Qué es el miniLED que podrían tener los próximos iPad y Mac de Apple

Tras abandonar las pantallas LCD en los modelos más top del iPhone, Apple podría dar un paso similar en las pantallas de sus iPad y Mac, pero parece que en esta ocasión no sería usando las pantallas OLED sino una nueva tecnología denominada miniLED que cuenta con unas características propias que las convierten en más adecuadas para estos dispositivos de mayor tamaño. ¿Qué es el miniLED? Os lo explicamos a continuación.

Ya pudimos hablar con Xavi Mestre, un seguidor muy activo y que participó en nuestro Podcast Daily (enlace) que dedicamos a este tema. Para completar la información y hacerla accesible a todos, no sólo a los seguidores del podcast, nos ha ayudado a redactar un artículo en el que explicamos de forma muy sencilla lo que debes saber sobre este nuevo tipo de pantallas.

La retroiluminación es el gran cambio

Para empezar, vamos a desgranar a grandes rasgos cómo funciona un panel LCD LED y como han evolucionado durante los últimos años. En estos paneles,  los píxeles, para poder encenderse, deben de ser iluminados por la parte posterior. Para ello, se suele usar un LED blanco (de ahí el nombre). Los paneles LCD LED tienen una gran calidad visual y colorimetría, pero también tienen un gran problema:  tener la imposibilidad de poder mostrar un negro puro, dado que siempre acaban teniendo algún tipo de luz residual en la parte posterior. Esta luz residual en la parte posterior hace que los píxeles negros se acaben viendo en un gris muy oscuro y esto también tiene otros efectos: limita el contraste, reduce los ángulos de visión y muestra unos colores menos vivos, más apagados.

Para intentar mitigar esta carencia, la industria ideó una mejor manera de retroiluminar los píxeles, que no era otra que colocar más cantidad de LEDs en diferentes zonas de la pantalla. Con esto conseguían iluminar sólo las zonas que eran necesarias y dejar apagadas aquellas en las que había que mostrar un negro puro. Esto también mejoraba el contraste y llevó a tecnologías de retroiluminación muy efectistas tales como el Full Array LED o más recientemente el QLED, que no dejan de ser en esencia el mismo sistema. Estos sistemas consiguen colocar detrás de la pantalla un número elevado de LEDs (entre 100 y 500) que permiten regular de forma mucho más efectiva el apagado y por lo tanto, mejorar activamente el contraste y poder apagar cada LED para conseguir así un negro sin esa luz residual.

El futuro inmediato pasa por el miniLED

El miniLED es a grandes rasgos una gran evolución de la iluminación posterior de los paneles LCD LED de toda la vida, donde ahora en lugar de tener 15-100-300-500 LEDS que iluminan el panel, se pueden llegar a implementar más de 15000 que pueden atenuarse individualmente para así mostrar mejor colorimetría, mejor contraste y conseguir un negro más profundo. Es cierto que queda lejos de los 8.294.400 puntos de luz que dan los paneles 4K OLED, donde cada pixel es capaz de encenderse o apagarse por sí solo.

Una gran ventaja de estos paneles miniLED es que nos libramos de otros problemas inherentes a la tecnología OLED, como son la degradación de los diodos orgánicos de luz y el más que probable quemado/retención por larga exposición de imágenes recurrentes (aquí entrarían los menús de apps o programas que se muestran de manera continua en la pantalla durante toda la jornada de trabajo).

El siguiente paso es el microLED

La evolución natural de la tecnología miniLED es el microLED, actualmente con unos elevados costes de producción que impiden su uso en dispositivos como los que estamos hablando, pero que consiguen colocar tantos LEDs como píxeles hay en pantalla, de modo que se equipara al OLED, cada pixel tiene su propia iluminación, pero sin los problemas ocasionados por el OLED. Pero esto es algo que aún tardaremos en ver.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.