El hackeo de Twitter comienza a esclarecerse: 130 cuentas atacadas

Twitter

El pasado 15 de julio Twitter sufrió un ataque coordinado y masivo en el que se vieron afectadas cuentas de usuarios de alto nivel. Estas personalidades, cuyas cuentas estaban verificadas, publicaron un mensaje en forma de estafa en la que se instaba a ingresar dinero a favor de obras benéficas, para ayudar en la pandemia, etc. bajo una transacción en criptomonedas. Días después del incidente, Twitter cominza a publicar datos: 130 cuentas atacadas. Por otro lado, aunque no es seguro, es probable que no todas las cuentas tengan comprometidas sus claves. Sin embargo, las consecuencias de este ataque ya comienzan a verse en la red.

El ataque a Twitter y sus consecuencias

El papel de Twitter tras el mayor ataque informático a su estructura es comenzar el control de daños y mantener informada a la sociedad. Es importante para la red social calmar las aguas y evitar que los usuarios teman de utilizarla. Sin embargo, no se puede esconder la trascendencia del ataque donde más de cien cuentas fueron atacadas. Además, el impacto no es sólo social sino económico, con más de 100.000 dólares recaudados por parte de los hackers en una maniobra perfecta haciendo uso de criptomonedas.

Twitter ha bloqueado cualquier cuenta en la que se haya intentado cambiar la contraseña en los últimos 30 días. Esto permite a la red social prevenir futuros ataques en caso de que los hackers estuvieran en la red desde hace, al menos, un mes. El proceso de recuperación de estas cuentas será lenta para asegurarse de que se brinda las nuevas credenciales al legitimo propietario.

Más allá de lo ocurrido es importante esclarecer cómo los hackers accedieron sin hacer uso de contraseñas. La hipótesis que se baraja es que lograron acceder con permisos de aministrador, lo que les permitió saltarse las credenciales para acceder a la información de estas cuentas, e incluso el poder de publicar tweets. Por otro lado, los mensajes directos no están cifrados de extremo a extremo, por lo tanto, pueden haber sido consultados una vez dento de la red.

Finalmente, fuentes cercanas a empleados de Twitter y de la Casa Blanca aseguran que la cuenta de Donald Trump cuenta con medidas de seguridad extraordinarias debido a otros intentos de hackeo que ha sufrido. Con esto se solventa una de las dudas que surgieron en la noche del 15 de julio donde esta cuenta con millones de seguidores y mucho impacto no fue hackeada.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.