Windows Phone se rinde ante la supremacía de Android y iOS

Aunque ayer muchos de nosotros estábamos más pendientes de pillar una buena oferta en el Amazon Prime Day que de otra cosa, lo cierto es que se produjo un acontecimiento de gran importancia, no tanto por su impacto efectivo como por su significado: Microsoft echó el cerrojo sobre Windows Phone 8.1.

Nacido en el año 2010, durante años Windows Phone trató de luchar con la supremacía de los sistemas operativos móviles rivales, iOS y muy especialmente Android. Pero sus esfuerzos cayeron en saco roto, y aunque Windows 10 Mobile pareció traer nuevos aires de esperanza para la compañía, la realidad le ha sido adversa y hoy en día mantiene una cuota de mercado residual y un futuro más que incierto.

Windows Phone 8.1 nos deja para siempre

Hoy hacemos un pequeño hueco (muy pequeño, no sea que se nos acostumbren) a uno de los mayores rivales de Apple, Microsoft, y es que en el día de ayer la compañía con sede en Redmond dejó de dar soporte a Windows Phone 8.1, el sistema operativo móvil anterior al actual Windows 10 Mobile. Con ello, la “era Windows Phone” ha llegado definitivamente a su fin.

Cuando Microsoft lanzó Windows Phone en el año 2010, no se puede negar que un gran sector ajeno a la compañía también albergó esperanzas en el nuevo sistema operativo móvil. De hecho, en sus primeros tres años de vida logró convertirse en el tercer sistema operativo móvil del mercado sin embargo, la distancia respecto de sus dos grandes competidores, iOS y Android, era abismal, y no ha hecho sino aumentar con el paso del tiempo. Tanto es así que a principios de este año iOS y Android abarcaban un 99,6% de cuota de mercado conjunta.

Pero a pesar de las esperanzas depositadas en sus inicios, el sistema Windows Phone 8.1 continuó “desangrándose” y perdiendo cuota de mercado. Junto a la retirada de apoyo de los usuarios, también muchos desarrolladores comenzaron a dejar de estar interesados en la plataforma pues sus esfuerzos no se veían recompensados, así que optaron por abandonarla y centrar su trabajo en sistemas más lucrativos como los de Google y Apple.

Windows 10 Mobile, un intento en vano

Su sucesor, Windows 10 Mobile, supuso un soplo de aire fresco, y un importante salto cualitativo hacia adelante sin embargo, por el camino quedaron demasiados terminales que no podían ser actualizados, lo que ha ido alimentando el abandono por parte de usuarios y desarrolladores hasta reducir su cuota de mercado hasta la mínima expresión.

A día de hoy, Microsoft continúa vendiendo un número muy limitado de teléfonos inteligentes que funcionan con la nueva versión de su sistema operativo Windows 10 Mobile sin embargo, el sistema tan sólo ha recibido actualizaciones menores durante los últimos meses (las típicas correcciones de errores, mejoras de estabilidad y actualizaciones de seguridad). La razón principal parece ser el mayor enfoque de los de Redmond hacia la nube inteligente. Así, es normal que los usuarios continúen abandonando la plataforma.

De los pocos usuarios que siguen fieles a la plataforma móvil de Microsoft, el 73,9% sigue utilizando Windows Phone 8.1 frente a sólo un 20,3% que tiene Windows 10 Mobile. Lo más graves es que de ese 73,9%, una inmensa mayoría ya no recibirá actualización alguna, ni de seguridad, ni de correcciones ni mucho menos de nuevas funciones, quedando así abandonada a su suerte y, probablemente, aún más estimulada para dar el salto hacia la competencia. Si te encuentras en esta situación te aconsejamos que compruebes si puedes actualizar a Windows 10 Mobile y si es así, hazlo. Para ello debes descargar el asesor de actualizaciones.

Microsoft ya ha dejado de fabricar sus propios teléfonos inteligentes Lumia y según The Verge, los rumores sugieren que la compañía simplemente mantendrá Windows 10 Mobile hasta que el soporte para la plataforma finalice en 2018.

Tal y como señalan en algunos medios, podría decirse que Windows Phone es otra víctima del iPhone, y por supuesto, también de la oleada de smartphones Android que llegaron con posterioridad al mismo, sumándose a otras víctimas como Palm, BlackBerry o Nokia.

Los mejores accesorios para tu iPhone
¿Buscas una funda nueva para tu iPhone? ¿Un accesorio para el Apple Watch? ¿Quizás un altavoz Bluetooth? No te pierdas estas ofertas en accesorios y saca el máximo partido al móvil de Apple:
Fundas iPhoneAltavoces BluetoothAccesorios Apple Watch

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias que publicamos

Suscríbete

Categorías

Windows Phone

Jose Alfocea

Siempre con ganas de aprender, me encanta todo lo relacionado con la Historia, el Arte o el Periodismo y especialmente, las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

3 comentarios

  1.   Pablo Tejera dijo

    Me parece bastante tendencioso decir que Windows Mobile es una víctima de iPhone, teniendo en cuenta que mas del 80% del mercado móvil lo acapara Android.
    Y lo dice un usuario de Apple…

    1.    Jose Alfocea dijo

      Hola Pablo. Yo también soy usuario de iPhone, desde hace diez años. Pero en el texto no se afirma exactamente lo que tu dices sino que (copio y pego) “Tal y como señalan en algunos medios, podría decirse que Windows Phone es otra víctima del iPhone, y por supuesto, también de la oleada de smartphones Android que llegaron con posterioridad al mismo”. En esa frase se le concede una mayor importancia a “la oleada de smartphones Android” pero también se especifica que llegaron después que el iPhone. Es por ello que, teniendo en cuenta que el iPhone fue anterior a los móviles Android, “podría decirse que Windows Phone es otra víctima del iPhone” aunque, si hablamos de números, es evidente que hay muchísimos más smartphones Android que iOS.
      Si lees el texto con detenimiento comprobarás que no hay nada de tendencioso en esa expresión que NO afirma, sino que dice que “podría decirse”.
      ¡Un saludo!

  2.   Raúl dijo

    En cierta manera sí es una víctima del iPhone. Recordemos que el iPhone fue el primero en llegar, y estableció unas características “estándar” totalmente nuevas para lo que entonces era el mercado móvil: ausencia de teclado, apps, pantallas grandes… Si Android es como es y tuvo el éxito que tuvo es porque Google supo ver la oportunidad y hacerse a tiempo con la otra parte del pastel, la que Apple no iba a abarcar nunca: las gamas de bajo y medio coste.

    Microsoft llegó tarde a la fiesta y el pastel ya estaba repartido, así que sólo podían conformarse con unas migajas. Y quien quiere comer de un plato con migajas? Nadie. Bueno, nadie excepto Apple y Google.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *