No hay nada bueno en que Apple haya quitado el cargador

Cargador Apple

Vivíamos en directo la presentación de la nueva gama iPhone 12 en nuestro canal de YouTube cuando desde Cupertino informaban de una buena noticia: Sus planes de seguir mejorando el planeta y reduciendo sus emisiones de CO2. Lamentablemente esto fue acompañado de una muy mala noticia: Los nuevos iPhone de Apple no incluirán el cargador.

Sin embargo, este movimiento de Apple es más polémico que ningún otro, dejando atrás la eliminación del Jack de auriculares o la utilización del puerto Lightning. Apple ha cometido un enorme error eliminando el cargador de los iPhone y es algo que afecta negativamente a los usuarios.

Las razones que esgrime Apple

Según la compañía de Cupertino actualmente hay más de 2.000 millones de sus cargadores alrededor e todo el mundo, todo ello si contar los cargadores de terceros fabricantes, es decir, hablamos puramente de datos que ofrece la compañía. De hecho, muchos de los que estáis aquí leyendo este artículo ahora mismo tendréis varios de estos repartidos por casa.

Otra de las razones esgrimidas es que eliminando el cargador y los EarPods se ahorrará un importantísimo espacio, tanto es así que se les permite almacenar un 70% más de dispositivos si lo comparamos con la caja del iPhone 11, por poner un ejemplo.

Por poner una comparativa fácil de comprender, Apple lo explica así:

Así Apple ahorra 2 millones de toneladas métricas de emisiones de carbono cada año, lo que equivale a sacar de la carretera a 450.000 coches cada año

Sin duda el dato es impactante, aunque comparar teléfonos y accesorios con vehículos pueda sonar algo demagogo, todo dependerá del punto de vista desde el que se mire. De hecho, el discurso de la compañía de Cupertino casa perfectamente con sus políticas de reciclaje y funcionamiento habitual, como cuando en su día ya incluyó embalajes biodegradables o compostables en sus cajas.

Almacenar estos iPhone con un 70% más de espacio disponible sin duda ayuda mucho a la compañía a evitar emisiones en el transporte, la empresa podrá transportar los mismos iPhone pero utilizando muchos menos aviones, trenes o camiones, lo que sin duda es un beneficio notable a nivel de emisiones.

Las contradicciones

Vamos a empezar por lo más básico. Está claro que la compañía de Cupertino tiene cierto compromiso a nivel medioambiental, al menos así lo exterioriza en determinadas situaciones. Sin embargo, no difiere mucho de su posición en cuanto a determinadas tragedias como el terremoto en Haití o las inundaciones de Nueva Orleans.

Apple Store Hong Kon

Mientras tanto, la compañía de Cupertino radica en un país como Estados Unidos de América y jamás se ha posicionado acerca de la decisión del Gobierno norteamericano de no firmar el Protocolo de Kyoto. Pero no sólo eso, Apple fabrica también y desde hace mucho tiempo en China.

Artículo relacionado:
Los mejores cargadores USB-C que puedes comprar para el iPhone 12

China se encarga precisamente el 26,6% de las emisiones de gases que afectan al «efecto invernadero», seguida muy de cerca por Estados Unidos de América, muy lejos ambas de continentes como Europa en cuanto a las estadísticas. Está claro que es más fácil enfrentarse a los usuarios que a los gobiernos.

El problema del cable Lightning

Como bien sabemos, mientras que en el iPad Pro, iPad Air y MacBook la compañía de Cupertino ha apostado por el USB-C, la conexión más versátil de las disponibles. Sin embargo, en el iPhone sigue empecinada en utilizar el puerto Lightning.

Así es como el iPhone sigue utilizando el Lightning a pesar de que ya el año pasado en la gama Pro el iPhone incluyó un cable USB-C a Lightning junto con un cargador compatible. No sucedió lo mismo con el iPhone 11 del año pasado, que incluía un cable USB-A a Lightning junto con el clásico adaptador de 5W con puerto USB-A estándar.

De hecho, incluso el nuevo Apple Watch Series 6 sigue incluyendo un cable USB-A para su carga, algo que es realmente incoherente. Sí, está claro que habrá 2.000 millones de cargadores ahí fuera, pero al menos 1.900 millones no son ni tan siquiera compatibles con el cable que incluye el iPhone 12 en su caja.

Esto nos lleva inevitablemente a pensar una cosa: Apple te quiere crear la necesidad de adquirir un nuevo cargador USB-C. Sin embargo, una «ventaja» por llamarlo de algún modo de que dispongamos de puerto Lightning es que vamos a poder usar nuestro veterano cargador de 5W para realizar una lenta y afable carga. Y ahora me pregunto, si realmente quisiera contaminar menos, ¿no debería tener un puerto USB-C que te permita no adquirir nuevos productos?

Lo mismo sucede con el hecho de que el mismo día que Apple decide eliminar el cargador de la caja, te invite a adquirir un adaptador MagSafe cuyo coste es notablemente superior y que claramente por sus elementos y dimensiones será mucho más contaminante que un simple cable USB-C a Lightning. En definitiva, esta es otra de esas hilarantes incoherencias de Apple.

¿Realmente era necesario?

Seamos sinceros, los usuarios no tiran sus cargadores si funcionan correctamente. No voy a negar que muchos de nosotros no podamos tener dos o tres cargadores en un cajón, algo que por cierto nos viene de lujo para tener uno en casa, otro en el trabajo, otro en la cocina… Algo que me parece una ventaja.

Por tanto, en realidad no estamos produciendo «basura» dado que no nos deshacemos de ellos, algo que sí hacen muchos usuarios con sus teléfonos móviles mientras siguen funcionando, como cuando se te rompe la pantalla y el coste de reparación es tan absurdamente caro que te compensa comprarte otro nuevo.

Sirvan estas líneas para dejar algo claro, no estoy en contra de que Apple tome medidas para cuidar el planeta, no soy un negacionista del cambio climático, y tomo las medidas que considero necesarias en mi día a día para contribuir en la causa. Sin embargo, no creo que Apple deba colgarse una medalla que realmente pertenece a los usuarios, somos nosotros los que vamos a sufrir las consecuencias de su decisión, y nadie nos ha consultado.

Esto no es como cuando Apple adoptó el puerto Lightning en lugar del USB-C, esto no es como cuando Apple eliminó el Jack de auriculares, aquí Apple no ha sabido marcar bien los tiempos.


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   GABRIEL TAMBAL dijo