iPad y MacBook, ¿cuándo merece la pena cada uno?

En los últimos meses, sobre todo con las mejoras constantes del iPad Pro, la compañía de Cupertino está insistiendo constantemente acerca de una especie de rivalidad entre el iPad y el MacBook. De hecho, Tim Cook parecía tener cierto interés en «matar» el ordenador personal en favor del iPad, a pesar de que ello ocurría precisamente en la época en que las tabletas empezaban a estancarse en el mercado. Si piensas adquirir un producto Apple para tu día a día puede que empieces a plantearte dudas entre el MacBook y el iPad, vamos a ayudarte haciendo una reflexión entre sus principales diferencias.

El iPad más barato también cuenta

El nuevo tamaño de 10,2 pulgadas del iPad 2019 y el hecho de que ahora podemos añadirle un teclado oficial en forma de funda bastante útil hace que incluso el iPad sea una buena apuesta para el uso diario como «ordenador personal». Sin embargo, para ser justos creo que deberíamos comparar la gama iPad Pro con toda la gama MacBook y dejar el iPad (2019) como alternativa a aquellos que realmente no quieren gastarse demasiado y al mismo tiempo no tienen unas pretensiones demasiado elevadas. Recordemos que el iPad (2019) ejecuta iPadOS en su última versión.

Sin embargo, carece de puerto USB-C, lo cual limita enormemente sus posibilidades. Sin embargo, este iPad cuenta con 3GB de memoria RAM, compatibilidad con el Apple Pencil y podemos encontrarlo desde 369 euros en puntos de venta como Amazon. Con esto nos referimos a que si tienes claro que el iPad tendrá conectividad limitada, podremos aprovechar su ligereza y enorme autonomía para labores básicas a la hora de consumir contenido, editar algo de fotografía y por supuesto gestión de tareas y ofimática. Un interesante dispositivo que podría acompañarnos día a día al instituto y la Universidad por menos de 400 euros, me parece sin duda mejor que las alternativas en ese mismo rango de precio que integran Windows 10.

La gama «Pro» ya es otra cosa

Cuando nos vamos al iPad Pro la cosa cambia. Tenemos dos opciones, de 11 y de 12,9 pulgadas, memorias entre 64GB y 1TB y lo más importante, un puerto USB-C que nos elimina cualquier tipo de limitación a nivel de conectividad. En este apartado, salvo en términos de cantidad, nos encontramos con un empate técnico con la gama MacBook Air y MacBook Pro, todos estos dispositivos dependen únicamente de sus puertos USB-C, por lo que las limitaciones las pondrán los adaptadores. Sin embargo, no debemos dejar de mencionar que el iPad Pro cuenta con versiones de 4GB y 6GB de memoria RAM (en función del almacenamiento seleccionado) por lo que se torna suficiente para el día a día.

Sin embargo, en términos de «utilidad» tampoco me parece justo comparar la gama iPad Pro con la gama MacBook Pro si hablamos de potencia bruta. Se ha demostrado que el iPad Pro es suficiente, pero el MacBook Pro va un poco más allá en rendimiento a la hora de editar vídeo o llevara a cabo tareas pesadas, sin olvidar nunca que macOS cuenta con ciertas aplicaciones a nivel de productividad que sacan mucha ventaja a iPadOS, muy verde todavía en este apartado.

La portabilidad también es importante

El MacBook en cualquiera de sus versiones no deja de ser un dispositivo pensado para estar posado sobre una base y mucho más complejo que el diseño del iPad. El MacBook Air, delgado y ligero por excelencia, ofrece un grosor en cerrado de 1,56 cm y un total de superficie de 30,41cm de largo. Por su parte, la versión más grande del iPad Pro (12,9″) tiene 0,59cm de grosor por 24,76cm de largo y 17,85cm de ancho, pero no nos olvidamos del peso, a penas 468 gramos para el iPad Pro y 1,25 Kg para el MacBook Air.

iPad Pro 2018

Si buscamos portabilidad, ligereza, comodidad y sobre todo poder utilizarlo de forma mucho más versátil (en la cama, en el sofá, en el metro…), el iPad Pro, incluso en su versión más grande ofrece mejores alternativas incluso al MacBook más delgado y ligero. Sin embargo, debemos mencionar que desde el punto de vista de la practicidad, el iPad Pro pierde enteros sin la funda Smart Keyboard, ya que utilizarlo sin un eje de apoyo y mucho menos sin un teclado es poco menos que una locura.

iPadOS Vs macOS

iPadOS ha sido la pequeña gran revolución de Apple en las últimas fechas, el sistema operativo del iPad se ha convertido en un pequeño sistema de escritorio totalmente funcional y con una de las mejores interfaces de usuario jamás vista, el híbrido entre MacOS e iOS que todos esperábamos. Sin embargo, encontramos la ausencia de gran parte de las aplicaciones centrada al desarrollo y la productividad que sí están presentes en macOS, aunque tenemos muchas alternativas, si pedimos algo más de profesionalidad, la dependencia de iPadOS puede verse truncada por la ausencia de software de calidad.

Por otro lado, macOS sigue siendo un sistema ligero, en constante desarrollo y sobre todo fiable. A pesar de que iPadOS ha crecido, todavía le queda trabajo por delante para ofrecerse como una alternativa seria a macOS y por tanto al MacBook. No debemos olvidar que algunas integraciones como el sistema de teclado y ratón de iPadOS siguen estando inmaduras y requieren algún retoque que puede convertirse en una pesadilla.

Entonces… ¿cuándo es mejor un iPad o un MacBook?

La clave va a radicar en las necesidades del usuario. Si estás pensando en consumir contenido, eres un estudiante que basa su desarrollo en la suite de Office, edición de fotografía, manejo de documentación y quieres un dispositivo versátil que te permitirá jugar, llevarlo fácilmente a donde quieras, conectividad sin límites gracias al USB-C y sobre todo una autonomía de infarto, el iPad en cualquiera de sus vertientes es tu alternativa.

Si tu trabajo depende de esta herramienta, buscas fiabilidad, mucho desarrollo a nivel de software y un producto fiable y de calidad que tiene a sus espaldas décadas de buena fama, el MacBook es tu equipo. También el precio es una piedra angular, si tu presupuesto se limita a 500 euros es mejor un iPad que un Macbook.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.