Sonos Sub Mini, la guinda al pastel

Probamos el nuevo Sonos Sub Mini, el subwoofer que completa tu equipo de sonido para casa con unas prestaciones excelentes y un precio más contenido.

Sonos ha lanzado un nuevo subwoofer para ampliar su catálogo de productos, en el que ya se contaba con un subwoofer, Sonos Sub, cuyo tamaño y precio lo hacen inalcanzable para muchos. Este nuevo Sonos Sub Mini, como su nombre indica, es más pequeño y cuesta mucho menos, pero promete ofrecer una mejora en la calidad de sonido que complete tu sistema de sonido para tu hogar. ¿Merece la pena este nuevo modelo? Te lo contamos a continuación.

Características

El nuevo Sonos Sub Mini llega en dos colores, negro y blanco, como es habitual en Sonos. Es la única diferencia que vas a encontrar entre los dos modelos. El color blanco tiene el «túnel de viento» en negro, lo cual le da un contraste que estéticamente queda espectacular, aunque tengo que decir que por el color de mi sistema de sonido el negro me gusta más, que además es más discreto. Su tamaño de 23×30.5 cm junto a su forma cilíndrica permiten colocarlo casi en cualquier lugar, una gran ventaja frente al modelo convencional, mucho más grande y aparatoso. Dispone de unas patas de goma gruesas que hacen que sea muy estable y que no haya ningún tipo de vibración incluso a volúmenes altos.

Sonos Sub Mini

No hay mallas, orificios ni nada por el estilo, sólo ese túnel central donde se ubican los dos woofers de 15mm que se encargan de reproducir esos bajos que vamos a disfrutar. Cada uno de los dos altavoces tiene su amplificador clase D, y el conjunto nos ofrece una respuesta de frecuencia que baja hasta los 25Hz. Estamos acostumbrados a dispositivos de Sonos con diseños minimalistas, pero este llega a su máxima expresión, sin ningún tipo de LED que indique que está en funcionamiento, ni siquiera el logo de la marca es demasiado apreciable en la parte superior del cilindro. Sólo dispone de un botón en la parte trasera e inferior del altavoz, y en su base encontramos el conector para el cable del enchufe, y una conexión ethernet por si queremos conectarlo directamente al router. No es necesario, ya que dispone de conexión wifi de doble banda, la que uso en mi caso sin el mas mínimo problema.

Compatibilidad

Este Sonos Sub Mini está pensado para usarse junto a otros altavoces de la marca. ¿Qué altavoces son compatibles? Cualquier altavoz Sonos que no sea portátil. Es decir que podemos usarlo con cualquier Sonos excepto el Sonos Roam, Roam SL y el Sonos Move:

  • Sonos 5
  • Sonos One (Gen 1 y 2)
  • Sonos One SL
  • Sonos Play:1
  • Sonos Play:2
  • Sonos Play:3
  • Sonos Play:5 (Gen 2)
  • Sonos Arc
  • Sonos Arc SL
  • Sonos Beam (Gen 1 y 2)
  • Sonos Playbar
  • Sonos Playbase
  • Sonos Ray
  • Sonos Amp
  • Sonos Connect:Amp (Gen 2)
  • Altavoces IKEA SYMFONISK

Configuración

El proceso de configuración del Sonos Sub Mini es muy directo, como ocurre en todos los altavoces de Sonos. Al ser un altavoz que necesita de otros altavoces para funcionar, ya tendrás la aplicación de Sonos en tu iPhone y un sistema de sonido creado. Enchufa el Sonos Sub Mini, abre la app Sonos en tu smartphone y debería aparecerte automáticamente el Sonos Sub Mini para añadir a tu sistema. Así de fácil, así de directo. En caso de que no sea así, para eso está el botón que hay en la parte trasera del altavoz.

Aplicación Sonos

Los pasos para añadirlo al sistema son muy sencillos y la aplicación te lleva por el proceso de forma muy intuitiva, a lo que ayuda que está traducida al español. Una vez añadido poco más podemos hacer… sólo configurar el sonido TruePlay, algo que sólo pueden hace los usuarios de iPhone y que permite adaptar el sonido a la estancia en la que estás. Para ello primero te debes colocar en el sitio donde sueles sentarte para disfrutar del sonido, y después darte un paseo con la aplicación abierta por toda la habitación. Este proceso lleva unos dos minutos, y merece la pena que lo hagas para que el sonido sea de la máxima calidad posible.

Calidad de sonido

Mi sistema de sonido está formado por un Sonos Arc y dos Sonos One que funcionan como satélites. A pesar de lo que puede parecer, no es el mejor sistema para que el Sub Mini muestre todo su potencial. Sonos recomienda el Sub Mini con el Sonos Beam (1ª o 2ª gen) porque son las que menos bajos te ofrecen. La Sonos Arc es la barra de sonido más premium de Sonos, y la que mejor sonido te ofrece, incluidos los bajos. Por eso, a priori, es con la que menos se debe notar el añadir un subwoofer dedicado como el Sub Mini. De hecho Sonos te recomienda usar el Sonos Sub, sus mejor subwoofer. Pero la realidad es que incluso con esta «desventaja» el Sonos Sub Mini mejora mi sistema de forma más que evidente.

Sonos Sub Mini

A pesar de que siempre es difícil expresar cómo suena un altavoz escribiendo un artículo, en este caso me resulta bastante más sencillo. Seguro que conoces perfectamente la sensación de ir al cine a disfrutar una película de acción, cómo el sonido muestra esa potencia que incluso suena dentro de ti. Esa sensación interna es la que consigues con el Sub Mini, y eso es muy gratificante para cualquiera que busca tener en el salón de su casa un sistema de sonido que te ofrezca la experiencia de ver una película en una sala de cine. Sonos lo hace además con la nota de calidad de siempre, porque al contrario que otros subwoofers que ofrecen grandes bajos sin más, aquí no vas a notar que el suelo vibra ni que la cristalería de tu vitrina se mueve.

Con otros sistemas de sonido el volumen al que tienes que escuchar tus películas para conseguir una experiencia de sonido «potente» debe ser demasiado alto, tanto que al final nunca lo utilizas porque molestas al que está en la habitación de al lado, o al vecino. Esto no ocurre con mi sistema Sonos, que incluso con volúmenes normales tienes unos excelentes bajos que ofreciendo una experiencia excelente. Yo siempre tengo activa la opción de escuchar bien los diálogos que ofrece Sonos en su app, que realza las voces frente a otros sonidos, pues incluso con esa opción se nota la presencia del Sub Mini.

Para escuchar música el Sub Mini también es un gran añadido a tu sistema. Dependiendo de la música que te guste la presencia del subwoofer se notará más o menos, pero si quieres probar la potencia del subwoofer no tienes más que escuchar Acid Rain de Lorn o Royals de Lorde. La diferencia entre escucharlas sin el Sub Mini y con él es abismal. Y es que el subwoofer no sólo añade bajos, sino que elimina los bajos del resto de altavoces del sistema, que liberados de esa misión pueden mejorar el resto de frecuencias, ofreciendo uno sonido más rico y equilibrado.

Opinión del editor

El sonido siempre puede mejorar, y a pesar de que pienses que tu sistema de sonido es perfecto, nada más alejado de la realidad. Una barra de sonido siempre mejora la calidad de tu televisor, añadirle unos satélites para conseguir un mejor efecto surround es el siguiente paso, y aunque pienses que con eso ya tienes más que suficiente, como pruebes un Sonos Sub Mini ya no podrás pasar sin él. Gracias a la modularidad que Sonos nos ofrece, esto es posible hacerlo paso a paso con sus sistemas de Sonido. ¿Sería el último elemento a añadir? A mi parecer, seguro que sí. ¿Cuesta más que tu barra de sonido Sonos? Seguramente, pero lo añadiría sin ninguna duda. Puedes comprarlo en Amazon por 499€ en Amazon (enlace)

Sub Mini
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
499
  • 80%

  • Sub Mini
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño
    Editor: 90%
  • Sonido
    Editor: 90%
  • Comnfiguración
    Editor: 100%
  • Calidad-Precio
    Editor: 70%

Pros

  • Discreto y compacto
  • Configuración sencilla y directa
  • Compatibilidad con casi todos los altavoces Sonos
  • Inalámbrico

Contras

  • Precio elevado


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.