga inalámbrica es la opción más cómoda, sin duda tiene puntos muy a favor, pero nunca debemos olvidar los puntos en contra.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.