Apple patenta un sensor de gases tóxicos y ambientales para el iPhone y otros dispositivos

La salud para Apple está siendo un pilar fundamental de cara a lo usuarios. Gracias a dispositivos como el Apple Watch o todos los estudios que se están llevando a cabo gracias a la integración de kits de desarrollo como HealthKit están permitiendo mejorar la salud de los usuarios o al menos intentarlo.

La Oficina de Marcas y Patentes de EEUU ha liberado una serie de patentes de la gran manzana. En una de ellas podemos ver un sensor de gases tóxicos y ambientales que podrían introducirse en un futuro en los iPhone para poder avisar de altas concentraciones de un determinado gas o incluso de gases tóxicos como el monóxido de carbono. El sensor podría incluirse en otros dispositivos compatibles con HomeKit.

El iPhone del futuro nos podría salvar de altas concentraciones de CO

En la actualidad existen sensores de gases tóxicos como el monóxido de carbono que se pueden poner en las habitaciones de nuestras casas. Sin embargo, pocos son los sensores que pueden llevarse de forma inalámbrica o alejada de una fuente de alimentación que cumpla las funciones de un buen detector de gases.

La Oficina de Marcas y Patentes de EEUU ha publicado algunas de las patentes registradas por Apple. En una de ellas, la compañía registra un sensor de gases tóxicos y ambientales que se incluiría dentro de la categoría de “hogares inteligentes” e “Internet de las cosas”. Lo más importante de todo es que también se ha incluido dentro de la categoría “monitoreo de la salud”, lo que les permitiría introducir esta tecnología en sus dispositivos relacionados con la salud como el Apple Watch o incluso el propio iPhone.

A grandes rasgos, la tecnología patentada por Apple se basa en un dispositivo cuya base es de silicio con unos electrodos depositados sobre el sustrato, por encima, una capa de detección de gas que cubre los electrodos y, finalmente, una capa adsorbente que es capaz de filtrar determinados componentes de una mezcla de gases. Es decir, dejarían pasar ciertos gases (en este caso, los tóxicos) y avisaría mediante una alerta que se están elevando las concentraciones de dicho gas.

No se determina cómo sería la inclusión de este dispositivo dentro de un iPhone, pero si que apuntan a que la capa adsorbente podría incluirse dentro de las aberturas al exterior que dispone el iPhone, de forma que los gases entrarían en contacto con el sistema mediante el conector Lightning e incluso las ligeras aberturas de los botones de control de volumen. Es una patente un tanto compleja que no sabremos si Apple utilizará hasta que lo quiera/pueda incluir en alguno de sus dispositivos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.