Nuevo Symfonisk, arte y buen sonido reunidos en un producto

IKEA y Sonos colaboran de nuevo en la creación del nuevo Symfonisk, un original altavoz que a la vez es un cuadro y que además de decorar tu estancia tiene toda la calidad y prestaciones de un altavoz Sonos.

Con la idea de camuflar sus altavoces en objetos habituales dentro de una casa, IKEA y Sonos lanzaron hace un par de años una estantería y una lámpara que nos sorprendieron por su díseño y por ser los altavoces Sonos más asequibles hasta ese momento. Dos objetos decorativos que albergaban altavoces inalámbricos con toda la calidad que caracteríza a una de las marcas más importantes del sector, Sonos. Este verano es el turno de un nuevo altavoz con la misma filosofía, pero esta vez en lugar de objetos de mobiliario se han decidido por meter el altavoz en un cuadro.

Un cuadro

Como cuadro, cumple con su cometido. Está disponible en dos colores (blanco y negro) con un diseño moderno que posteriormente se puede cambiar por algunos de los otros frontales que IKEA tiene disponible en su web. Es un punto a su favor el poder cambiar el lienzo cuando te canses del que tienes sin tener que cambiar el altavoz completo, pero seguro que sería mejor aún poder personalizarlo con fotos o diseños propios, sin embargo eso no es posible ni sabemos si lo será en un futuro. Cambiar el diseño es cuestión de unos pocos segundos, como podemos esperar de un producto de IKEA.

Podemos colgarlo de la pared, o podemos colocarlo sobre alguna superficie. Tanto el accesorio para colgarlo como las patas de goma si preferimos ponerlo encima de algo están incluidas, así como un largo cable de 3 metros y medio de longitud que nos hará que podamos usar casi cualquier enchufe que tengamos en la habitación. El cable está recubierto de balón trenzado y es de color blanco, incluso en el modelo negro, seguramente para disimularlo mejor en la pared. El altavoz además incluye un espacio para guardar el cable sobrante, una idea tan sencilla como brillante.

Soy un enemigo de los cables visibles, sólo tengo los imprescindibles, así que desde el primer momento sabía que este altavoz iría colocado sobre alguna superficie para poder ocultar el cable. Reconozco que ese es un problema muy personal que seguramente a la mayoría no os importará lo más mínimo. Otra gran idea de IKEA ha sido la de incluir la posibilidad de alimentar otro altavoz desde una toma situada en este mismo altavoz, para así no tener que buscar otro enchufe. Ese cable que conecta los dos altavoces directamente se tendrá que comprar por separado.

Una vez colocado no existe ningún elemento que pueda darte pistas acerca de la función real de este cuadro. No hay controles visibles, no hay logotipos llamativos ni nada por el estilo. Sólo el cable (en caso de que se vea) podrá delatarlo, o cuando esté en funcionamiento. Entre la estantería, la lámpara y el cuadro, sin ninguna duda el más camaleónico es este último.

Un altavoz

Sonos dispone de un amplio catálogo de altavoces, donde los Sonos One pueden considerarse como la referencia en la que el resto de la gama se compara, con altavoces mejores que los One y otros peores. Cuando analizamos los anteriores altavoces es Symfonisk de IKEA, también en colaboración con Sonos, comentaba que la estantería Symfonisk (99€ de precio)  sonaba algo peor que un Sonos One, y la lámpara sí tenía un sonido equiparable. Pues este cuadro Symfonisk tiene un sonido mucho más cercano a la lámpara (y al Sonos One) que la estantería.

Artículo relacionado:
Análisis de los altavoces SYMFONISK de IKEA y Sonos

Sonos se caracteríza por unos sonidos muy equilibrados, aunque después puedes personalizarlos con el ecualizador que se incluye en la aplicación para iPhone. Este cuadro Symfonisk cumple esta premisa, con bajos, medios y agudos que se comportan de forma muy adecuada en cualquier tipo de música. Al igual que ocurre con los Sonos One o los otros altavoces Symfonisk, para una habitación grande, mucho mejor utilizar una pareja de altavoces que se pueden enlazar en estéreo para un sonido que llene mejor la habitación. Al igual que el Sonos One, no tenemos ni Bluetooth ni entrada auxiliar, únicamente conexión WiFi y Ethernet.

Salvo que no es posible instalar un asistente (Amazon o Google Assistant), el resto de prestaciones de Sonos permanecen intactas en estos Symfonisk de IKEA, y eso es una gran noticia. Multiroom, pares estéreo, compatibilidad con AirPlay 2, incluso posibilidad de utilizarlos como satélites de un Sonos Beam o Arc para configurar un Home Cinema en tu salón. Todo lo que puedas hacer con un Sonos One, lo puedes hacer con un Symfonisk. Menos utilizar asistentes virtuales, como antes os indicaba. Aunque si tienes un Amazon Echo puedes configurarlo para que la música se reproduzca en tu Sonos, así que ni tan mal.

La aplicación Sonos es muy completa, con opciones de ecualización. Es compatible además con cualquier servicio de música en streaming que conozcas, pudiendo usar la misma aplicación para escuchar Apple Music, Spotify, Deezer o lo que prefieras. Todas tus listas de reproducción, preferencias… las encontrarás en la App Sonos en cuanto enlaces tus cuentas en los ajustes de aplicación. Como usuario únicamente de Apple Music no la utilizo, pero si usas varios servicios, te resultará muy interesante.

Opinión del editor

Con todas las prestaciones que caracterizan a los altavoces Sonos y una calidad de sonido prácticamente indistinguible de un Sonos One, este nuevo Symfonisk  oculta un buen altavoz bajo la apariencia de un cuadro a un precio muy interesante. Ya sea para usarlo solo, en pareja, o como un elemento más de todo tu equipamiento Sonos, este Symfonisk no te defraudará por sonido a pesar de que su precio no es barato: 199€ en IKEA (enlace)

Symfonisk
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
199
  • 80%

  • Symfonisk
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño
    Editor: 80%
  • Prestaciones
    Editor: 90%
  • Calidad sonido
    Editor: 90%
  • Calidad-Precio
    Editor: 90%

Pros

  • Prestaciones y calidad Sonos
  • AirPlay 2
  • Diseño original
  • Posibilidad de emparejar y agrupar

Contras

  • No Bluetooth ni entrada de audio
  • El cable puede resultar “molesto”

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.