Una Semana con el iPhone SE: La Añoranza por las Cuatro Pulgadas

iPhone SE color gris espacial

La última joya de la corona de Apple, el iPhone SE, lleva poco más de una semana a la venta en Estados Unidos y, en Actualidad iPhone, lo hemos estado probando a fondo durante todo este tiempo, para brindaros un análisis en profundidad de nuestra experiencia con el “viejo formato”.

Sabíamos, de antemano, que el iPhone SE es un teléfono con potencia, ya que en su interior esconde una arquitectura muy simular a la del iPhone 6s. Pero, ¿qué tal rinde en el día a día con uso habitual? ¿Resulta cómodo? ¿Se hace extraño dar un paso atrás y volver a las cuatro pulgadas después de estar acostumbrados a los formatos del iPhone 6s y 6s Plus? ¿Qué tal resulta su rendimiento? Es hora de responder a todas estas preguntas.

La ergonomía: Ese principio del que nos hemos alejado

Frontal del iPhone SE

El mercado de smartphones a nivel internacional muestra una tendencia hacia pantallas con formatos que sobrepasan las 5 pulgadas. La surcoreana Samsung fue una de las primeras fabricantes en aventurarse con este tipo de teléfonos, de la mano de la serie Galaxy Note. Apple decidió contraatacar con dos iPhones con formatos que dejaban atrás las cuatro pulgadas. Sin embargo, la firma californiana es consciente de que las cuatro pulgadas todavía tiene todavía admiradores y no solo en países emergentes. España podría ser uno de esos países en los que el iPhone SE encontraría un mercado interesante.

¿Os acordáis de aquellos tiempos en los que la ergonomía lo era todo? El iPhone SE está aquí para recordarlo. Cuando Apple dio el salto a las 4,7 pulgadas y a las 5,5 pulgadas perdimos, en parte, ese principio. El iPhone SE se siente muy cómodo en las manos. Se acabó eso de tener que estar utilizando ambas manos en todo momento. Con las cuatro pulgadas podemos responder a las llamadas entrantes, escribir mensajes y navegar con una sola mano.

Otro punto positivo es que no tendremos que recurrir a incómodos estiramientos de dedos para abarcar toda la pantalla. Según uno de los anuncios de Apple en el lanzamiento del iPhone 6, el dedo pulgar debería ser suficiente para abarcar perfectamente el ancho y el largo de las 4,7 pulgadas, lo cual es una verdad “a medias”. Sí, es cierto que podemos hacer el recorrido de la pantalla con el dedo pulgar, pero a base de estirarlo de una manera un tanto incómoda. También ponemos en peligro a nuestro iPhone, con grandes posibilidades de que se nos acabe cayendo de las manos y más teniendo en cuenta que el diseño del iPhone 6s es bastante resbaladizo. Que el iPhone SE salga despedido de tus manos es una misión que resulta más complicada.

Resulta un tanto extraño dar el salto de las 4,7 pulgadas a la pantalla del iPhone SE. En este sentido vivimos un proceso de adaptación similar al que experimentamos cuando tuvimos que actualizar al formato del iPhone 6 y del 6 Plus. En un principio la navegación te resultará cómoda, pero prepárate para batallar con el teclado. Los caracteres están más condensados y tus dedos están acostumbrados a moverse de manera diferente. Cometerás más de un error al escribir. En mi segundo día de uso con el teléfono, ya estaba acostumbrado al teclado compacto, aunque todavía me patinaba alguna que otra letra. Nada que el autocorrector no pudiera corregir. Otro elemento al que te costará acostumbrarte en un principio será la distribución de aplicaciones en la pantalla de inicio.

El peso es un elemento del que no nos podemos olvidar. El iPhone SE es ligero. Pesa 113 gramos frente a los 143 de su hermano mayor, otro factor que ayuda a que el teléfono resulte más cómodo en su manejo y que sin duda alguna llamará la atención de algún que otro comprador.

Por último, y no menos importante, echaba de menos esconder en el bolsillo de mi pantalón un teléfono que no sobresaliera o abultara tanto de largo. A veces me olvido de que llevo mi SE en el bolsillo.

Ausencia de brillo en la pantalla

iPhone 6 y iPhone SE

Un aspecto que todavía no me acaba de convencer en el caso del iPhone SE es el brillo de la pantalla. Mientras que su formato me resulta muy cómodo, a la pantalla le hace falta una mejora.

Llama mucho la atención la diferencia de brillo que existe en la pantalla del iPhone SE con respecto a la del iPhone 6s. El teléfono de cuatro pulgadas es mucho menos brillante. Para explicarnos mejor, poned vuestros iPhone 6/6s en modo ahorro de batería. Dejad el teléfono con la pantalla encendida, pero no lo toquéis durante un rato. Unos segundos más tarde veréis cómo la pantalla reduce brillo de manera automática, para prolongar la autonomía del dispositivo. Pues bien, el iPhone SE es como si se encontrara en ese estado catártico de modo ahorro de batería en todo momento. En el iPhone SE se da un paso atrás en este aspecto. Este factor, sin duda alguna, ayuda a ampliar la batería del dispositivo en el día a día.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que al volver a las cuatro pulgadas, damos un paso atrás en la visualización de contenido multimedia. Los formatos de 4,7 y 5,5 pulgadas fueron bien recibidos entre aquellos usuarios que disfrutan a la hora de consumir vídeo y juegos en sus teléfonos. Este tipo de usuarios prefieren las pantallas grandes. En las cuatro pulgadas echamos en falta una pantalla más amplia a la hora de ver vídeos de nuestros álbumes, de YouTube o incluso de Facebook. Si para ti esto es importante, piénsatelo dos veces antes de dar el salto al iPhone SE.

El diseño anacrónico: No recomendable para los amantes de “lo último”

iPhone 6s vs iPhone SE

Es lo que menos me gusta del iPhone SE. Su diseño aporta algo diferente en el día a día, tras un año y medio con el iPhone 6 y 6s, pero realmente resulta un tanto anticuado.

Seamos realistas, pongamos fechas y estudiemos la situación actual del mercado. El diseño del iPhone SE tiene cuatro años. Fue en septiembre de 2012 cuando se presentó el iPhone 5, con un aspecto similar. En un entorno en el que los diseños de los teléfonos suelen actualizarse cada año o cada dos años, el SE es una máquina del tiempo que nos devuelve a la etapa del iPhone 5. El color gris espacial, el que hemos tenido en nuestras manos, se vuelve aburrido. Sinceramente, echo de menos ese negro original del iPhone 5 que tan bien lucía, pero que tan fácilmente se desgastaba. El negro fue un desastre en ese sentido, pero le sentaba bien al teléfono de la manzana mordida. En la parte frontal, el Touch ID se diluye con el botón home, algo que al menos no ocurre con las otras tonalidades disponibles (plateado, oro y rosa oro).

La parte trasera sigue siendo el punto más débil en este apartado. El estilo es continuista, con esas dos franjas negras de vidrio y la parte central metalizada. Seguramente tengamos que esperar a la llegada del iPhone 7 para que Apple presente un teléfono con un cuerpo uniforme, sin extrañas bandas que rompan con el estilo del teléfono por el mero hecho de que haya que sortear otro tipo de obstáculos (los que presentan las antenas del teléfono).

Los laterales, en sí, no me disgustan. Las esquinas varían ligeramente con respecto al iPhone 6s: son menos redondeadas y más pronunciadas. Las bandas negras laterales localizadas en la parte superior e inferior del dispositivo le sientan mucho mejor al iPhone SE que las bandas grises al iPhone 6s. Y es cómodo recuperar, en este formato, el botón de encendido/bloqueo de pantalla en la parte superior del terminal. Con tan solo estirar el dedo índice tenemos dicho botón al alcance.

En la parte trasera encontramos el grabado “SE”, la denominación a esta nueva saga de iPhones que se aleja del aparente fracaso del iPhone 5c, y que parece partir de cero  acompañado de nueva estrategia. Justo debajo de este grabado encontramos datos del diseño y fabricación del dispositivo, pero afortunadamente, y gracias a las últimas leyes de Estados Unidos, desaparecen los horribles logos que antes veíamos plasmados en el iPhone 5 y 5s que hacían referencia a la aprobación de la Federal Trade Comission en EEUU, de la Unión Europea y datos relativos a su reciclado.

El Caballo de Troya de Apple

iPhone SE

Los griegos dejaron en las puertas de la ciudad de Troya un inofensivo caballo como un regalo y una manera de poner fin a la guerra con los troyanos. Lo que no sabían los ciudadanos de Troya es que lo importante se encontraba en el interior de ese caballo. Un ejército griego se escondía en este inmenso regalo para atacar y hacerse con la ciudad. Así se recoge este mito. El iPhone SE es el Caballo de Troya de Apple.

¿A qué se debe esta analogía? Simplemente al hecho de que el iPhone SE, sin duda alguna, esconde toda su importancia en el interior. El teléfono presenta una apariencia familiar, pero con una estructura muy potente. Y con este Caballo de Troya, la compañía aspira a adentrarse y conquistar esos mercados emergentes que todavía le quedan pendiente. En China lo ha conseguido, pero el iPhone 5c no tuvo el éxito esperado en otros territorios. Y parece ser que la penetración del iPhone SE no será tan sencilla en la India, pero lo cierto es que la firma californiana lo tiene más fácil que nunca. No solo con potencia se vence en los mercados, sino que también con el precio, un asunto que trataremos más adelante.

Las aplicaciones se mueven a la misma velocidad que en el iPhone 6s, gracias a ese chip A9 con arquitectura de 64 bits y al procesador M9. ¿Os acordáis de ese momento en el que Apple presentó los procesadores de 64 bits y algunos de sus competidores se mofaban de su estrategia? A estos no les quedó más remedio que rectificar y en la última generación de iPhone vemos cómo el A9, en combinación con esta estructura, se desata todo el potencial del dispositivo. Algo que también se nota en la autonomía. El chip A9 y la lente de la cámara trasera del iPhone SE nos permiten grabar vídeos con calidad 4K (cuatro veces superior a la calidad de Alta Definición). Captar vídeos con esta resolución y editarlos a través de iMovie (la app gratuita de Apple para edición y montaje de vídeo) es toda una gozada. iMovie ayuda a cubrir las necesidades básicas, pero su navegación resulta un poco más complicada en un teléfono que presenta una pantalla tan compacta. Tendremos más facilidad de edición en otros dispositivos iOS compatibles, como el iPhone 6s, iPhone 6s Plus o iPad Pro.

El iPhone SE aguanta perfectamente un día completo de uso habitual, todo un logro teniendo en cuenta que no recuerdo cuándo fue la última vez que mi iPhone 6s resistió a todo un día de uso normal sin tener que recurrir a más de una carga de emergencia. En mis dos primeros días de uso con el iPhone SE, la batería no llegó al final del día, pero siendo justos, le di un uso bastante intenso al dispositivo (más de lo habitual, para poner a prueba su procesador, cámara, grabación y edición 4K, etc.). El resto de los días, en los que he utilizado el teléfono tanto para uso personal, como para el trabajo, el rendimiento ha sido mejor. Sin embargo, sigo insistiendo en que Apple debe innovar en el departamento de batería. Sí, la batería del iPhone SE, con capacidad de 1642 mAh, rinde mejor con respecto a la batería del iPhone 6s (con 1715 mAh), pero los competidores de Apple consiguen mejores marcas en este apartado (el Samsung Galaxy S7 ya integra una batería de 3.000 mAh).

En cuanto a Touch ID, Apple ha reducido costes y ha implementado la primera generación del lector de huellas. ¿Quejas? Absolutamente ninguna. He hecho ya hasta 20 pruebas de velocidad de desbloqueo del iPhone SE junto al iPhone 6s y apenas se nota la diferencia de velocidad. Recordad que Touch ID generó gran cantidad de críticas positivas en su primera aparición por su gran efectividad. En la semana que llevo utilizando el teléfono apenas he notado diferencia a la hora de desbloquear el terminal. Sí que se aprecia un poco más de dificultad a la hora de reconocer la huella cuando tienes la mano un poco húmeda, pero no es un factor que debería echar para atrás a un comprador. El iPhone SE sigue siendo uno de los smartphones más seguros del mercado.

No nos olvidamos de la cámara. La lente trasera de 12 megapíxeles ofrece la misma calidad que la lente del iPhone 6s. Y el flash “truetone” te deja igual de ciego en fotos nocturnas. El problema de las fotos con entornos de escasez de luz sigue siendo que el flash de Apple solo consiga centrarse en el sujeto de la foto y no en el resto. Como resultado obtenemos un sujeto bien enfocado, pero el resto un tanto difuminado. La cámara del Samsung Galaxy S7 le da diez vueltas a la del iPhone 6s en ese apartado. La lente delantera desciende de los 5 megapíxeles a los 1,2 megapíxeles. Una vez más, un elemento que no tiene máxima importancia (apenas se nota a la hora de realizar videoconferencias por FaceTime).

El iPhone SE integra la opción de captar fotos en movimiento (Live Photo), pero recordamos que esta herramienta ocupa el doble de espacio. Recomiendo utilizarla solo en casos específicos y llamativos.

Por último, una ausencia en el iPhone SE, y poco importante, es la de 3D Touch. Esta tecnología no se echa en falta en ningún momento. Es más, en mi iPhone 6s no llego ni a recordar cuándo fue la última vez que la utilicé. Me resulta más rápido y cómo dirigirme al lugar de la app al que estoy intentando acceder, que comenzar ese juego con la pantalla. Tanto si has utilizado 3D Touch alguna vez en tu vida, como si no, no lo echarás en falta en el iPhone SE de Apple.

iOS 9. La conjunción perfecta

iphone 6 con iPhone SE

En la historia de Apple, software y hardware siempre han ido de la mano y haciendo buena pareja. En este caso, este matrimonio va bien de la mano. El M9 junto a Siri hacen una pareja envidiable. Éste es el primer teléfono de bajo coste de Apple que permanece siempre a la escucha, esperando a nuestros comandos dirigidos al asistente de voz. Una herramienta perfecta para la vida cotidiana y que a nivel personal utilizo varias veces al día para guardar recordatorios, configurar alarmas, comprobar el calendario y el tiempo o para poner en marcha el cronómetro a la hora de cocinar o estar preparado para cuando acabe la lavadora. Un simple, “Hey Siri” (“oye Siri”, en el caso español), despierta al teléfono de su siesta. Un aspecto que Apple ha sabido implementar a la perfección en sus productos, pero no nos olvidamos de que Motorola fue uno de los primeros fabricantes en implementar esta función. Cuando encendamos el teléfono por vez primera, tendremos que atraversar una serie de pasos para configurar el asistente de voz y que así responda inmediatamente al reconocer nuestro tono.

Éste no es el único portento del chip M9, que es capaz de medir con mayor precisión nuestra actividad física. Ideal para combinar con aplicaciones que cuentan nuestros pasos diarios y que guardan datos de nuestras carreras, a la hora de salir a correr. Si tienes un Apple Watch, entonces la combinación es perfecta.

El iPhone SE viene con iOS 9.3 instalado por defecto, así que tocará actualizar a iOS 9.3.1 nada más encender el teléfono. Las funciones que más he utilizado de iOS 9.3 en el smartphone ha sido la opción de añadir una doble capa de protección a las notas almacenadas y el Modo Noche (en este apartado suelo desplazar la barra a colores más bien fríos en vez de los cálidos, que parecen molestar más a mi vista en entornos de baja luminosidad).

Conclusiones: El mejor precio en la historia de Apple. ¿Me compro el iPhone SE?

iPhone SE parte trasera

El Caballo de Troya de Apple se adentra en el mercado ofreciendo su precio más atractivo en la historia de la compañía: 489 euros por el modelo de 16GB. Eso sí, recomendamos no cometer el error de adquirir un iPhone con esta capacidad tan ridícula (Apple, es hora ya de cambiar de estrategia). Seguramente en el iPhone 7 se deseche ya, de una vez, el modelo de 16GB y Apple comience partiendo de los 64GB. Es una cuestión de tiempo y más teniendo en cuenta los últimos aspectos innovadores de los smartphones de media y alta gama.

Si compras un iPhone de 16GB, tomas fotos en movimiento (Live Photos) y captas vídeo en 4K, en dos días ya tendrás ocupado todo el almacenamiento. Por ello, recomendamos comprar el modelo de 589 euros con 64GB de almacenamiento. El teléfono ya está disponible a la venta en España.

Si te has hecho con un iPhone 6 o 6s, el consejo es esperar. En septiembre tendremos nuevo smartphone de gama alta de Apple y todo apunta a que va a ver una renovación profunda a varios niveles. Recuerda que, si tienes pensado en revender tu iPhone 6 o 6s, lo aconsejable es hacerlo las semanas previas a la presentación del nuevo modelo, para que su valor no caiga en picado.

Sin embargo, si te encuentras en una generación más antigua y no quieres gastarte tanto dinero en un teléfono nuevo, entonces te animamos a adquirir el iPhone SE: es potente, cómodo y barato. No te arrepentirás de tu compra. Simplemente ten en cuenta los pros y contras que hemos destacado a lo largo de este análisis tras una semana de uso intenso.

Nota: El terminal para este análisis ha sido cedido, de manera temporal, por AT&T.

Pros

  • Formato compacto y manejable
  • Potencia interna
  • Es asequible

Contras

  • Pantalla poco brillante
  • La batería no mejora con respecto a competidores
  • El modelo de 16GB es insuficiente
Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:
Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch
iPhone SE
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
489 a 589
  • 80%

  • iPhone SE
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 12 de abril de 2016
  • Diseño
    Editor: 74%
  • Arquitectura
    Editor: 92%
  • Batería
    Editor: 87%
  • Calidad-Precio
    Editor: 96%


7 comentarios

  1.   Miguel dijo

    Que hagan un 5se plus

    1. Su tamaño entonces ya no tendría mucho sentido jeje Sería un iPhone 6s 😛

  2.   Rodrigo dijo

    Se me rompió mi 6 Plus, creo que iré por el SE y esperaré que salga el 7, no vale la pena comprar un 6s a esta altura no?

    1. Yo esperaría a que saliera ya el iPhone 7. Se aproximan cambios importantes.

  3.   Jon dijo

    Buenos días Pablo , 48 horas con el iPhone SE de 64 Gb.que ha venido con iOS 9.3, con uso normal, llamadas, Whapp, alguna foto , correo, etc.. y todavía 30 % de carga de batería , le veo muy bien en cuanto a consumo, no se si será por que es nuevo, antes de este iPhone SE, tenía un iPhone 4S , con Jail.. con iOS 8.4 y la diferencia de consumo es abismal , y no tenía muchas aplicaciones de Cydia , Activator,Infinidock, y poco mas.Un Saludo

  4.   IOS 5 Forever dijo

    Mi iphone 4s con ios 5.0 y jailbreak usando wifi, luego 3g, bluetooh, consultando correo, llamadas, despertador, música y navegación web; luego de dos dias la bateria estaba al 22%. Me pille un viaje y deje el cargador en casa.

  5.   javier dijo

    tengo un problema con mi iphone 4s no carga la bateria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *