Qué podemos hacer con el puerto USB-C del nuevo iPad Pro 2018

Hace algo más de una semana, los chicos de Cupertino presentaron oficialmente lo que es la nueva generación del iPad Pro, una nueva generación que nos ofrece como principal atractivo el cambio de la conexión lightning a USB-C, abriendo así el número de posibilidades que inicialmente nos ofrecía este dispositivo sin hacer uso de adaptadores.

Desde prácticamente la primera generación de iPad, siempre y cuando pasáramos por caja, podíamos conectar cualquier tipo de dispositivo a nuestro iPad, pero gracias a la llegada de la conexión USB-C estos caros accesorios han comenzado a formar parte de la historia más reciente de Apple. Si todavía no tienes claro, que tipo de dispositivo podemos conectar a nuestro iPad Pro con conexión USB-C, a continuación te sacamos de dudas.

USB-C en el iPad Pro

La conexión USB-C del iPad Pro hace prácticamente lo mismo que la conexión lightning, pero sin hacer uso de adaptadores, adaptadores que deben ser aprobados previamente por Apple para recibir la certificación MFI y poder así integrar el correspondiente chip de encriptación, un chip que contribuye a que los precios de estos dispositivos sean más elevados.

La conexión USB-C ha sido adoptada rápidamente en los dos últimos años por la mayoría de fabricantes de dispositivos. Gracias a llegada de la conexión USB-C y según afirma Apple en su página web, este puerto del iPad Pro, disponible únicamente en los modelos de 11 y 12,9 pulgadas de 2018, podemos:

  • Cargar el iPad Pro
  • Cargar otros dispositivos
  • Conectar pantallas externas.
  • Conectarse a ordenadores
  • Conectarse a otros dispositivos
  • Reproducir audio y crear contenido

Cargar el iPad Pro

El nuevo iPad Pro llega de la mano de un cargador de 18w con conexión USB-C, lógicamente, que nos permite cargar de una forma mucho más rápida el dispositivo que en anteriores modelos.

Cargar otros dispositivos

Además del iPhone, a través de la conexión USB-C del iPad Pro, también podemos cargar otros dispositivos, una función ideal para cuando nuestro iPhone, u otro modelo de smartphone, anda algo justo de batería. En el caso del iPhone, es necesario que nos hagamos con el cable de lightning (iPhone) a USB-C (iPad Pro), un cable que tiene un precio de 25 euros para el modelo de un metro y 39 euros para el modelo de 2 metros.

También podemos cargar nuestro Apple Watch, siempre y cuando volvamos a pasar por caja y nos hagamos con el cable de carga para este dispositivo con conexión USB-C que la compañía con sede en Cupertino lanzó recientemente y que tiene un precio de 35 euros.

Conectar a pantallas externas

Si conectamos nuestro iPad Pro a una pantalla externa, podemos ver vídeos en HDR10, reproducir presentaciones, editar documentos en Pages, disfrutar de nuestros juegos favoritos y mucho más (casi lo mismo que ya podíamos hacer con el adaptador de lightning a HDMI). Hay que tener en cuenta que al conectar el iPad Pro a un monitor, este no funciona como una pantalla secundaria, sino que refleja todo el contenido que se muestra en la pantalla del iPad. Si queremos utilizarlo como segunda pantalla, necesitaríamos de una aplicación que nos permitiera realizar esa función, algo que de momento no está disponible.

Si tienes un monitor con conexión USB-C / Thuderbolt puedes conectarlo directamente a través de un USB-C. El iPad Pro utiliza el protocolo DisplyaPort para soportar conexiones hasta 5k de resolución. Hay que tener en cuenta que los monitores con Thuderbolt 3, como los LG UltraFine 4k y 5k no son compatibles con el iPad Pro. Si quieres utilizar un cable de calidad, Apple pone a nuestra disposición su propio cable. Si se nos escapa de precio, Belkin pone a nuestra disposición una opción más que interesante.

También es posible conectar el iPad Pro a un monitor con conexión HDMI, pero nos encontramos con una limitación de que la resolución máxima será de 4k a 60 Hz. Además, tenemos que hacer uso de un cable certificado HDMI 2.0 si queremos sacarla el máximo partido. El iPad Pro únicamente puede transmitir sonido Dolby Digital Plus a través de este tipo de conexión, no Dolby Atmos.

Conectar a ordenadores

¿Realmente vamos a conectar nuestro iPad Pro al ordenador? Si conectamos nuestro iPad Pro al ordenador, además de poder cargar de una forma mucho más lenta nuestro dispositivo, también vamos a poder sincronizar nuestros datos y hacer una copia de seguridad a través de iTunes, si todavía sigues utilizándolo. También podemos hacer uso de aplicaciones como iMazing para navegar por el contenido de nuestro dispositivo.

Si no disponemos de un equipo con conexión USB-C, tendremos que pasar nuevamente por caja para comprar el correspondiente cable, un cable que los chicos de Belkin nos ofrecen por 29,99 euros.

Conectar otros dispositivos

Además de ordenadores y monitores, la conexión USB-C del iPad Pro nos permite conectar un gran número de dispositivos y accesorios. De esta forma, podemos conectar nuestra cámara digital o un lector de tarjetas para importar las imágenes a nuestro equipo o utilizarlo como mesa de mezclas. Además, también podemos conectar hubs, teclados, dispositivos MIDI y micrófonos incluyendo dispositivos de almacenamiento externo para importar fotografías y vídeos, además de adaptadores Ethernet.

Reproducir audio y crear contenido

Aunque el iPad Pro ya no tiene la toma de auriculares de 3,5 mm, el adaptador USB-C a 3,5 mm de Apple (se vende por separado por unos 9 euros) poder seguir disfrutando de los auriculares con cable en el nuevo iPad Pro. Si tienes los auriculares con un conector USB-C, puedes usarlos con el iPad Pro sin necesidad de un adaptador.

También podemos utilizar el puerto USB-C para conectar accesorios y bases de audio con este tipo de conexión, incluyendo interfaces de audio y dispositivos MIDI (MIDI es utilizado normalmente por profesionales de audio para conectarse a una amplia variedad de instrumentos musicales electrónicos, ordenadores y dispositivos de audio relacionados).

El futuro es la conexión USB-C

A pesar de que Apple sigue siendo reticente a la hora de adoptar la conexión USB-C en el iPhone, una vez más se demuestra que el motivo no es otro que la cabezonería de querer utilizar un cable propietario que nos ofrece una serie de limitaciones que se han visto ampliamente superadas con el nuevo estándar USB-C.

El iPad ha sido el primer dispositivo en adoptar esta tecnología dentro del ecosistema móvil de Apple. Esperemos que el próximo dispositivo sea el iPhone, aunque si tenemos en cuenta las razones o motivos de Apple que supuestamente tendrá para no hacerlo, y que a la mayoría se nos escapan de las manos, puede que el esperado cambio no llegue hasta dentro de unos años.

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:

Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch


Categorías

iPad Pro, Noticias

Desde principios de los 90, cuando llegó a mis manos el primer ordenador, me ha apasionado todo lo relacionado con la tecnología e informática y en especial los productos de Apple

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.