Análisis del Magic Keyboard para iPad Pro: acercándose peligrosamente al MacBook.

Aquellos que querían que el iPad se terminara convirtiendo en un MacBook están viendo sus sueños cumplidos con los últimos pasos que está dando Apple. El nuevo Magic Keyboard, un teclado retro iluminado con trackpad y con un mecanismo de doble bisagra realmente maravilloso, hace que el espacio entre el iPad Pro y el MacBook sea prácticamente inapreciable.

Apple da pasos cortos y además va despacio, muy despacio en ocasiones, pero tiene su destino muy claro, y avanza de forma imparable hacia él. El mejor ejemplo de ello lo tenemos con el iPad Pro, que en 2018 recibió el USB-C para poder conectarle periféricos convencionales, abandonando el conector Lightning que sigue manteniendo en el resto de dispositivo iOS. En 2019 separó iPadOS de iOS, de modo que los iPad ya tenían un sistema operativo propio con características diferentes a las de iOS. En 2020 llegaba la compatibilidad con ratón y trackpad tras el lanzamiento de iOS 13.4, y Apple aprovechaba para lanzar un nuevo teclado: Magic Keyboard.

Un teclado retroiluminado con teclas convencionales (mecanismo de tijera) y con un trackpad integrado. Un sueño para cualquiera hace apenas unos meses que se ha hecho realidad. Y además lo ha hecho como Apple sabe hacer las cosas, porque se pueden hacer muchas fundas teclado, pero sólo Apple ha pensado en una que haga que el iPad “flote” sobre el teclado, con un mecanismo de doble bisagra que te enamora desde el primer momento que lo ves, y que cuando lo pruebas te deja con una sonrisa en la cara. Y lo mejor de todo es que es compatible con el iPad Pro 2018, todo un detalle.

Un teclado como el de un MacBook

Apple ha hecho justo lo que tenía que hacer: dotar al iPad del mismo teclado que tienen sus MacBook. El “antiguo” teclado Smart Keyboard tiene muchas ventajas, como su ligereza y delgadez, pero la experiencia al escribir no entra en esas ventajas, más bien todo lo contrario, aunque te terminas acostumbrando a esas sensación de pulsar teclas tipo “burbuja”. Pero cuando vuelves a usar un teclado convencional te das cuenta de que esas es la sensación que buscas. Este nuevo Magic Keyboard te ofrece la misma sensación que teclear en tu MacBook Pro, con el mecanismo de tijera que Apple acaba de recuperar tras la mala experiencia de los teclados mariposa.

Un teclado con el mismo tamaño de teclas, con el mismo recorrido, con el mismo sonido al teclear… y lo mejor de todo, con la misma retroiluminación que la del MacBook. El sistema de retroiluminación además se regula según la luz ambiental que capta el iPad, y además te ofrece la iluminación adecuada para cada situación. Si quieres regularlo podrás hacerlo desde los ajustes de iPadOS, aquí no hay botones dedicados para esta función. Tampoco hay botón para apagar la iluminación, pero realmente no es necesario porque el teclado se apaga cuando levas unos segundos sin usarlo, por lo que si vas a ver una película en la oscuridad, el teclado no te molestará.

Y es que una de las carencias de este teclado es una barra de función en la parte superior, con los clásicos botones para regular el volumen, brillo de la pantalla, etc. Y una tecla Escape, que sólo te das cuenta de lo necesaria que es cuando no la tienes. Siempre podemos remapear teclas desde los ajustes y configurar (por ejemplo) el bloqueo de mayúsculas para que se comporte así. También podemos aprendernos los interminables atajos de teclado para hacer muchas tareas y así ahorrar tiempo, pero recuerda que muchos no son los mismos que en macOS. Mi amado cmd+Q para salir de una app aquí es cmd+H. No pasará mucho tiempo hasta que me equivoque en macOS en lugar de en iPadOS.

Trackpad Multi-Touch

La excusa de este nuevo Magic Keyboard ha sido su trackpad. Apple ha aprovechado la inclusión de este elemento para rediseñar completamente su teclado, y ha cambiado tantas cosas que parece que el trackpad es lo de menos, cuando realmente es el elemento diferenciador más evidente. Y es que el trackpad pasa pronto a un segundo plano, debido a que no es nada sorprendente. No nos equivoquemos, es un trackpad excelente que ya lo quisieran muchos portátiles de alta gama, pero acostumbrado al trackpad con Force Touch de mi MacBook este trackpad me parece anticuado, porque el listón de los trackpads en Apple está muy alto, y este se queda un poco por debajo.

Su funcionamiento es perfecto, pudiendo hacer click en cualquier lugar del trackpad con una respuesta instantánea, así como la posibilidad de hacer gestos con uno, dos y tres dedos. Insisto, un sueño para cualquiera que haya probado los lamentables trackpads que suelen tener los portátiles de la competencia… pero el hecho de que sea un trackpad mecánico hace que tengamos que ponerlo un peldaño por debajo. Seguramente el grosor del teclado habrá sido un factor limitante, pero es Apple, hay que exigir lo máximo siempre.

Insisto: es una delicia usar el iPad para moverte entre aplicaciones, escritorios, seleccionar celdas en Excel o texto en Word, salir de una app o lanzar la multitarea. Los gestos son muy similares a los que estamos acostumbrados a usar en macOS, aunque hay algunas diferencias. Creo que iOS 14 pulirá este apartado con nuevos gestos y alguna variación de los actuales, como el que hay que hacer para Slide Over, el que menos me convence de todos los gestos.

Un diseño robusto y pesado

La calidad de construcción del Magic Keyboard es elevadísima. Una vez has fijado el iPad a la funda teclado usando los imanes de ambas piezas todo parece que fuera un único elemento. Si se lo das a alguien que no tenga ni idea de lo que es un iPad Pro ni un Magic Keyboard le resultaría imposible saber que realmente son dos piezas. Y sin embargo la facilidad con la que puedes retirar tu iPad y volver a colocarlo es sorprendente. Y qué decir de las dos bisagras que permiten los movimientos para abrir y orientar el iPad hacia ti. Parece mentira que algo tan básico pueda darte una sensación de perfección tan absoluta. Abrir el iPad, inclinar la pantalla entre los 90 y 130 grados que se permiten, cerrar el iPad, son movimientos tan perfectamente calibrados y con una precisión tan absoluta que los primeros minutos que utilizas el Magic Keyboard los dedicas simplemente a esto.

 

El iPad Pro “flota” sobre el teclado, pero no lo hace de cualquier manera, lo hace como si fuera un bloque único con la funda y el teclado, sin la más mínima holgura. Y si modificas las inclinación apenas un par de grados, volverás a tener la misma sensación de bloque único. No hay posiciones marcadas, sólo un máximo y un mínimo, y en medio de estos dos cualquier otra posición es posible. El conjunto iPad Pro + Magic Keyboard es perfecto para escribir encima de tus piernas, o al menos tan perfecto como lo es cualquier portátil. Para lo que no es perfecto es para usar el Apple Pencil, ya que no permite colocar el iPad plano en una superficie. Sí, puedes quitar el teclado y usar el iPad sobre la mesa para tomar notas o dibujar con tu Apple Pencil, pero me hubiera gustado que fuera de otra manera.

Pero todo esto tiene un precio, y es que este teclado tiene un peso superior al del propio iPad Pro. El Magic Keyboard para el iPad de 12,9 pulgadas tiene un peso de 710gr, mientras que el propio iPad Pro pesa 641gr. En conjunto pesan 1.310gr, que es un poco más de lo que pesa un MacBook Air 13” y un poco menos de lo que pesa un MacBook Pro 13”. Estamos hablando de unos portátiles realmente ligeros, por lo que esto no es el más mínimo problema. No debemos olvidarnos de que este teclado lo que pretende es “convertir” tu iPad en un portátil. Si quieres usarlo para ver películas o juegos, mejor cómprate una funda convencional, mucho más barata y ligera.

También pagamos el precio del grosor, aunque no mucho más que el anterior Smart Keyboard. Pero teníamos claro que queríamos un teclado mecánico, retroiluminado y con un trackpad, y que además fuera un conjunto sólido. Me recuerda a esos tres círculos con las palabras “barato, rápido, bien hecho” que un amigo arquitecto me recuerda cada vez que tiene la mínima oportunidad. Hay cosas que se les debe exigir a Apple que las mejore, pero hay otras que son físicamente imposibles hasta que se demuestre lo contrario. Lo que sigue sin cambiar respecto al Smart Keyboard es la poca protección que ofrece al iPad, ya que los bordes siguen quedando completamente libres. Claro, si además queremos mayor protección el grosor sería mayor, sólo hay que mirar el Logitech Slim Folio Pro para hacernos una idea.

Smart Connector, marcando la diferencia

No hemos hablado de batería, ni de conectividad, porque no hace falta hablar de nada de eso. El Magic Keyboard utiliza el Smart Connector situado en la parte trasera de tu iPad Pro para funcionar, usando la batería de tu iPad, y transmitiendo la información necesaria de esta misma forma. Esto consigue que los movimientos del Trackpad y la escritura ocurran sin el más mínimo retardo, y la conexión Bluetooth la tienes disponible para cualquier otro accesorio que quieras conectar. También tienes libre el conector USB-C del iPad Pro, ya que el Magic Keyboard tiene un USB-C con el que puedes recargar el iPad Pro, permitiendo la conexión de un micrófono, disco externo o cámara de fotos a la vez que lo cargas sin necesitar ningún dock o similar. Este USB-C del Magic Keyboard sólo permite la carga del iPad Pro, no la conexión de ningún otro dispositivo.

Opinión del editor

Apple ha demostrado con su nuevo Magic Keyboard que sigue siendo única a la hora de diseñar productos que nos dejen con la boca abierta. Una calidad de construcción excelente para una funda-teclado que como teclado y trackpad no sólo aprueba sino que consigue una nota de sobresaliente, que usa el Smart Connector para poder olvidarnos del Bluetooth y de otra batería más que recargar, y con un mecanismo de apertura e inclinación del iPad que te deja enamorado desde el primer minuto. Pero hay que pagar un precio elevado, y no sólo me refiero a los 399€ que cuesta el modelo de 12,9 pulgadas (339€ el modelo de 11”) sino al aumento de peso y grosor del conjunto. Pero si usas tu iPad Pro como si fuera un portátil, este precio se paga con esfuerzo pero también con gusto.

MAgic Keyboard
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
339 a 399
  • 80%

  • MAgic Keyboard
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño
    Editor: 90%
  • Solidez
    Editor: 100%
  • Teclado
    Editor: 90%
  • Calidad-Precio
    Editor: 70%

Pros

  • Diseño y calidad de construcción excelentes
  • Teclado retroiluminado y trackpad
  • Smart Connector, sin batería ni bluetooth
  • Inclinación regulable 90-130 grados

Contras

  • Pesado y grueso
  • Sin fila de teclas de función
  • No permite colocar horizontal sobre la mesa
  • Precio elevado

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.